En directo
    Nestora Salgado, excomandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, electa como senadora plurinominal por MORENA

    Estas son las mujeres del sistema de justicia indígena que llegan al Senado mexicano (fotos)

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Política
    URL corto
    Eliana Gilet
    Elecciones presidenciales en México (2018) (148)
    1121

    La activista mexicana y excomandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, ocupará un lugar en el Senado. Sputnik habló con Felicitas Martínez Solano, su suplente, sobre las dificultades de trabajar en un ámbito tan diferente del que provienen, enfrentando el prejuicio y la discriminación que permea a la clase política y a las instituciones.

    Nestora Salgado, senadora plurinominal del estado de Guerrero electa por MORENA, y su suplente, Felicitas Martínez Solano, provienen de una de las organizaciones populares más importantes de ese estado, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), cuya Policía Comunitaria fue comandada por Salgado.

    Felicitas fue la primera mujer en ser nombrada coordinadora de la CRAC, en el año 2005. Antes, fue parte del Consejo Guerrerense 500 años de resistencia indígena y también de la Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas, escuelas que comparte con otras mujeres indígenas destacadas como Martha Sánchez Néstor, feminista originaria de Xochistlahuaca y Hermelinda Tiburcio, nacida en Tlacoachistlahuaca, dónde postuló para ser presidenta municipal por MORENA, pero no logró ser electa.

    Policía Comunitaria de Olinalá, estado de Guerrero, México
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Policía Comunitaria de Olinalá, estado de Guerrero, México

    "Es un desafío tanto para mí como para Nestora, porque nunca hemos ocupado estos espacios. Tampoco somos políticas. Hay quien inicia desde joven, participa de su partido, se registra, hace mérito. Es otra cosa distinta el proceso que hacemos nosotras. Tuvimos una reunión con las mujeres de MORENA de Guerrero y ya estás en otro lado. Yo le decía a Nestora: ‘No sé si tú ya te estás acostumbrando, pero lo veo muy difícil, porque yo nunca he estado de este lado'. Ya estamos en el hecho, ahora a hacer acciones que puedan mejorar nuestros pueblos indígenas pero también nuestro Guerrero", indicó en diálogo con Sputnik.

    Felicitas nació en Potrerillo Coapinole, una comunidad ubicada en el municipio de San Luis Acatlán, a dónde llegó de niña a estudiar la secundaria sin saber hablar español. Su lengua materna es el me´phaa. En San Luis Acatlán se abrió también la primera Casa de Justicia de la CRAC, un sistema comunitario que crearon los pueblos indígenas de Guerrero, que tiene su sustento en la Constitución mexicana y en el artículo 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y que en octubre festejará 23 años de existencia.

    "Con Nestora lo hemos hablado en corto y aunque yo me voy a estar moviendo a [la Ciudad de] México, sí voy a estar de tiempo completo acá en Guerrero, para estar más cerca de la gente", explicó.

    Policía Comunitaria de Olinalá, estado de Guerrero, México
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Policía Comunitaria de Olinalá, estado de Guerrero, México

    De hecho, el sábado 7 de julio, antes de que Nestora y Felicitas fueran confirmadas oficialmente en sus puestos, se reunieron con un grupo de mujeres organizadas del Estado, y volvieron a reunirse con otro contingente al día siguiente, tras la ceremonia oficial, que se realizó en Chilpancingo, capital de Guerrero.

    "Como somos varios colectivos, varias organizaciones de mujeres guerrerenses, de familias de desaparecidos, hay muchas organizaciones que nos hemos relacionado aquí en Guerrero. Reunimos varios frentes para entregarle un documento a Nestora, sobre cuál es la exigencia de las mujeres guerrerenses que tiene que tomar en cuenta para la agenda que tiene que llevar al Senado", señaló Felicitas. Y no dudó al decir que el principal reclamo de estas organizaciones populares es justicia.

    "En Guerrero hay muchos casos de impunidad, corrupción, asesinatos de activistas, ecologistas, indígenas, no indígenas. Pasó con el Charco [masacre a manos del Ejército en esa comunidad del municipio de Ayutla, en 1998, donde 11 personas fueron asesinadas y otra veintena detenidas arbitrariamente] pasó con los 43 [normalistas]. No ha sido fácil para las mujeres", dijo Felicitas Martínez Solano.

    Policía Comunitaria de Olinalá, estado de Guerrero, México
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Policía Comunitaria de Olinalá, estado de Guerrero, México

    Durante su discurso, Nestora sostuvo que trabajará por la libertad de los presos políticos y también se refirió a la desaparición forzada de los 43 estudiantes de magisterio de la Escuela Normal de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014. Ella misma sufrió una prisión de casi tres años, acusada de varios delitos de los que luego fue absuelta.

    "Es el compromiso y lo tomé como bandera, la libertad de los presos políticos. No es posible que nos acusen de cosas que no cometemos y que los verdaderos delincuentes estén libres y protegidos", dijo Nestora Salgado el 8 de junio, durante la ceremonia en que se le entregó su constancia de mayoría, con más de 764.000 votos cosechados por MORENA, en la ciudad de Chilpancingo, capital de Guerrero.

    Nestora fue liberada en marzo de 2016 y se refugió en Estados Unidos, de dónde también es ciudadana, ya que migró de joven a ese país antes de regresar a su natal Olinalá y fundar la Policía Comunitaria de esa localidad. Felicitas acompañó a Nestora en ese proceso, como promotora de justicia y Coordinadora de la CRAC. A mitad de mayo de 2018, resguardada por policías comunitarios, Nestora regresó a Olinalá dónde dijo ante la concurrencia que no había llegado allí a hacer campaña: "No vine hacer campaña, no vine a dividir a mi pueblo. Vine a que nos organicemos y defendamos nuestros derechos y a agradecerles su apoyo".

    Durante la charla, Felicitas, que también es madre, hizo hincapié en que la discriminación será uno de los problemas a los que además tendrán que hacer frente como mujeres indígenas que asumen un papel central en el Gobierno.

    "Es difícil. Hay cosas que no van a cambiar. Como dice la esposa de López Obrador [Beatriz Gutiérrez Müller, muy activa en la campaña electoral], que no puede haber gente de primera y de segunda, pero claro que lo va a haber. No es fácil que cambies una gente que ya ha estado en el poder. Son procesos que ellos tienen que trabajar, porque si no, no se evoluciona. Nosotros sabemos que nunca nos sentimos de segunda, tenemos los mismos derechos y vamos a hablar de igual a igual. La Constitución dice que somos iguales, pero efectivamente los tratos no son así", sostuvo.

    Además: Crisis de violencia será la "prueba de fuego" para López Obrador en México

    La niña que llegó sin hablar el español y se preguntaba por qué los otros no aprendían también a hablar su idioma, emprendió el camino comunitario y abrió brecha, como refleja el documental sobre la tarea de Felicitas en el México profundo, "Abriendo Brecha: las mujeres de la Policía Comunitaria de Guerrero".

    "Venimos de una lucha constante por el reconocimiento del derecho de los pueblos indígenas y afromexicanos, en la [región] de Costa Chica. Debe quedar claro que no es fácil para nosotras porque nunca hemos estado de este lado, jamás nos preparamos para este proceso. Tenemos la fe y la seguridad que podemos hacer un buen trabajo junto a los diputados locales y senadores electos, que hagamos un equipo para que podamos traer mejor desarrollo para nuestro pueblo de Guerrero", concluyó.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en México (2018) (148)

    Además:

    Analista ecuatoriano: triunfo de López Obrador en México es una reacción a las elites
    Victoria de López Obrador en México "oxigena" a la izquierda latinoamericana
    Cabello: triunfo de López Obrador en México es "esperanzador" para Venezuela
    Etiquetas:
    senadora, derechos, congreso, pueblos indígenas, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik