20:11 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Mohamed bin Salman Saud, príncipe heredero de Arabia Saudí, y Donald Trump, presidente de EEUU, se reúnen en Washington, EEUU, el 20 de marzo de 2018

    La desaparición del periodista saudí hace peligrar la relación entre Riad y Washington

    © AP Photo / Evan Vucci
    Política
    URL corto
    El caso del periodista saudí desaparecido en Turquía (124)
    544

    El misterioso caso de desaparición y posible asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi en el Consulado de su país en Estambul ha creado tensión entre el reino árabe y sus aliados turcos y estadounidenses. Hasta a los partidarios más fieles de Arabia Saudí en EEUU les cuesta mantener su apoyo a la monarquía.

    Las relaciones de Washington, a menudo el primero en criticar fuertemente a los países 'violadores de los DDHH', con Arabia Saudí, una monarquía teocrática que practica la pena capital y solo este año decidió otorgar a las mujeres el derecho de conducir automóviles, que durante décadas han sido de estrecha cooperación, actualmente se están poniendo a prueba

    Las acusaciones contra Riad de haber asesinado al periodista disidente Jamal Khashoggi sin que las respuestas del reino convenzan a las partes interesadas en la investigación —Turquía y EEUU— ya han llevado a que varios senadores estadounidenses contemplaran imponer sanciones contra Arabia Saudí, que a su vez niega todas las acusaciones, analiza el medio ruso RBK.

    Según los senadores Bob Corker y Robert Menendez, presidente y vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado de EEUU, la desaparición del periodista "podría indicar que fue víctima de una grave violación de los derechos humanos reconocidos internacionalmente".

    Las leyes vigentes de EEUU, en particular, la Ley Global Magnitsky sobre Responsabilidad en Derechos Humanos, estipulan un plazo de 120 días para que el presidente estadounidense decida introducir sanciones contra los individuos involucrados en una violación de este tipo.

    Y es más, otros senadores, entre ellos Rand Paul y Lindsey Graham —este último un fiel defensor de la asociación de Washington con Riad—, incluso propusieron suspender las ventas de armas a Arabia Saudí hasta que se aclare el destino del periodista desaparecido.

    Donald Trump, a su vez, calificó la posible ruptura con Arabia Saudí como un paso contrario a los intereses económicos del país y "una situación terrible", pero prometió plantear el asunto ante el rey saudí, Salman bin Abdulaziz Saud.

    Un trayecto desagradable

    Las relaciones entre ambos países caen en picada por el caso de Khashoggi, asegura el experto del Consejo ruso para los Asuntos Internacionales, Maxim Suchkov.

    "Incluso a los más fervientes partidarios del reino árabe en el Capitolio se les hace cada vez más difícil justificar las acciones de las autoridades saudíes", comentó el analista a RBK.

    Riad, aparentemente, está molesto por las acusaciones, algo confirmado en el retraso que tuvo la delegación saudí a la reunión con los senadores Corker y Menendez. Los saudíes, así, demostraron "sus pocas ganas de lograr una distensión en las relaciones con EEUU", según Suchkov.

    Aunque es muy probable una ruptura política o militar entre Washington y Riad, los saudíes se encuentran en una situación precaria y el desarrollo de la situación por el momento no está claro, opinó el interlocutor del medio.

    Tampoco es posible actualmente determinar si un tercer actor estaría sacando provecho de la riña entre los dos aliados.

    "Para Rusia, pueden surgir tanto oportunidades como pérdidas", sugirió Suchkov.

    Oportunidades si EEUU aplica mucha presión y los saudíes deciden demostrar que tienen alternativas. Y pérdidas, si, por ejemplo, "Washington condiciona el perdón a que Riad se niegue a comprar los S-400 rusos y el cese de contactos militares con Moscú".

    Es posible que invocar la Ley Magnitsky sea la forma de EEUU de encontrar un balance entre 'no hacer nada' y 'salvar las relaciones bilaterales'.

    De esta manera, Washington podrá reaccionar al acontecimiento, pero el impacto de sus medidas quedará lo suficiente limitado como para mantener los lazos con Riad, opinó Michael Stephens, analista del Real Instituto de Servicios Unidos de Seguridad Y Defensa, en su cuenta de Twitter.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El caso del periodista saudí desaparecido en Turquía (124)
    Etiquetas:
    periodistas, desaparición, Arabia Saudí, EEUU