Widgets Magazine
14:14 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU, sonriendo

    "Troll político": Trump divide a Europa

    © REUTERS / Kevin Lamarque
    Política
    URL corto
    0 33
    Síguenos en

    La nueva política hacia la Unión Europea del presidente estadounidense, Donald Trump, basada en recordar la superioridad de los intereses estadounidenses, no solo contribuye a una división en el seno de la UE en varios ámbitos, sino que también complica la interacción de Washington con Europa, según expertos rusos.

    Así, el periodista de Gazeta.ru Ígor Kriuchkov, recordó que Trump prefirió construir relaciones con la UE con el sencillo lema de 'Estados Unidos está por encima de todo'. Esto implica que Washington ya no considera una alianza con Europa como algo obvio e indiscutible.

    "A Trump le bastó plantear una sola cuestión para romper el equilibrio dentro de la Unión Europea: ¿por qué debería Washington pagar por la seguridad de Europa? Esto no solo dividió a las tres principales potencias de la UE, Alemania, Francia y el Reino Unido, sino que también profundizó la fisura entre Europa Occidental y Europa Oriental", subraya el periodista ruso.

    A principios de junio, año y medio después de la llegada de Trump al poder, el Departamento de Estado hizo el primer intento de explicar qué quiere de Europa el país norteamericano. Aaron Wess Mitchell, subsecretario de Estado para Asuntos Europeos y Eurasiáticos, pronunció un discurso sobre la nueva estrategia de Washington en la dirección europea. El informe, que el alto cargo leyó en la sede de la conservadora Heritage Foundation, se denominó 'Lazos transatlánticos: salvar a Occidente'.

    Según Mitchell, Europa es la culpable de sus problemas. El Viejo Continente ha sido demasiado descuidado con respecto a la confrontación geopolítica entre Occidente, Rusia y China. Y ahora estos dos países están desafiando a la civilización occidental, más concretamente en la zona comprendida "entre el Danubio y el Cáucaso".

    Estados Unidos tiene la intención de luchar contra esta amenaza, antes que nada aumentando sus recursos internos, continuó. Es decir, para continuar el enfrentamiento, el país "debe ser rico y próspero". Además, Washington espera un aumento en el potencial militar de Europa —en particular, los países de la UE deberían gastar al menos un 2% de su PIB en el potencial militar de la OTAN—, así como ver fortalecidos los países de Europa Oriental política y económicamente.

    "El principal problema es que el giro político que propone Mitchell ignora los intereses de los tres países más grandes de Europa Occidental: el Reino Unido, Francia y Alemania", escribe Thomas Wright, investigador principal del American Brookings Institute en su artículo para The Atlantic. 

    Wright argumenta que Washington exige activamente que Londres revise por completo su política comercial con la Unión Europea, acepte las normas estadounidenses o al menos irse del mercado unido de la UE. Esto finalmente debería separar a Londres del espacio económico europeo.

    En el continente, Washington lucha contra Nord Stream 2: al defenderlo, Alemania está atrayendo la ira de los Estados bálticos y Ucrania.

    "De hecho, Europa misma está dividida, este proceso no puede explicarse solo por la política de Trump. El presidente estadounidense está contento de jugar con los intereses de los Estados miembros de la UE, y lo hace con éxito. Pero algunas personas en Europa también se benefician de esto. Polonia, por ejemplo, que cumple fácilmente con su obligación dentro de la OTAN y financia esta unión con un 2% de su PIB, lo logra a través de grandes compras de armas estadounidenses", explica Dmitri Danilov, jefe del Departamento de Seguridad Europeo en el Instituto de Europa de la Academia Rusa de Ciencias.

    Varsovia se está posicionando como un nuevo polo de poder en Europa del Este, que ya ha desafiado a Bruselas y Berlín (no sin el apoyo de Estados Unidos). Las autoridades centrales de la UE critican a las autoridades conservadoras de Polonia por reformas antidemocráticas. Varsovia, a su vez, considera que esta presión es parcial.

    Relacionado: Destinado al fracaso: ¿por qué EEUU perderá el mercado de gas de Europa?

    "No veo ningún plan específico de Trump en Europa. Esta no es una estrategia. No está dibujada. Esta es más bien una secuencia de decisiones coyunturales que causan contradicciones en Europa", opina el politólogo Iván Timoféev.

    "Trump es un político cuya intuición prevalece sobre la razón política. Intuitivamente siente la opinión de su electorado nuclear. Y construye sus acciones en torno a esto. Por lo tanto, todas estas colisiones están teniendo lugar ", continúa.

    "Los líderes europeos a veces lo perciben como un 'trol político'. Pero en paralelo, entre el electorado estadounidense, Trump está ganando puntos", afirma el experto ruso.

    Danilov recuerda que Trump está aumentando el presupuesto de EEUU e intenta consolidar la dependencia europea de la economía de EEUU. "Pero este es un fuerte golpe a la confianza transatlántica", argumenta Danilov.

    "Independientemente de que Trump pueda salir o no reelegido, incluso después de su primer mandato, el mundo será mucho más difícil. Incluyendo a Estados Unidos", concluye el analista.

    Además:

    Trump y Macron hablaron sobre cómo "volver a equilibrar" el comercio con Europa
    Trump rompe con Europa por Irán, Jerusalén, el comercio, el cambio climático, la OTAN y el euro
    Tusk cree que Europa debe estar agradecida con Trump por "quitarle las ilusiones"
    Cómo Europa queda en ridículo con la decisión de Trump sobre Irán
    Etiquetas:
    troleo, conflicto, Europa, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik