18:30 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Una isla en el mar Mediterráneo

    Rusia ayuda a mejorar la situación en el sur del Mediterráneo

    © Sputnik / Alexei Danichev
    Política
    URL corto
    0 60

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia se esfuerza para mejorar la situación en la región del sur del Mediterráneo, declaró el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

    "Desafortunadamente, hoy en día el sur del Mediterráneo sigue siendo un foco de tensión internacional, una fuente de amenazas tan peligrosas como el terrorismo, la migración ilegal, el narcotráfico y el crimen organizado", dijo Lavrov en una entrevista con el periódico griego Efimerida ton Syntakton.

    Agregó que "debido al éxodo masivo de la población cristiana, se perturbó el equilibrio étnico-confesional".

    Según el ministro esta situación se debe a la intervención en los asuntos internos de los países de Oriente Medio y África del Norte.

    "Rusia está aplicando esfuerzos considerables para mejorar la situación en la región", dijo Lavrov.

    Añadió que, gracias a las medidas militares y diplomáticas rusas, se logró abatir a los terroristas en Siria, iniciar el proceso político y crear las condiciones para el regreso de los refugiados.

    Además —recordó el ministro— Rusia continúa contribuyendo a los esfuerzos para reconstruir las instituciones estatales, la integridad territorial y la soberanía de Libia.

    Relaciones ruso-griegas

    Asimismo Rusia espera que la visita del primer ministro griego, Alexis Tsipras, a Moscú permita que el diálogo entre los dos países vuelva a la normalidad, declaró Serguéi Lavrov.

    Tsipras visitará Moscú el 7 de diciembre por invitación del presidente ruso, Vladímir Putin.

    "Partimos de que sus conversaciones con el presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, permitirán que el diálogo bilateral vuelva a la normalidad", dijo Lavrov en la entrevista.

    Agregó que la segunda mitad de 2018 fue difícil para las relaciones bilaterales debido a la crisis política y diplomática que provocó una suspensión temporal del diálogo entre los dos Estados.

    Además: La visita de Tsipras a Moscú, ¿punto final en la crisis diplomática entre Rusia y Grecia?

    Subrayó que Rusia califica de oportuna y muy importante la visita del primer ministro griego a Moscú.

    "Estamos convencidos de que no hay obstáculos reales que torpedeen el desarrollo de las relaciones ruso-griegas", dijo el ministro.

    Añadió que Moscú y Atenas son capaces de intensificar los esfuerzos conjuntos para profundizar los lazos en todos los ámbitos, incluido el comercio, la economía y la inversión.

    Lavrov subrayó que Rusia sigue considerando a Grecia como un socio importante para mantener la paz y la estabilidad en Europa, en particular, en la región del Mediterráneo oriental y en los Balcanes.

    Tsipras planeaba viajar a Rusia en la segunda mitad de 2018, pero su visita se aplazó a causa de un desagravio diplomático entre Moscú y Atenas.

    En agosto Grecia decidió expulsar a dos diplomáticos rusos y prohibió a otros dos el ingreso al país, acusando a Moscú de supuestas acciones ilegales contra la seguridad nacional.

    Rusia refutó esos cargos y respondió de manera simétrica.

    También: Asesor de Tsipras: la visita del premier de Grecia a Rusia es prueba de amistad

    Luego trascendió que ambas partes realizaban consultas para restablecer las relaciones.

    Conflicto palestino-israelí

    Rusia continuará contribuyendo a la reconciliación palestina y la solución del conflicto palestino-israelí, declaró el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

    "Rusia seguirá aportando a la reconciliación interpalestina y la reanudación del diálogo entre las dos partes", dijo Lavrov.

    Subrayó que "la estabilidad en el Mediterráneo es poco probable sin una resolución justa del antiguo problema palestino de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Iniciativa de Paz Árabe".

    El diplomático también recordó que Moscú se ofreció para acoger una reunión de los líderes de Palestina e Israel.

    Desde el pasado marzo, miles de palestinos piden el retorno a las tierras de las que salieron en 1948, con la creación del Estado de Israel, y el fin del bloqueo que Israel aplica sobre la Franja de Gaza desde hace 11 años, cuando, al expulsar a su rival Al Fatá, del presidente palestino Mahmud Abás, Hamás se hizo con el poder en este territorio, un año después de ganar las legislativas.

    Te puede interesar: Jordania: "Sin solución a la crisis palestino-israelí no habrá paz en la región"

    Las tensiones entre los palestinos y los israelíes se agudizaron a mediados de noviembre, después de que una unidad especial del Ejército de Israel incursionase en Gaza para recopilar información y fuese descubierta por milicianos del brazo armado del movimiento Hamás.

    Tras este episodio las milicias palestinas dispararon 460 cohetes y proyectiles sobre Israel, que respondió con ataques contra 160 "blancos terroristas" en la Franja de Gaza.

    El intercambio de ataques se cobró la vida de siete palestinos y un israelí.

    La intervención de Egipto detuvo el enfrentamiento más intenso de los últimos cuatro años. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Serguéi Lavrov, Grecia, mar Mediterráneo, Rusia