01:39 GMT +318 Octubre 2018
En directo
    Los estudiantes chinos

    EEUU arremete contra los estudiantes chinos: quién sufrirá más

    © AP Photo/ Alexander F. Yuan
    Política
    URL corto
    342

    EEUU endurecerá la política de visados para los estudiantes de China. Las embajadas estadounidenses por todo el mundo recibieron instrucciones de limitar la emisión de visas para los estudiantes chinos que estudian en el país altas tecnologías. ¿Qué consecuencias tendrá esta decisión?

    Esta es una iniciativa del consejero del presidente Trump Stephen Miller. La portavoz oficial de Casa Blanca confirmó la información.

    La medida fomentó la división en el 'establishment' político del país. Unos piensan que los estudiantes chinos son espías y otros los considera un motor del liderazgo tecnológico norteamericano.

    Stephen Miller y el consejero comercial Peter Navarro —señalado como el hombre detrás de la guerra comercial con China presionaron por un endurecimiento de la política de visados. Según los altos funcionarios, no basta con poner limitaciones, sino que se debe prohibir completamente la emisión de visados si los estudiantes quieren estudiar en la universidad altas tecnologías, robótica e inteligencia artificial.

    También: La puja tecnológica, ¿verdadero motivo de las tensiones entre China y EEUU?

    De acuerdo con Miller y Navarro, el Gobierno chino estaría involucrado en la transferencia tecnológica ilegítima o hasta en el robo de datos tecnológicos.

    No obstante, no todos los altos funcionario están de acuerdo. Uno de ellos es el embajador de EEUU en Pekín, Terry Branstad, quien considera que los estudiantes chinos han realizado su aporte a la economía estadounidense. Gracias a ellos se logró un superávit en el comercio de servicios con China, la única área en la que Estados Unidos tiene un saldo comercial positivo.

    Además, muchas empresas estadounidenses creadas por migrantes se han convertido en un motor del progreso norteamericano. En este sentido se puede recordar a Google o Tesla, cuyos fundadores son de origen ruso y sudafricano, respectivamente.

    Muchas de las mentes más brillantes del mundo que han estudiado en EEUU siguen trabajando en el país norteamericano tras graduarse de la universidad, fortaleciendo así el potencial económico. Según los datos del Instituto Nacional de la Ciencia y Educación Oak Ridge, el 86% de los estudiantes chinos que obtuvieron un doctorado se quedaron en el país norteamericano para trabajar por lo menos 10 años más.

    Más: Washington 'declara la guerra' a los Institutos Confucio de China

    China recientemente comenzó a invertir dinero e implementar varios programas para regresar a estos ciudadanos al país. Por eso la política restrictiva de visados puede ser ventajosa para Pekín.

    Por otra parte, tales medidas inevitablemente causarán una reacción en China, que puede repercutir negativamente en los ciudadanos estadounidenses.

    El experto del centro de Investigaciones de Asia y el Pacífico de la Academia de Ciencias Rusa Iván Zuyenko dijo a Sputnik que "esa decisión puede ser un desencadenante para la 'guerra de visados' que seguirá después de la guerra comercial entre Pekín y Washington".

    Así, "China puede complicar el régimen de visado para miles de estudiantes estadounidenses en China y también para los estadounidenses que trabajan en el país como profesores de inglés", algo que apenas afectaría al gigante asiático, enfatizó.

    Al mismo tiempo, en cuanto a los especialistas altamente calificados, Pekín ha puesto en marcha diferentes medidas para retenerlos. Les dan un visado de 5 a 10 años y a los científicos les pueden ofrecer un salario de hasta un millón de dólares al año, un salario alto incluso para los estándares de EEUU.

    Además: China capta a los mejores cerebros latinoamericanos

    Washington todavía no ha tomado la decisión final sobre cómo cambiará el régimen de visados para los estudiantes chinos. Mientras las limitaciones en esa esfera siempre han existido, se trataba de límites en relación con la cantidad de visados, y no de restricciones específicas contra las personas.

    En este sentido, desde Pekín argumentan que mientras más se obstaculice la concesión de visados, la decisión de mudarse a otro lugar —ya un paso bastante difícil y caro- podría resultar menos atractiva para los ciudadanos chinos: les puede resultar más  beneficioso estudiar y trabajar dentro de su país.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    visados, estudiantes, universidad, China, EEUU