19:43 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Bandera de España

    The New York Times: Serguéi Skripal ha estado cooperando con la inteligencia española

    © REUTERS / Susana Vera
    Política
    URL corto
    0 34

    MOSCÚ (Sputnik) — El exoficial de inteligencia militar rusa Serguéi Skripal, envenenado en el Reino Unido, ha estado colaborando en los últimos años con los servicios secretos de España, escribe el diario The New York Times que cita a un funcionario español de alto rango y a un literato familiarizado con la comunidad de inteligencia.

    Las fuentes consultadas por el periódico dan a entender que Skripal, al igual que otro exespía ruso Alexandr Litvinenko envenenado en el Reino Unido en 2006, cooperaba con oficiales de inteligencia españoles que investigan las conexiones de la "mafia rusa".

    Serguéi Skripal fue agregado militar de Rusia en Madrid a mediados de los 90. Después de recibir asilo en el Reino Unido, volvió en varias ocasiones a España para entrevistarse con oficiales del Centro Nacional de Inteligencia, dijo el escritor Fernando Rueda, citando sus conversaciones con representantes de los servicios secretos.

    "Continuó viniendo a España", dijo Rueda.

    El contenido, las fechas y la duración de esas entrevistas, según el escritor, están clasificados.

    También: Cómo los casos 'químicos' quiebran el actual orden mundial

    Exagentes de los cuerpos de seguridad españoles, consultados por el diario, opinan que Skripal estaría ayudando a Madrid en la lucha contra la llamada "mafia rusa", los capos criminales de la antigua URSS asentados en España.

    El exoficial de la KGB Alexandr Litvinenko, envenenado en 2006 en el Reino Unido con un material radiactivo, polonio 210, también había colaborado con la justicia española, según reconoció anteriormente el juez José Grinda González.

    Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, fueron hallados inconscientes a principios de marzo pasado cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

    Más: ¿De dónde podrían ser los servicios de inteligencia detrás del envenenamiento de Skripal?

    La hija del exagente abandonó el hospital el 9 de abril y fue trasladada a un lugar secreto. Su padre fue dado de alta el 18 de mayo. También recibió el alta médica el detective Nick Bailey, la tercera persona que se expuso al agente nervioso en Salisbury.

    Tallin, la capital de Estonia
    © Sputnik / Vladimir Fedorenko
    Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento y catalogó el arma como neuroparalizante de la clase Novichok, supuestamente desarrollada por químicos rusos.

    Moscú rechaza las acusaciones de Londres, que considera infundadas, y envió cerca de 60 notas diplomáticas al Foreign Office reclamando acceso a las pruebas para poder colaborar con la investigación, así como a los Skripal que son ciudadanos de Rusia. Si no necesitan ayuda, deberían decirlo en persona para eliminar las sospechas de que se trata de una detención forzada o un secuestro, según la Cancillería rusa.

    Además: Familiares de Serguéi Skripal no pueden comunicarse con él y sospechan lo peor

    Si no necesitan ayuda, deberían decirlo en persona para eliminar las sospechas de que se trata de una detención forzada o un secuestro, según la Cancillería rusa.

    El 5 de septiembre, la fiscalía británica imputó a dos nacionales de Rusia en relación con el incidente de Salisbury, Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, afirmó que los dos sospechosos son oficiales del servicio de inteligencia militar GRU (por la sigla en ruso de la Dirección General Inteligencia) y probablemente usaron identidades falsas.

    La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que todas esas informaciones carecen de pruebas y las listas de supuestos 'agentes rusos' sirven a Londres y Washington para justificar 'la caza de brujas'.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    trabajo, inteligencia, The New York Times, Serguéi Skripal, Reino Unido, Rusia, España