Widgets Magazine
En directo
    Milos Zeman, presidente de la República Checa

    El presidente de la República Checa admite la producción de 'Novichok' en su país

    © AFP 2019 / Michal Cizek
    Política
    URL corto
    0 90

    El presidente de la República Checa, Milos Zeman, informó en una entrevista a la cadena de TV Barrandov que en su país se fabricó y fue sometida a pruebas la sustancia tóxica A-230, la misma que el Reino Unido llama 'Novichok' y acusa a Rusia de haber utilizado en el supuesto envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal.

    El presidente checo subrayó que la información proviene tanto de los informes de la inteligencia militar como de la inteligencia gubernamental. La sustancia química se produjo y probó en noviembre del 2017 en el instituto de investigación militar de Brno.

    Según ha explicado Zeman, hay cierta confusión en cuanto a la clasificación del gas, pues los dos informes se contradicen en este aspecto. La inteligencia militar afirma que es idéntico al agente 'Novichok', mientras que la inteligencia gubernamental no comparte esta opinión.

    No obstante, en su comunicado, el presidente dio el favor a la inteligencia militar, pues "está más familiarizada con la sustancia".

    "Hemos producido y probado una pequeña cantidad de 'Novichok', y después la hemos destruido. Sabemos dónde y cuándo. Sería una hipocresía afirmar que esto no es cierto", concluyó el mandatario.

    Más: Canciller ruso: Novichok es un agente fácil de producir y disponible en EEUU

    Mientras tanto, el director del mencionado instituto de investigación militar, Bohuslav Safar, aseguró que la sustancia química se produjo con el único fin de estudiarla, y se hizo con la aprobación de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

    El experto subrayó que la cantidad se limitó a unos cuantos gramos de la sustancia, de manera que se trataría más bien de la preparación de una pequeña cantidad con fines de investigación y no de una producción.

    La declaración del presidente checo desmiente otra vez las declaraciones iniciales de los altos cargos británicos sobre que solo Moscú tuviera capacidades de producción del 'Novichok'. En reiteradas ocasiones, la parte rusa puso el foco en que varios países del mundo estaban capacitados para fabricar la sustancia y, de hecho, muchos lo hicieron con el fin de estudiarlo.

    Tema relacionado: Los británicos no consiguen demostrar que Skripal fuera envenenado con Novichok de fabricación rusa

    La sustancia química se usó supuestamente a principios de marzo para envenenar al exoficial de la inteligencia militar rusa Serguéi Skripal en Salisbury. Sin ni siquiera abrir una investigación formal del caso, el Gobierno británico responsabilizó a Rusia de lo ocurrido, por supuesto sin presentar prueba alguna de ello. Moscú rechaza rotundamente las acusaciones de Londres.

    El caso desencadenó una expulsión masiva de diplomáticos rusos como "respuesta" al supuesto envenenamiento, que hasta la fecha no ha sido investigado por completo por los países aliados del Reino Unido ni por aquellos que se solidarizan con su postura.

    A pesar de que la OPAQ reconoció posteriormente que la sustancia pudo haberse producido en cualquier país "con competencia en química", ningún Gobierno ha revisado todavía su decisión de empeorar las relaciones con Rusia bajo este pretexto.

    Además:

    Embajador ruso denuncia la falta de transparencia en trabajo de la OPAQ sobre caso Skripal
    Medios: Londres usaría cumbres internacionales para crear una alianza contra Rusia
    Rusia sigue sin poder acceder a los Skripal dos meses después del incidente en Salisbury
    La OTAN no cuestiona las conclusiones de Londres sobre el caso Skripal
    La supuesta 'patria' de Novichok quiere registrar el nombre como marca comercial
    Rusia lamenta la ausencia de diálogo sustancial con Londres sobre el caso Skripal
    Rusia estudia nuevas medidas en el caso Skripal
    Etiquetas:
    Yulia Skripal, Serguéi Skripal, Milos Zeman, República Checa, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik