14:32 GMT +319 Diciembre 2018
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU (archivo)

    Moscú rehúsa atribuir el retraso de nuevas sanciones a la "buena voluntad" de Trump

    © REUTERS / Jonathan Ernst
    Política
    URL corto
    150

    MOSCÚ (Sputnik) — El Kremlin no se apresura a interpretar el retraso en la imposición de nuevas sanciones de EEUU contra Rusia como un gesto de buena voluntad del presidente estadounidense Donald Trump, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

    "Solo ha pasado un día. Tal y como están las cosas en nuestras relaciones, es temprano para hacer evaluaciones", declaró Peskov a periodistas.

    María Zajárova, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia
    © Sputnik / Mikhail Voskresensky
    El representante del Kremlin subrayó que "las únicas sanciones legítimas a nuestro juicio son las adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU".

    "A lo largo del siglo XX, las sanciones fueron decretadas en 174 ocasiones, incluyendo unas 110 de parte de EEUU", apuntó.

    Para Peskov, "lamentablemente, es una práctica habitual en la política exterior de EEUU que no podemos aceptar y que consideramos ilegítima".

    "Es temprano para sacar conclusiones al término de un día", reafirmó el portavoz y añadió que "el Kremlin hace tiempo que dejó de asombrarse".

    A principios de este abril, EEUU extendió sus restricciones financieras a 38 individuos y entidades rusas, entre ellas la exportadora rusa de armas Rosoboronexport, el gigante de aluminio Rusal, los conglomerados industriales Russian Machines, Basic Element, la empresa automotriz GAZ y otras.

    Más: ¿Cómo levantar las sanciones de EEUU? "Dejar de existir"

    Los activos de estas personas y empresas bajo jurisdicción estadounidense, quedan embargados y las transacciones financieras con ellas, prohibidas.

    A mediados de este mes, Washington anunció que está considerando imponer nuevas sanciones contra Rusia por su apoyo al Gobierno sirio, al que los países occidentales acusan de un ataque con cloro en la ciudad de Duma, a las afueras de Damasco.

    Las acusaciones de hackeo contra Rusia

    Londres y Washington ni siquiera intentan argumentar sus acusaciones infundadas de hackeo lanzadas contra Rusia, declaró Dmitri Peskov.

    "Nadie —ni nuestros colegas de EEUU ni tampoco los del Reino Unido— se ha molestado hasta la fecha en buscar alguna, aunque sea la más mínima, argumentación", dijo Peskov.

    Añadió que "desde nuestro punto de vista, esas acusaciones infundadas han perdido por completo su valor".

    Al ser preguntado sobre una posible respuesta del Kremlin a las acusaciones, Peskov contestó que no puede comentarlas porque no se sabe en que están basadas.

    "Tratamos de modo correspondiente esas acusaciones", comentó el portavoz.

    El 16 de abril el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS), el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y el Centro de Ciberseguridad Nacional del Reino Unido (NCSC) publicaron una Alerta Técnica conjunta sobre "la actividad cibernética maliciosa del Gobierno ruso".

    Según el documento, los blancos de los hackers rusos son principalmente organizaciones gubernamentales y privadas, las infraestructuras básicas y los proveedores de servicios de internet.

    El documento dice que los hackers financiados por el Gobierno ruso utilizan enrutadores con aplicaciones dañinas para realizar los llamados 'ataques de intermediario', cuando el atacante controla toda la conversación mediante conexiones independientes haciendo a su víctimas creer que hablan por una conexión privada.

    Sin embargo, no se explica cómo Rusia está relacionada con esos hackeos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    ¿Riesgo de 'default' y activos tóxicos?: consecuencias de las nuevas sanciones de EEUU contra Rusia
    "Las nuevas sanciones de EEUU contra Rusia complicarán las relaciones entre los dos países"
    Casa Blanca: EEUU considera aplicar más sanciones a Rusia en el "futuro cercano"
    Etiquetas:
    sanciones, Dmitri Peskov, EEUU, Rusia