14:27 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU, y Abdelaziz al Saud, rey de Arabia Saudí

    "EEUU va perdiendo influencia en Oriente Medio y empuja a los países a los brazos de Rusia"

    © REUTERS / Bandar Algaloud/Courtesy of Saudi Royal Court
    Política
    URL corto
    El caso del periodista saudí desaparecido en Turquía (193)
    3232

    La desaparición del columnista del Washington Post desató una oleada de críticas contra Riad en EEUU. El Congreso estadounidense amenazó a los saudíes con sanciones y pidió a Trump que rompiera los contratos militares de miles de millones de dólares. El líder estadounidense está en una situación complicada.

    "Los estadounidenses han estado actuando de manera muy imprudente y contradictoria en esta región últimamente. Están perdiendo influencia a un ritmo vertiginoso. Debido al problema kurdo, empujaron a Turquía a los brazos de Rusia, rompieron un acuerdo con Irán, y con Israel la situación tampoco es sencilla: en los círculos dirigentes no hay agrupación exclusivamente proestadounidense", afirmó en declaraciones a Sputnik Vladímir Avatkov, director del Centro de estudios orientales y catedrático de relaciones internacionales en la Academia Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

    Arabia Saudí ha estado manteniendo una lealtad relativa a Estados Unidos, agregó Avatkov. Sin embargo, si los estadounidenses comienzan a ejercer presión, esto hará alejarse a los saudíes. Riad ya ha acordado el suministro de los sistemas S-400 con Moscú: el reino quiere superar la dependencia total de los sistemas de armas estadounidenses.

    El Comité de Asuntos Exteriores del Senado de EEUU exigió que Donald Trump investigue y responda con firmeza a Riad. El presidente estadounidense tiene 120 días para hacerlo. Los senadores esperan que Trump tome en cuenta toda la información disponible, incluida la relacionada con los representantes de los "niveles más altos de poder".

    Los senadores proponen prohibir la venta de armas estadounidenses a los saudíes. A Trump no le conviene esta idea, analiza Ksenia Mélnikova, columnista de Sputnik. En la lista de sus victorias en política exterior, los contratos con Arabia Saudí, valorados en miles de millones de dólares, ocupan un lugar importante.

    Tema relacionado: La desaparición del periodista saudí hace peligrar la relación entre Riad y Washington

    No obstante, si se demuestra que Riad está involucrado en la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, Trump prometió un "castigo severo". Pero al responder a las preguntas de la prensa, aclaró que romper un contrato militar con Arabia Saudí perjudicaría a EEUU. "Así que nos castigaremos a nosotros mismos. Podemos dar otros pasos muy fuertes", prometió el líder estadounidense. No le gustaría perder pedidos e inversiones saudíes, gracias a los cuales se crearon 450.000 empleos. "Si Washington deja de vender armas a los saudíes, gastarán el dinero en Rusia o China", agregó Trump.

    Los saudíes ya han agradecido a la Administración estadounidense sus pasos moderados en esta situación. Pero poco antes de eso, Riad había prometido "tomar medidas aún más duras contra aquellos que deciden imponer sanciones contra el reino". Además, las autoridades saudíes señalaron que el país árabe desempeña un papel importante en los mercados del petróleo, por lo que muchos países, incluido Estados Unidos, están interesados ​​en sus inversiones.

    Además: El príncipe saudí y un asesor de Trump sacan a la luz el "terrible secreto" de Putin

    El analista político turco Serkan Demirtas considera poco probable que EEUU y Arabia Saudí rompan relaciones. Para Washington, Riad es un aliado importante en la región. Según el experto, las sanciones pueden afectar a algunos altos funcionarios saudíes. Sin embargo, no afectarán a los lazos militares entre los dos países.

    Asimismo, el analista observó que Ankara también está intentando prevenir complicaciones en las relaciones. "Turquía está tratando de empujar a la comunidad internacional hacia unas acciones coordinadas en caso de que se demuestre que el periodista fue asesinado o arrestado y devuelto a su país de origen. Las autoridades turcas esperaban unas acciones de sus socios estadounidenses, pero después de las declaraciones de Trump comprendieron que no hay palancas que obligaran a las autoridades saudíes a cooperar efectivamente con Ankara en la investigación", comentó Demirtas a Sputnik.

    El experto cree que Turquía debería seguir presionando a Arabia Saudí para garantizar una investigación exhaustiva. "Es necesario imponer sanciones a los diplomáticos saudíes, que están en Ankara y Estambul, y mostrar al mundo que es inaceptable matar a los disidentes en Turquía. Ankara debe hacerlo por su propia dignidad y autoestima", opinó el analista.

    Más: Desaparición de periodista saudí: ¿habrá 'cabeza de turco' en Riad?

    Jamal Khashoggi, columnista del periódico estadounidense The Washington Post que desde 2017 vivía en EEUU, fue dado por desaparecido el 2 de octubre.

    El periodista fue grabado por las cámaras entrando al consulado saudí en Estambul.

    Según su pareja, una ciudadana turca con la que iba a casarse, Khashoggi fue invitado al consulado para obtener los documentos necesarios para su matrimonio y ella se quedó fuera del edificio esperándole.

    Tras cinco horas, uno de los empleados del consulado le dijo a la mujer que su prometido ya se había ido.

    Riad asegura que Khashoggi desapareció después de abandonar el consulado y su legación diplomática coopera con las autoridades turcas para arrojar luz sobre las circunstancias de la desaparición del periodista; las cámaras de vigilancia supuestamente no funcionaban aquel día.

    Los miembros de un grupo de trabajo conjunto creado por Ankara y Riad para investigar la desaparición de Jamal Khashoggi permanecieron nueve horas realizando pesquisas en el Consulado General de Arabia Saudí en Estambul y abandonaron el edificio por separado esta madrugada, sin ofrecer comentarios.

    Según The Washington Post, funcionarios de Turquía enseñaron a sus colegas de EEUU grabaciones de audio y vídeo que demuestran que Khashoggi fue asesinado en el consulado saudí en Estambul.

    De acuerdo con las fuentes del diario, el periodista fue torturado y supuestamente descuartizado.

    El periodista, antes cercano a la familia del monarca, dejó el país debido al desacuerdo con la política del príncipe heredero y, ya como residente en EEUU, criticó lo que está sucediendo en el reino saudí en sus artículos para The Washington Post.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El caso del periodista saudí desaparecido en Turquía (193)
    Etiquetas:
    medidas, política, armas, periodistas, desaparición, sanciones, Donald Trump, Arabia Saudí, Turquía, EEUU, Rusia