21:29 GMT +320 Septiembre 2018
En directo
    Heiko Maas, ministro de Exteriores alemán en una rueda de prensa con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Berlín

    Alemania busca impedir una ofensiva a gran escala en Idlib

    © REUTERS / Fabrizio Bensch
    Política
    URL corto
    505

    BERLÍN (Sputnik) — Alemania tomará medidas para impedir una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib que pondría en peligro la vida de los civiles, declaró el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, en una rueda de prensa con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Berlín.

    "Queremos influir en que no se lleve a cabo una operación militar a gran escala (…) que les costaría la vida a millones de civiles", dijo Maas.

    Añadió que Alemania espera que Rusia aproveche su influencia sobre Damasco para evitar que use armas químicas.

    "Rusia tiene posibilidades para influir en el régimen sirio, y esperamos que estas sean usadas ahora, para excluir el uso de armas químicas a cualquier precio", dijo. 

    Maas calificó las negociaciones con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, como "intensas y constructivas".

    "Serguéi Lavrov y yo acabamos de negociar de modo intenso y constructivo sobre temas muy diversos", afirmó Maas.

    Además: Berlín destaca el papel clave de Rusia en la prevención de una catástrofe en Idlib

    El ministro alemán añadió que entre otras cosas hablaron "sobre la situación en Idlib, donde Rusia tiene una gran responsabilidad por la situación humanitaria".

    "Pero nuestras diferencias no nos impiden tener relaciones intensas", subrayó el político.

    Las fuerzas gubernamentales sirias actualmente casi no controlan la provincia de Idlib, donde permanecen grupos de la oposición armada, así como, según sostienen Moscú y Damasco, varias organizaciones terroristas, que lanzan ataques contra las posiciones del Ejército sirio.

    La expulsión de los terroristas de ese territorio se discutió el pasado 7 de septiembre en la cumbre de presidentes de Rusia, Irán y Turquía.

    Durante la cumbre, los líderes de Rusia, Turquía e Irán, Vladímir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Hasán Rohani, adoptaron la llamada Declaración de Teherán.

    Asimismo: Los sirios "se preparan para enfrentar" otro ataque de EEUU

    Al debatir el texto de la declaración, los mandatarios no lograron unanimidad para proclamar una tregua en Idlib y se limitaron a instar a los grupos radicales de esta zona a pactar un armisticio, subrayando que la solución del problema del terrorismo en esta región es de importancia clave para el logro de la paz en todo el país.

    Caso Skripal

    Maas también declaró que Berlín aplaude la disposición de Moscú y Londres a compartir materiales sobre el caso Skripal.

    "Estamos interesados en que este caso se investigue", dijo y añadió que "si todos están listos para intercambiar la información disponible, entonces lo saludamos".

    A su vez, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, declaró que Rusia mantiene su disposición a discutir seriamente con el Reino Unido sobre la investigación del envenenamiento del exagente doble, Serguéi Skripal, y su hija Yulia en la ciudad británica de Salisbury.

    "Nosotros seguimos dispuestos a mantener una conversación seria, basada en el derecho internacional y no en los principios de 'highly likely'", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    Radio: Reino Unido: ¿un cóctel de mentiras?

    Lavrov subrayó que, tanto tras el asesinato del exagente Alexandr Litvinenko en 2006 como en el caso de los Skripal, Moscú ha pedido desde el principio activar los procedimientos previstos por el convenio bilateral entre Rusia y Gran Bretaña y los convenios internacionales, como el del Consejo de Europa y, para la investigación de lo ocurrido en Salisbury, la Convención sobre las Armas Químicas.

    A principios de marzo, Serguéi Skripal, exoficial de inteligencia militar rusa, reclutado en los años 90 por el MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia fueron atacados con una sustancia de efecto neuroparalizante en la ciudad de Salisbury.

    Además: "El Reino Unido busca inflar la histeria antirrusa"

    Nada más abierta la investigación, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento de los Skripal y afirmó que la sustancia implicada fue supuestamente desarrollada por Rusia.

    El pasado 5 de septiembre, la fiscalía británica imputó a dos nacionales de Rusia en relación con el incidente de Salisbury, Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov.

    La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, afirmó que los dos sospechosos son oficiales del servicio de inteligencia militar GRU (por la sigla en ruso de la Dirección General de Inteligencia) y probablemente usaron identidades falsas.

    Más sobre el asunto: Moscú pide explicaciones a Londres por acusar de mentir a Petrov y Boshírov

    El 13 de septiembre en una entrevista a RT y a Sputnik, Petrov y Boshírov confirmaron su visita a Salisbury, pero aseguraron que fueron a esa ciudad de turistas, no sabían nada sobre los Skripal y todo resultó ser una "fatal" coincidencia.

    ​El portavoz de la oficina de May catalogó la entrevista de Petrov y Boshírov de "mentira" y aseguró que resulta ofensiva para las víctimas del ataque y sus parientes.

    Situación en Ucrania

    Hablando sobre la crisis ucraniana, Lavrov alertó que Moscú considera que el uso de la fuerza en Donbás representaría una catástrofe para el pueblo ucraniano.

    "Quisiera alertar a todos aquellos que maquinan un guion violento, eso sería una catástrofe para el pueblo de Ucrania, pues realmente minaría el Estado ucraniano, no se puede combatir contra sus propios ciudadanos", alertó el jefe de la diplomacia rusa.

    El canciller ruso resaltó que coincide con su colega de Berlín en que actualmente no existe ninguna alternativa a los acuerdos de Minsk.

    "Actualmente se lleva a cabo un diálogo dedicado a su realización práctica a nivel de asesores de los líderes de los países que integran el formato de Normandía", destacó el titular.

    Lavrov expresó su esperanza de que en breve dentro de ese formato —integrado por Alemania, Francia, Rusia y Ucrania— así como en el Grupo de Contacto para Donbás, se puedan observar verdaderos avances positivos.

    Tema relacionado: Milicias sospechan que militares de EEUU y Canadá ayudan a planear una ofensiva en Donbás

    En abril de 2014 Ucrania inició una operación militar en las provincias orientales de Donetsk y Lugansk, donde se autoproclamaron repúblicas independientes en respuesta al cambio violento de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Según la ONU, el conflicto se ha cobrado más de 10.300 víctimas desde el inicio de la crisis.

    La búsqueda de la solución al conflicto corre a cargo del Grupo de Contacto que celebra reuniones en la capital bielorrusa, Minsk, y también se realiza en el marco del formato de Normandía a distintos niveles.

    Hasta ahora fueron aprobados tres documentos que regulan los pasos para poner fin al conflicto, pero no se ha logrado el cese de la violencia.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    rechazo, escalada, Serguéi Skripal, Heiko Maas, Serguéi Lavrov, Idlib, Alemania, Siria