En directo
    Política
    URL corto
    Por
    Elecciones presidenciales en México (2018) (148)
    0 10
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México que resulte de las elecciones del 1 de julio deberá renegociar con su homólogo estadounidense Donald Trump una nueva estrategia de seguridad, dijo a Sputnik el experto en políticas antidrogas José Reveles.

    "En los últimos lustros, México no ha tenido plena autonomía, en cambo ha comprometido su soberanía en materia de seguridad, y el próximo presidente deberá renegociar una estrategia que recupere los espacios cedidos ante EEUU", dijo Reveles, autor de una docena de obras sobre el crimen organizado trasnacional.

    Los antecedentes regionales de Norteamérica corresponden a la matriz militar y al proyecto de seguridad que se derivan del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (Aspan), promovida por Washington y vigente desde 2005, indicó Reveles.

    Ese proyecto, centrado en las metas estadounidenses, dio paso en 2007 a la Iniciativa Mérida, un plan antidrogas inspirado en el Plan Colombia que reconfiguró las fuerzas armadas y policiales mexicanas bajo el mando de asesores de inteligencia estadounidenses.

    La Aspan se remonta a los gobiernos de George W. Bush (2001-2009) y prevaleció en forma más o menos silenciosa como "el brazo militar del tratado trilateral norteamericano del TLCAN, que sujetó las políticas antidrogas y de seguridad de los gobiernos mexicanos de Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018)", explicó Reveles.

    Asuntos relacionados: López Obrador plantea acabar con "política coercitiva" en lucha contra el crimen en México

    México está atrapado en esa lógica, de la cual "hasta la fecha no ha tenido escapatoria", observó.

    Desde entonces, la participación mexicana en maniobras militares conjuntas bilaterales y hemisféricas "ha resultado en una cooperación de las fuerzas castrenses mexicanas dentro de un modelo similar al de un Estado asociado como Puerto Rico", guardando las distancias por la dimensión nacional, opinó.

    López Obrador ante Trump

    Reveles, quien dio por ganador al izquierdista Andrés Manuel López Obrador en las elecciones, sostuvo que hay pocos elementos para descifrar lo que piensa hacer la Casa Blanca ante su presidencia.

    "Trump solo ha expresado generalidades sobre las exigencias a México para que actúe más para impedir el paso de drogas ilegales y migrantes, pero sin una política definida", apuntó.

    La única premisa básica es que "tiene la mentalidad clara de endurecer el enfoque prohibicionista, y ni siquiera eso han clarificado personajes como el general del cuerpo de marines John Kelly", que comenzó visitando México como secretario de Seguridad Interna y ahora es el jefe de gabinete de Trump.

    Reveles estimó un dato no menor que Kelly haya sido jefe del Comando Sur en el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), a cargo de la política militar hacia América Latina entre 2012 y 2016.

    "Tanto López Obrador como Trump han sido opacos en definir sus políticas internacionales antidrogas y en los primeros meses podemos esperar que será la inercia institucional la que definirá la relación englobada por el prohibicionismo federal", señaló el investigador.

    Te puede interesar: "Soy terco y radical", proclama AMLO en recta final por presidencia de México

    Sin embargo, el prohibicionismo está cada vez más horadado por políticas liberales hacia el consumo lúdico y medicinal de drogas como la marihuana en una docena de estados de Estados Unidos y, más recientemente, en Canadá.

    Reveles estima que Trump extraña los viejos tiempos del prohibicionismo al estilo de los presidentes Richard Nixon y Ronald Reagan.

    Ante ese "pensamiento retro", la oferta de López Obrador de reconstruir la Alianza Para el Progreso que impulsó John F. Kennedy en los años 1960, tras el triunfo de la Revolución Cubana, "es muy limitado y no alcanza para enfrentar la inercia de la Iniciativa Mérida", comentó.

    En efecto, esa cooperación antidrogas inspirada en la experiencia colombiana ofrece una ayuda poco cuantiosa para el tamaño de México, unos 500 millones de dólares anuales, "menor a la ayuda a Colombia que es un país más chico", compara el experto.

    El secreto de esa cooperación es que abre la puerta a la venta de equipos del complejo militar industrial de EEUU, como los detectores de aduanas y otras herramientas de controles fronterizos.

    "La Iniciativa Mérida es una ayuda interesada, que permite la venta de equipo militar como los helicópteros Black Hawk", advirtió.

    Te puede interesar: Futuro de las políticas sociales, un dilema para candidatos y sociedad civil de México

    Esa maquinaria bélica empleada por la Marina mexicana para el combate al narcotráfico nacional ya se vio involucrada en violaciones a los derechos humanos en el estado fronterizo de Tamaulipas, según Reveles.

    El escritor se refería a un grave incidente en la ciudad de Nuevo Laredo en el que desde una de esas aeronaves de guerra fue ametrallado el auto de una familia, matando a una madre y a sus dos hijas pequeñas.

    "No solo eso, sino que en el contexto de una emboscada contra marinos, la respuesta castrense ha causado más de 50 desaparecidos en tres meses producto de las acciones de retaliación", añadió el investigador.

    La reacción de organizaciones defensoras de los derechos humanos e incluso de la misión permanente de Naciones Unidas en México fue airada contra lo que calificaron como "operación venganza".

    Reveles opinó que el presidente saliente Enrique Peña Nieto "equivocó la puerta en busca de soluciones mágicas" para redefinir la relación en materia de seguridad, al confiar en el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump.

    Temas relacionados: López Obrador: México no será "piñata" de ningún Gobierno extranjero

    Para la Casa Blanca, México "sigue siendo un territorio de contención, donde ni siquiera necesita bases militares por la proximidad geográfica que no le causa urgencias logísticas", dijo.

    Por esa razón, recuperar la llamada Doctrina Estrada de la diplomacia mexicana (por el excanciller Genaro Estrada que la formuló en los años 30) solo tiene la posibilidad de "reconstruir la relación latinoamericana con políticas de no intervención y autodeterminación", opinó.

    Pero no resuelve el desafío de recuperar para el próximo presidente la soberanía en la estrategia de seguridad.

    En su cierre de campaña López Obrador se limitó a enviar un mensaje a Trump con su "disposición para dialogar con EEUU y llegar a acuerdos".

    En busca del diálogo, López Obrador prometió que "no le faltaremos el respeto al Gobierno de EEUU porque no queremos que nadie ofenda a nuestro pueblo y a la nación mexicana como país soberano".

    Después de los comicios, ese discurso podría comenzar a buscar una zona de aterrizaje en la realidad.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en México (2018) (148)
    Etiquetas:
    Elecciones presidenciales en México (2018), Donald Trump, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook