19:00 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Las banderas de la UE y Turquía

    A la Unión Europea no le interesa romper las relaciones con Turquía

    © AP Photo / Murad Sezer
    Política
    URL corto
    152

    Kati Piri, miembro del Parlamento Europeo, propuso suspender formalmente el proceso de negociación para la adhesión de Turquía a la Unión Europea. La medida, sin embargo, podría no ser ventajosa para la organización.

    El informe preparado por Piri en el que sugiere interrumpir el proceso que culminaría en la entrada de Turquía a la UE no es formalmente vinculante, sin embargo, será presentado  el 21 de noviembre para discusión en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

    El politólogo turco Can Baydarol, experto en relaciones entre Turquía y la UE, recordó que durante las últimas semanas, la UE ha hecho muchas declaraciones diferentes sobre este tema. Por un lado, el comisario europeo de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, dijo que "las negociaciones sobre la adhesión de Turquía a la UE deberían ser interrumpidas". Por otro lado, el secretario de prensa de la Comisión Europea, Margaritis Schinas afirmó que "la posición oficial de la Comisión Europea se centra en continuar el proceso de negociación con Turquía".

    "En el contexto de estas controvertidas declaraciones en la prensa, surgieron reportes sobre el informe de la representante del Parlamento Europeo. Sin embargo, el Parlamento Europeo no tiene poderes reales para suspender el proceso de negociación con Ankara", afirmó Baydarol en una entrevista con Sputnik.

    Más: "En la Unión Europea no hay lugar para Turquía"

    El experto agregó que esta estructura prepara informes que, pese a que pueden tener un cierto impacto en los resultados de la votación sobre determinados temas, no son legalmente vinculantes y tienen apenas un carácter consultivo.

    "La decisión de suspender las negociaciones [con Turquía] solo puede ser tomada por el Consejo de Ministros a iniciativa de la Comisión Europea", subrayó el politólogo.

    Según Baydarol, en realidad Bruselas no desea romper relaciones con Turquía, ya que este paso tendría un impacto negativo en la propia UE, tanto en la esfera económica como en la cuestión de los refugiados, por ejemplo.

    "Bruselas no tiene intención de romper relaciones con Turquía, ya que su desestabilización y terminación de relaciones conllevará una serie de consecuencias negativas para la misma Europa (…) Así, en la situación actual, a la Unión Europea no le interesa romper las relaciones con Turquía, sino aparentar dar continuidad a las negociaciones, mientras que, en realidad, frena el avance del proceso de negociación", concluyó Baydarol.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, UE, Turquía