En directo
    Almacén de gas (imagen referencial)

    Kremlin: los proveedores del GNL intentan obligar a la UE a comprar gas a un precio más caro

    © Sputnik / Taras Litvinenko
    Política
    URL corto
    0 50

    MOSCÚ (Sputnik) — El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, calificó de "competencia desleal" la declaración del mandatario estadounidense, Donald Trump, sobre el proyecto Nord Stream 2.

    "En lo que respecta a los intentos de atacar ese proyecto comercial, ya hemos dicho que es una manifestación de competencia desleal", dijo Peskov.

    El representante del Kremlin añadió que "no es más que un intento de obligar a los europeos a que compren el gas licuado a proveedores alternativos y a un precio más caro".

    A lo largo de las últimas décadas, según Peskov, "Rusia ha demostrado que es un garante de la seguridad energética de Europa".

    Ninguna otra fuente, agregó, ha demostrado hasta la fecha una fiabilidad y una estabilidad mayores que el gas de tuberías, cuyo suministro es imprescindible para un avance consecuente y previsible de la economía europea.

    "Creemos que es un asunto de competencia económica, y es en este marco como los clientes deben escoger a cuál de los proveedores prefieren", apuntó.

    Sin embargo, el portavoz presidencial afirmó que el Kremlin considera que las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre Rusia y Europa no afectarán su futura cumbre con el líder ruso, Vladímir Putin.

    Las negociaciones "serán difíciles de por sí, ya sabéis cuántas discrepancias hay para discutir, por eso es poco probable que algo las agrave", comentó Peskov.

    Por su parte, Trump declaró el 10 de julio que las próximas negociaciones con Putin podrían ser las más fáciles de las consultas que mantendrá en otros países como Bélgica y el Reino Unido.

    Un día antes de la cumbre de la OTAN en Bruselas, el presidente de EEUU, Donald Trump, criticó en términos contundentes la dependencia de Alemania del gas natural ruso.

    Para Washington, según él, es inaceptable asumir un gasto militar muy superior al de los aliados europeos y protegerles en el marco de la OTAN cuando Berlín paga a Moscú miles de millones de dólares por el combustible y planea construir el gasoducto Nord Stream 2.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró que los suministros de gas ruso a Alemania muestran que Berlín y Moscú tienen relaciones de dependencia mutua, y garantizan que su cooperación se va a desarrollar.

    "No estamos de acuerdo con esta tesis, porque los suministros de gas a través de tuberías no desembocan en una dependencia de un país del otro, sino en su plena interdependencia, lo que garantiza la estabilidad y la próxima cooperación en distintos ámbitos", dijo Peskov a la prensa.

    El proyecto Nord Stream 2 prevé la construcción de dos tuberías de gas con capacidad para 55.000 millones de metros cúbicos anuales desde la costa rusa hasta Alemania por el fondo del mar Báltico.

    Además: Así Rusia "controla" a Alemania, según Trump

    El proyecto fue elaborado para diversificar las rutas del suministro de gas a Europa y fomentar la seguridad energética.

    Además:

    Austria: no hay razón para cambiar el gas ruso por el estadounidense
    "Rusia derrota a EEUU en la guerra del gas por Europa"
    La OTAN acuerda luchar contra manipulaciones en el ámbito de energía
    Etiquetas:
    Nord Stream 2, GNL, precios, gas, UE, Kremlin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik