08:44 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia (imagen referencial)

    Cancillería rusa: las acciones de los Países Bajos contra Rusia están orquestadas por sus socios

    © Sputnik / Natalya Seliverstova
    Política
    URL corto
    1110

    MOSCÚ (Sputnik) — Los ciudadanos rusos detenidos y expulsados de La Haya en abril pasado tenían pasaportes diplomáticos, confirmó el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

    El ente explicó que los individuos mencionados formaron parte de un grupo de especialistas técnicos que realizaron un viaje de trabajo rutinario.

    "Los miembros del grupo tenían pasaportes diplomáticos, como se hace a menudo a nivel internacional", dijo a la prensa un representante de la Cancillería.

    Agregó que "los equipos técnicos confiscados a los representantes rusos estaban destinados a ensayar los sistemas informáticos de las Embajadas para analizar la seguridad de las redes de computadoras debido a los frecuentes intentos de ciberataques contra las instituciones estatales rusas".

    Según la entidad, varias instituciones y organizaciones de Estado, incluido el Ministerio de Defensa de Rusia, velan por la seguridad de las actividades diarias de las misiones diplomáticas rusas en el extranjero.

    Además: Rusia califica de "diplomacia de megáfono" las acusaciones de hackeo de Holanda

    La Cancillería también subrayó que "durante la detención no se presentaron acusaciones oficiales contra los especialistas rusos".

    "No se les hizo ninguna pregunta, simplemente les confiscaron sus equipos, incluidos los teléfonos móviles, privándoles de la posibilidad de contactar rápidamente a la embajada", explicó.

    Añadió que además "fue denegada la solicitud directa de notificar a la misión diplomática rusa lo que estaba sucediendo".

    "A nuestros expertos les confiscaron también todos sus efectos personales, incluidas las tarjetas de crédito y el dinero y luego les acompañaron al próximo vuelo a Moscú", agregó la Cancillería.

    Moscú también está profundamente perplejo por el hecho de que, después de este incidente, "no hubiera notas diplomáticas, ni solicitudes, ni notificaciones".

    La Cancillería rusa agregó que la campaña de demonización de Rusia busca desviar la atención de los esfuerzos de EEUU para incrementar su ciberpotencial.

    "No dudamos de que la campaña de demonización de Rusia y las acusaciones de ciberataques lanzadas contra nosotros sirven para desviar la atención del público occidental de los esfuerzos de EEUU y sus aliados para incrementar su ciberpotencial y preparar ciberoperaciones", dijo el ente diplomático ruso.

    Según la Cancillería, el hecho de que "la campaña mediática fuese coordinada por los aliados" apunta a que las acciones de Países Bajos, que responsabilizó a Rusia de haber intentado vulnerar las redes de la OPAQ, tenían como objetivo "desencadenar una nueva espiral de invectivas contra Rusia".

    Señaló que Londres y Washington lanzaron simultáneamente acusaciones infundadas de ciberataques contra Moscú y luego hubo acusaciones de intentar hackear la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), aunque sus representantes oficiales refutaron esas informaciones.

    Más aquí: Embajadora holandesa aclara a Moscú la postura de Ámsterdam sobre ciberataque a la OPAQ

    El ministerio supone que la campaña de propaganda antirrusa sirve a los países occidentales de pretexto para promover la iniciativa de ampliar el mandato de la OPAQ para brindarle el poder de identificar a los responsables de los ataques químicos.

    "Propusimos en repetidas ocasiones trabajar juntos en prevención de incidentes en el espacio cibernético, promovimos con insistencia las iniciativas correspondientes en varias plataformas internacionales, incluidas la ONU, la OSCE e incluso en el Consejo Rusia-OTAN", reiteró al expresar preocupaciones por las acciones del Occidente que podrían aumentar tensiones y riesgos de incidentes.

    El 4 de octubre, el Ministerio de Defensa de los Países Bajos comunicó haber frustrado un ataque informático contra la OPAQ, dirigido supuestamente por cuatro agentes de inteligencia rusos, con pasaportes diplomáticos, expulsados tras el incidente el 13 de abril pasado.

    También: ¿Otra vez? Ámsterdam expulsa a cuatro 'hackers' rusos sin presentar pruebas

    La Cancillería rusa calificó las acusaciones presentadas por los Países Bajos como "un acto de propaganda antirrusa" y constató que Occidente vive un auge de "espionajemanía".

    El Ministerio de Exteriores ruso declaró que los Países Bajos acusó infundadamente del hackeo a Moscú en vísperas de una sesión de la OPAQ para crear una coyuntura política favorable para promulgar iniciativas ilegales.

    El mismo día Londres acusó a Rusia de robar los datos de la web del Comité Nacional Demócrata previamente a las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU; de la publicación de ficheros confidenciales de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) en agosto de 2017; y del ciberataque que perturbó en octubre de 2017 el funcionamiento del metro de Kiev y el aeropuerto de Odesa, en Ucrania, pero también repercutió en las operaciones del Banco Central de Rusia y de dos medios de comunicación rusos.

    Tratado START

    La Cancillería rusa también denunció que Moscú considera inaceptable que Washington supere en 101 unidades el número de sistemas de lanzamiento de misiles balísticos y bombarderos pesados desplegados y no desplegados, permitidos según las cláusulas correspondientes del Acuerdo START.

    "Consideramos inaceptable ese hecho, y tenemos la intención de seguir trabajando para garantizar que EEUU cumpla sus obligaciones fijadas en ese importante acuerdo internacional en la esfera de la reducción y la limitación de misiles y armas nucleares", indicó el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

    El texto destaca que Moscú no puede confirmar las palabras de Washington sobre la reducción de sus armas ofensivas hasta el nivel previsto por el artículo II del convenio.

    Además: Moscú denuncia aumento de desacuerdos entre Rusia y EEUU sobre el control de armas 

    En particular, EEUU no incluye en el informe publicado por el Departamento de Estado sobre la situación en ese esfera unos cuatro sistemas de lanzamiento "de entrenamiento", categoría que no aparece incluida en el Tratado.

    Rusia y EEUU firmaron el Tratado START III en abril de 2010 en Praga en sustitución de los dos acuerdos anteriores, el START I de 1991 y el Tratado de Reducciones de Armas Ofensivas Estratégicas de 2002.

    El START III, que entró en vigor en febrero de 2011, obliga a los dos países a recortar y limitar el número de armas estratégicas.

    Además las partes están obligadas a intercambiar cada seis meses datos sobre sus arsenales estratégicos.

    Tema relacionado: Moscú cumplirá el Tratado START de forma "rigurosa y plena"

    Moscú subrayó en reiteradas ocasiones que el aumento del potencial militar de la OTAN, la expansión de sus misiones globales y de la actividad militar, así como la futura ampliación de la Alianza y el acercamiento de su infraestructura militar a las fronteras rusas, también en el marco del escudo antimisiles global de EEUU, representan una amenaza a la seguridad nacional de Rusia.

    Papel de Rusia y China en la resolución de la crisis coreana

    Asimismo, la Cancillería rusa comunicó que Rusia y China acordaron continuar coordinando sus acciones para lograr una solución política a la situación en la península de Corea.

    Este 8 de octubre el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Ígor Morgúlov, se reunió en Moscú con su par chino Kong Xuanyou.

    "Se acordó continuar la estrecha coordinación de los esfuerzos de Rusia y China para apoyar el proceso de solución política y diplomática de toda la gama de problemas de la subregión", dice el comunicado publicado en la página web del ente ruso.

    El 9 de octubre en Moscú se celebrarán consultas de los cancilleres de Rusia, China y Corea del Norte en el marco de los esfuerzos de Pyongyang para desarrollar el diálogo con Corea del Sur y EEUU para la desnuclearización de la península coreana.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    acusaciones, ciberataque, Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Países Bajos, EEUU, Rusia