13:37 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Jeremy Hunt, ministro de Exteriores del Reino Unido

    Canciller británico afirma haber tenido una discusión sincera con Lavrov en Nueva York

    © REUTERS / David Cheskin
    Política
    URL corto
    La 73 Asamblea General de la ONU (121)
    0 03

    MOSCÚ (Sputnik) — El secretario de Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, declaró que había sostenido una conversación sincera con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en el ámbito de la Asamblea General de la ONU.

    "Creo que el término diplomático que podemos usar es sincero intercambio de opiniones", respondió Hunt a la cadena televisiva Sky News al ser preguntado de los detalles del encuentro.

    Sin embargo, destacó que la conversación fue "bastante dura porque es inaceptable que Rusia ordene a dos agentes [de inteligencia] del GRU que usen armas químicas en el territorio británico".

    El ministro británico afirmó que el mensaje del Reino Unido para Rusia es bastante claro: "si es algo que hace lo pagará caro".

    Hunt responsabilizó a Rusia del incidente en Salisbury al añadir que tras la muerte de otro exespía ruso Alexandr Litvinenko –envenenado con polonio en el Reino Unido en 2006 y cuyos asesinos todavía no han sido identificados–, Moscú "siente su impunidad" pero esta vez Londres reaccionó de otra manera.

    Por lo cual, el canciller británico dijo que le había comentado a Lavrov que países como Rusia y el Reino Unido deben colaborar para la paz en todo el mundo pero cuando "uno envía sus militares para usar armas químicas en las calles del otro, es algo que no puede pasar y hacerlo es un error".

    También: Para Occidente, todo vale en la Guerra Fría, inclusive el exespía Skripal

    Hunt destacó que, efectivamente, la situación en torno a Salisbury afecta las relaciones bilaterales pero descartó que se degenere en una guerra.

    A principios de marzo, Serguéi Skripal, exoficial de inteligencia militar rusa, reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia fueron atacados con una sustancia de efecto neuroparalizante en la ciudad de Salisbury.

    Londres responsabiliza a Moscú de estar detrás del envenenamiento de los Skripal y afirmó que la sustancia implicada fue supuestamente desarrollada por Rusia.

    Moscú, por su parte, rechaza todas las acusaciones.

    Además: Relanzan 'histeria antiespía' en Reino Unido con historias sobre "agentes durmientes de la KGB"

    El pasado 5 de septiembre, la Fiscalía británica imputó a dos nacionales de Rusia, Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov, en relación con lo ocurrido en Salisbury.

    La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, afirmó que los dos sospechosos son oficiales del servicio ruso de inteligencia militar GRU y probablemente usaron identidades falsas.

    La víspera el proyecto británico de investigación periodística Bellingcat, que ya ha sido acusado de tergiversar datos, comunicó que Ruslán Boshírov, es "en realidad" un coronel de la Dirección General de Inteligencia de Rusia (GRU) y se llama Anatoli Chepiga.

    La Cancillería rusa declaró al respecto que es "una nueva porción de noticias falsas".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    La 73 Asamblea General de la ONU (121)
    Etiquetas:
    encuentro, relaciones bilaterales, Jeremy Hunt, Serguéi Lavrov, Reino Unido, Rusia