Widgets Magazine
En directo
    Muqtada Sadr, clérigo y político iraquí (archivo)

    ¿Dirá Irak adiós a EEUU? Cómo la victoria electoral de un exguerrillero podría ayudar

    © AP Photo / Hadi Mizban
    Política
    URL corto
    19611

    La victoria del exguerillero iraquí Muqtada Sadr supone un contundente fracaso de la guerra iniciada por EEUU en Irak con el objetivo de crear un 'Estado a su medida' en Oriente Medio. El exdiplomático canadiense Patrick Armstrong explicó a Sputnik por qué la elección de Sadr es una auténtica bofetada para EEUU.

    Tal y como destaca el exdiplomático, puede que sí se haya creado un nuevo país, "pero no es el que quería Washington".

    Al fin y al cabo, Sadr se hizo famoso al organizar el Ejército de Mahdi, que desde 2003 se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para EEUU por sus acciones de guerra de guerrillas contra las fuerzas de la coalición.

    Por lo tanto, la política 'neocon' de Washington no solo no logró controlar Irak y reducir la influencia regional de Irán, sino que consiguió todo lo contrario, aseguró el exdiplomático.

    Tema relacionado: El bloque chií Sairun gana las elecciones parlamentarias en Irak

    "[La victoria de Sadr] pone de manifiesto el hecho de que, al final, la intervención [de la coalición] en el área le dio a Irán más influencia de la que hubiera tenido por su propia cuenta", explicó.

    Armstrong no es el único en hacer esta lectura de la victoria de Muqtada Sadr en Irak.

    El director del Centro Institucional Independiente para la Paz y la Libertad, Ivan Eland, también considera que los resultados de las elecciones en Irak son un duro golpe para la estrategia de EEUU en el país.

    Según el experto, el objetivo de Washington era desarrollar un sistema político democrático en Irak, algo que solo era 'válido' si el Gobierno iraquí recibía la aprobación de EEUU.

    "Normalmente, la política exterior de EEUU apoya la democracia hasta que el pueblo de un determinado país elige a un líder que no es amigo de EEUU. O sea, Estados Unidos suele preferir a un líder amistoso antes que a uno elegido democráticamente", concluyó Eland.

    También: Trump mantendrá emergencia nacional sobre Irak por un año más

    Sadr fundó su coalición electoral después de las elecciones de 2014 y aprovechó el caos y el descontento popular con la política parlamentaria de Irak.

    Dada la visión política del exguerrillero, a partir de ahora "Washington tendrá dificultades a la hora de influir en la política iraquí," declaró al medio ruso Expert el politólogo del Centro ruso de Estudios Árabes Vladímir Isáyev.

    Además:

    El enemigo de EEUU lidera en las elecciones de Irak
    Irak negocia la compra de sistemas S-400 a Rusia pero teme sanciones de EEUU
    Irán, dispuesto a conceder a Irak una línea de crédito de $3.000 millones
    Etiquetas:
    Muqtada Al Sadr, EEUU, Irak
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik