En directo
    Logo del G20 (2018)

    G20 considera que "no hay otra alternativa que no sea el multilateralismo"

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    Política
    URL corto
    La cumbre del G20 en Argentina (22)
    0 20

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La mayoría de los países del G20 coincidieron que en caso de no trabajar por el fortalecimiento del multilateralismo aumentarán los conflictos, dijo viceministro de Asuntos Exteriores ruso Alexandr Pankin a la prensa en el Congreso argentino en Buenos Aires.

    "Casi todos los países (19 o 18, en algunos casos) fueron unánimes en afirmar que no hay otra alternativa que no sea el multilateralismo y que debe ser fortalecido, porque de otro modo el riesgo de conflictos aumentará", contó Pankin en el marco de su visita al país para participar de la reunión de cancilleres del G20.

    El ministro brindó estas declaraciones a la prensa en el marco de la inauguración de la muestra "El Holocausto: aniquilación, liberación y rescate", realizada en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación.

    Por otra parte, el canciller afirmó que muchas delegaciones hicieron énfasis en que se están atravesando tiempos turbulentos, dado que "en el comportamiento político de los Estados todo es impredecible", haciendo referencia a las sanciones impuestas contra distintos países.

    Buenos Aires, que este año preside el G20, fue la sede de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de este foro que reúne a las 20 economías industrializadas y en desarrollo más "relevantes" del mundo, con el fin de discutir temas como multilateralismo y gobernabilidad global.

    "Las sanciones políticas se utilizan como un instrumento de competencia comercial desleal y las sanciones comerciales se utilizan para ejercer presión política; el creciente proteccionismo, en primer lugar, de EEUU, es muy peligroso", opinó el vicecanciller ruso.

    Además, el viceministro dijo que en este momento "las negociaciones multilaterales son olvidadas o suspendidas".

    Tema relacionado: El canciller español reivindica el multilateralismo en el G20

    Al mismo tiempo, Pankin hizo referencia a que algunas acciones de EEUU, como la salida del plan conjunto de acción global contra Irán, "tendrían consecuencias graves no sólo en materia de prevención de la propagación de armas de destrucción masiva, sino también consecuencias económicas para diferentes mercados".

    El pacto, llamado Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), fue firmado en Viena en julio de 2015 por Irán, el Grupo 5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) y la Unión Europea.

    Su objetivo fue establecer limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

    Más: EEUU busca culpar a Teherán por el colapso del pacto nuclear

    El 8 de mayo, Trump anunció que su país abandonaba el PAIC y acusó a Irán de violar los compromisos asumidos, pero los demás miembros del Grupo 5+1 decidieron seguir apoyando el PAIC.

    Anticrisis

    El vicecanciller ruso hizo referencia al origen del G20 como una asociación "anticrisis" que demostró su capacidad en 2008.

    "Ahora [el G20] mantiene su carácter anticrisis, pero de una forma más preventiva, puesto que ya no se trata solo de desafíos económicos, sino también políticos, y por lo tanto, el G20 económico aumenta su dimensión política", afirmó Pankin.

    El vicecanciller hizo referencia al hecho de que no puede existir desarrollo sin que haya paz y es por esto que el G20 debe extinguir y prevenir conflictos.

    "A medida que se desarrollan diversos procesos asociados con la globalización y la digitalización, a medida que el proceso de producción pasa al ciberespacio, aumentan los desafíos y las amenazas asociadas con el financiamiento del terrorismo y de las corrientes radicales", señaló Pankin.

    Desafíos y futuro del trabajo

    El vicecanciller ruso señaló que los próximos desafíos del G20 estarán relacionados a cambios estructurales en la economía.

    Los temas que Argentina eligió como ejes prioritarios para su periodo de presidencia del G20 son: el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo, y un futuro alimentario y sostenible bajo el lema "Construyendo consenso para un desarrollo equitativo y sostenible".

    "En cualquier etapa del progreso científico y tecnológico se está produciendo una competencia feroz, están surgiendo nuevos mercados y profesiones y los antiguos están desapareciendo", observó el viceministro.

    Tema relacionado: El sistema financiero mundial, ¿al borde de un tsunami mortal?

    Además, señaló que una profesión "no es es solo un número en un diploma, es gente que tiene que adaptarse a lo nuevo, porque si estas personas resultan no gratas en la nueva economía crecerán las protestas sociales, se formarán procesos radicales que se transformarán en conflictos y esto se traducirá en la aparición de problemas asociados con la emigración y los refugiados".

    Papel de los países en desarrollo

    Los países en desarrollo que no integran el G20 también deben poder emitir su opinión y participar de la toma de decisiones en las instituciones financieras, dijo el lunes a la prensa el viceministro de Exteriores ruso Alexandr Pankin, tras inaugurar una muestra sobre la liberación del campo de concentración de Auschwitz por el Ejército Rojo.

    El mundo en desarrollo "a menudo se elimina de la toma de decisiones y necesita no solo poder emitir su voto, sino también poder influir en la toma de decisiones en las instituciones financieras, lo que hasta ahora ocurre con muchas dificultades", señaló Pankin.

    El viceministro se encuentra en Buenos Aires debido a que participó de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G20, foro que Argentina preside este año.

    El G20 se define como el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política para hacer frente a los grandes desafíos globales y generar políticas públicas que los resuelvan, según información publicada en su sitio web.

    El vicecanciller hizo referencia a que si bien el G20 es una organización seria, "que representa una parte justa de la producción, el comercio y la inversión mundial" no es exclusivo, debido a que por fuera del G20 "hay una gran parte del mundo: el mundo en desarrollo".

    El G20 está integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y el bloque de la Unión Europea.

    "Este mundo necesita asegurarse de que existan reglas del juego establecidas en el marco de la legalidad y el derecho internacional", aseguró el vicecanciller.

    Los miembros del G20 representan 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y 75% del comercio internacional.

    "Hay una cierta sensación de ansiedad sobre el futuro, de desequilibrio en las relaciones internacionales, de turbulencia económica; cuando los Estados son incapaces de controlar los mercados o procesos, en los que un papel decisivo se juega por las multinacionales, el capital especulativo concentrado en unas pocas manos en las bolsas de valores de varios países", concluyó el vicecanciller.

    Argentina preside este año el Grupo de los Veinte (G20) países industrializados y emergentes, siendo esta la primera oportunidad en la que un país latinoamericano es sede del evento.

    Los temas que el país sudamericano eligió como ejes prioritarios para su periodo son: el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo, y un futuro alimentario y sostenible bajo el lema "Construyendo consenso para un desarrollo equitativo y sostenible".

    Tema:
    La cumbre del G20 en Argentina (22)
    Etiquetas:
    mundo multipolar, multipolaridad, G20, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik