16:29 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia

    Lavrov achaca a las ambiciones de Occidente sus tensiones con Rusia

    © Sputnik / Alexei Philippov
    Política
    URL corto
    1110

    MOSCÚ (Sputnik) — Los problemas en las relaciones entre Rusia y Occidente radican en el empeño de los países occidentales de mantener su liderazgo a nivel internacional, considera el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

    "El motivo principal (de las tensiones) consiste en que varios países de Occidente aspiran a mantener a toda costa su liderazgo en el escenario internacional y a continuar imponiendo por doquier su voluntad y sus valores, a resolver sus propios problemas a costa de los demás miembros de la comunidad internacional", dijo Lavrov en una entrevista al diario español El País.

    Es algo que se observa, en particular, entre las élites gobernantes de EEUU, que "se resisten a reconocer la realidad objetiva y la formación de un orden mundial multipolar y siguen creyendo en la hegemonía mundial de EEUU y su derecho a dar órdenes al resto del mundo", expresó.

    Por lo tanto, "la política exterior independiente de Rusia y nuestra postura autónoma ante los problemas clave de la actualidad se percibe como una amenaza a la supremacía estadounidense y occidental en general", constató Lavrov.

    "Como resultado, contra nosotros desatan diversas sanciones económicas unilaterales y emplean otros medios de contención, desde el aumento de las actividades militares cerca de nuestras fronteras hasta la inaudita campaña mediática antirrusa", denunció.

    Temas relacionados: "La reacción de Occidente con Rusia es parecida al racismo de los tiempos del colonialismo"

    Lavrov confía en que "en las capitales occidentales en algún momento lleguen a comprender que se trata de un camino que no lleva a ninguna parte".

    "Nosotros, entretanto, hemos estado y estamos abiertos a un diálogo constructivo y pragmático para construir unas relaciones basadas en los principios del derecho internacional, en el respeto mutuo y el respeto de los intereses de todas las partes", aseveró.

    Tratado INF

    "Resulta curioso que la administración republicana haya anunciado su propósito de salir del Tratado INF precisamente la víspera de las elecciones de mitad de mandato al Congreso del 6 de noviembre, por lo visto, tratando de esa manera de reforzar antes de la votación las posturas de sus partidarios", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    Para Lavrov, es la lucha política interna que tiene lugar en Washington la que deteriora las relaciones entre EEUU y Rusia.

    "Desgraciadamente, incluso los acuerdos de desarme más importantes entre nuestros países, llamados a apoyar la estabilidad a nivel global, se convierten en sus rehenes", subrayó el canciller.

    Lavrov destacó que el presidente de EEUU, Donald Trump, en cambio, tanto en comentarios públicos como en encuentros cara a cara, aseguró en más de una ocasión que pretende mejorar las relaciones bilaterales.

    "El actual presidente de EEUU es un pragmático, los intereses de su país para él están en primer lugar, por supuesto, pero él entiende que una cooperación estable y predecible con Rusia es más beneficiosa para los estadounidenses que una confrontación inútil", advirtió el diplomático.

    El canciller ruso recordó que en el mundo existen muchos problemas en los que los intereses de Moscú y Washington se cruzan, ya sea en calidad de potencias nucleares responsables de la "estabilidad estratégica y la seguridad global", ya sea en esferas como la lucha contra el terrorismo, la solución de conflictos regionales y otros retos actuales como el cambio climático y la protección del medioambiente.

    Asuntos relacionados: La retirada de EEUU del Tratado INF podría desatar una nueva carrera armamentista

    Para Lavrov resulta evidente que actualmente EEUU atraviesa una etapa difícil en su desarrollo interno y el tema ruso se utiliza activamente en la lucha política, se "atiza de forma artificial una atmósfera plagada de rusofobia".

    "Quisiéramos confiar en que las élites estadounidenses en algún momento terminen sus disputas, y sus pleitos dejen de contaminar las relaciones ruso-estadounidenses, lo que permitiría restablecer la cooperación a gran escala y en general mejoraría la situación a nivel internacional", destacó.

    Según el ministro, Rusia está abierta a la búsqueda de una solución a los problemas bilaterales existentes, "está dispuesta a tratar de iniciar un diálogo aunque sea en las esferas donde los intereses rusos y estadounidenses coinciden y existe la posibilidad de lograr un resultado positivo".

    "Por el momento, a causa de la postura de la parte estadounidense, no resulta posible destacar y solucionar ni siquiera una cuestión en particular", denunció el canciller.

    Entre los problemas específicos que propuso resolver Moscú figura el arresto de ciudadanos rusos en terceros países o la situación en EEUU de los niños adoptados en Rusia, los cuales, según Lavrov, podrían tener una solución si existiera en ambos bandos la "voluntad de hacerlo".

    "Sin embargo, Washington evita una y otra vez la búsqueda de soluciones, alegando que las relaciones están sumidas en una atmósfera negativa, apelando a la situación en Ucrania, en Siria", señaló.

    Política antirrusa de la UE

    Al hacer un balance de las relaciones entre Rusia y la UE, Lavrov constató que no son normales y dijo que "el factor irritante principal sigue consistiendo en la decisión miope de la Unión Europea de introducir, por orden directa de Washington, restricciones unilaterales contra Rusia".

    "Lo curioso", observó, "es que los propios estadounidenses no hayan sufrido ningún tipo de perjuicios".

    El canciller ruso mencionó que, según algunas estimaciones, las pérdidas de la UE por las sanciones antirrusas "superan con creces los 100.000 millones de euros".

    Lavrov constató que Bruselas además acabó "congelando la mayoría de los mecanismos eficaces de diálogo y cooperación práctica" con Moscú.

    El jefe de la diplomacia rusa recordó que Rusia afirmó "en reiteradas ocasiones" que está dispuesta a levantar las contramedidas dirigidas contra la UE.

    Sin embargo, para el canciller ruso, "es la Unión Europea la que debe dar el primer paso, pues fue ella la que desató la espiral de sanciones".

    Lavrov dijo esperar que "al fin y al cabo triunfe el sentido común, pues las sanciones no favorecen ni a Rusia, ni tampoco a la Unión Europea".

    Cooperación entre Moscú y Madrid

    "Madrid hoy en día es para nosotros un importante socio en Europa", expresó Lavrov al destacar "la buena atmósfera" que reina en los contactos bilaterales, propiciada por "un diálogo político constante al más alto nivel".

    Lavrov recordó que el intercambio comercial entre las dos naciones creció en un 20,6 por ciento en 2017, alcanzando unos 5.300 millones de dólares, una tendencia positiva que se mantiene también en el año 2018, remarcó.

    El canciller ruso destacó asimismo el trabajo de la Comisión Mixta Intergubernamental Hispano-Rusa de Cooperación Económica e Industrial que debe celebrar en breve su décima reunión.

    Lavrov mencionó también el sector del turismo, al recordar que más de un millón de viajeros rusos visitan España cada año.

    El jefe de la diplomacia rusa constató el aumento gradual de la presencia de turistas españoles en Rusia, "que alcanzaron la cifra de 120.000 personas el año pasado".

    Además: Embajador ruso espera que volumen comercial ruso-español supere 6.000 millones de euros en 2018

    En cuanto a los contactos entre los entes diplomáticos de ambos países, el canciller ruso recordó que en los últimos años sus homólogos españoles visitaron Moscú en dos ocasiones.

    Lavrov dijo que espera conocer al actual ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, para poder "examinar detalladamente los asuntos claves de la agenda bilateral, europea e internacional".

    El canciller ruso visitará España el día 6 de noviembre.

    Durante el viaje el ministro ruso se reunirá con su par español y será recibido por el rey Felipe VI.

    Los terroristas amenazan a toda la comunidad internacional

    "Los terroristas representan una amenaza para todos los miembros de la comunidad internacional, sin ninguna exclusión, nadie podrá ya capear la tormenta en una bahía tranquila", dijo el canciller ruso.

    Lavrov recordó que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, propuso ante la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2015 unir los esfuerzos de diferentes países para crear un frente amplio de lucha contra el terrorismo bajo el auspicio de Naciones Unidas, pero desgraciadamente, ese iniciativa "no contó con el apoyo de los socios occidentales".

    El ministro ruso advirtió que eso "resulta lamentable", pues el terrorismo es un reto global, que solo puede ser derrotado gracias a los esfuerzos de todos los países, "basado en el derecho internacional".

    Por otra parte, en Siria la presencia de los militares de diferentes países resulta cuestionable.

    "Los militares rusos se encuentran en el suelo sirio de acuerdo con el llamado y por invitación de las autoridades legales de ese país", resaltó el titular.

    Para Lavrov, "la presencia en Siria de los estadounidenses", que no cuentan con la autorización de Damasco, en cambio "contradice el derecho internacional y representa, de hecho, la ocupación de una parte del territorio de un país soberano".

    Operaciones israelíes en Siria

    "Hemos enfatizado que las operaciones militares no ayudarán a eliminar las preocupaciones de Israel en el ámbito de la seguridad, sino solo provocarán un aumento de la tensión regional", dijo el canciller ruso.

    Al comentar los acuerdos ruso-israelíes que pretenden garantizar la seguridad de los vuelos en Siria, Lavrov afirmó que "Israel, lamentablemente, no siempre cumplió con sus compromisos, sobre todo en lo que se refiere a la obligación de avisar con antelación a los militares rusos de sus operaciones militares en territorio sirio".

    "En algunos casos, eso puso en peligro la vida y la salud de nuestros militares emplazados en Siria, por ejemplo, durante el bombardeo de unas instalaciones en la zona de Palmira en marzo de 2017, realizado por aviones israelíes", dijo.

    Según Lavrov, Rusia advirtió a Israel, "mediante todos los canales y también al más alto nivel" que semejante negligencia podría tener consecuencias trágicas.

    También: Israel en los cielos sirios: Moscú está cambiando las reglas desde la sombra

    Sin embargo, Israel continuó lanzando bombardeos contra Siria, algo que "desembocó en la tragedia del avión de reconocimiento ruso IL-20 con 15 militares a bordo", recordó Lavrov.

    Después de ese incidente, Rusia no pudo quedarse de brazos cruzados y dio una respuesta "comedida pero resuelta", advirtió el jefe de la diplomacia rusa.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    sanciones, Tratado INF, UE, Serguéi Lavrov, Israel, Siria, España, Europa, EEUU, Occidente, Rusia