En directo
    Política
    URL corto
    150
    Síguenos en

    GINEBRA (Sputnik) — Las sanciones implementadas por Occidente contra Rusia golpearon más a la UE, ya que fueron impuestas por motivos políticos y sin realizar los estudios necesarios de su incidencia en el mercado mundial, declaró a Sputnik el relator especial de la ONU sobre derechos humanos y sanciones internacionales, Idriss Jazairy.

    "Cuando estuve de visita en Bruselas, el secretario general de la Federación Europea de Productores Agrícolas me dijo que no les compensaron las pérdidas por el cierre del mercado ruso, y era injusto que las pequeñas empresas agropecuarias de Europa tuviesen que pagar por las contradicciones políticas entre la UE y Rusia", argumentó.

    El funcionario explicó que "Rusia es un país con ingresos medios per cápita, el resultado de la implementación de las sanciones contra Rusia fue el estímulo al desarrollo de la producción nacional de los bienes que habitualmente compraban en Europa, especialmente los productos agrícolas".

    Según Jazairy, Rusia se adaptó a las sanciones y el mercado europeo fue el que sufrió las mayores pérdidas.

    Pero ahora, Europa se enfrentó a las llamadas sanciones secundarias, y las compañías europeas, a las nuevas exigencias de llevar sus negocios en correspondencia con la legislación de EEUU.

    "Los problemas de los países grandes que se imponen sanciones mutuas radica en que son parte de una cadena de producción globalizada", reflexionó, al indicar que las sanciones también afectaron a los productores de EEUU.

    Jazairy alegó que se trata de "una actitud obsoleta".

    "Usted no puede golpear a Rusia sin golpearse a sí mismo", añadió.

    El relator especial subrayó que en estos casos es necesario llevar a cabo un estudio minucioso de la incidencia de las sanciones no solo respecto al país contra el cual se aplican, sino respecto a los mercados propios y el mercado mundial.

    Este estudio, señaló, no se hizo al aplicar las sanciones a Rusia, que fueron tomadas por motivos políticos.

    Desde marzo de 2014, EEUU, la Unión Europea y algunos de sus aliados pusieron en marcha sanciones individuales y sectoriales contra Rusia por su actuación en la crisis de Ucrania y lo que califican de "anexión ilegal" de Crimea.

    No te lo pierdas: Bumerán de sanciones: cómo las medidas antirrusas le salieron mal a Occidente

    Además de la prohibición de entrada y la congelación de activos para decenas de cargos públicos y empresarios, Occidente prohíbe exportar a Rusia armas, productos de doble uso y tecnologías para la producción de hidrocarburos y no permite a los bancos rusos financiarse a largo plazo.

    Rusia sostiene que no es parte del conflicto en Ucrania y que las sanciones son contraproducentes, pero mantiene en respuesta, desde agosto de 2014, el embargo a algunas importaciones agroalimentarias de EEUU, la UE, Australia, Canadá y Noruega.

    Te puede interesar: Rusia y la UE: "Nos conviene absolutamente conocernos mejor"

    Además:

    Opinión: cómo posicionarse ante las eternas sanciones de EEUU
    Lavrov: Rusia no pide a la UE levantar las sanciones sino dialogar
    Lavrov: las empresas europeas son las que pagan por las sanciones de EEUU a Rusia
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, sanciones, UE, ONU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook