En directo
    El director de la Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narishkin

    Presiones por el caso Skripal, ¿parte de política de imposición de EEUU?

    © Sputnik / Grigory Sysoev
    Política
    URL corto
    La expulsión masiva de los diplomáticos rusos por el caso Skripal (237)
    0 50

    MOSCÚ (Sputnik) — La presión a otros países en relación con el caso del exespía Serguéi Skripal es una prueba más de la política de imposición de Estados Unidos y sus aliados como el Reino Unido, declaró el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narishkin.

    El alto funcionario ruso denunció que EEUU "intenta continuamente camuflar su burda política de imposición bajo el paraguas de la solidaridad euroatlántica o internacional" y dar una "apariencia de voluntariedad" a su forma de construir relaciones con otros países a partir de la imposición y el chantaje.

    "Una prueba evidente de tal enfoque la constituye la presión agresiva que los embajadores y otros cargos públicos de EEUU y el Reino Unido, según nos consta, ejercen sobre los aliados de la OTAN, los países de la UE, así como sobre naciones asiáticas y otras en relación del llamado caso Skripal", destacó en la inauguración de la Conferencia Internacional de Seguridad en Moscú. 

    El caso del exespía envenenado con una sustancia neuroparalizante, es una "grotesca provocación confeccionada burdamente por los servicios secretos del Reino Unido y EEUU", añadió.

    Le puede interesar: Moscú sospecha que EEUU planea imponer sanciones contra activos rusos

    Sin embargo, incluso en esta situación "parte de los Estados europeos no tienen prisa por sumarse a ciegas a Londres y Washington", resaltó, y es que "el sistema de dependencia vasalla creado por Washington está fallando en todo el mundo".

    "Empiezan a distanciarse de los norteamericanos incluso sus satélites más fieles, como son los europeos, cuyo bienestar y seguridad EEUU no duda en sacrificar una y otra vez en el altar de sus pretensiones geopolíticas", concluyó.

    El 4 de marzo pasado, Serguéi Skripal, exoficial de inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, fueron hallados inconscientes cerca de un centro comercial en la ciudad de Salisbury.

    La policía estableció que los dos fueron envenenados con una sustancia tóxica de acción neuroparalizante.

    Lea también: Político alemán: actuación de Londres en el caso Skripal pone en riesgo la paz

    Apenas empezada la investigación, que según Scotland Yard tardará varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del ataque, alegando que la sustancia con la que los Skripal fueron envenenados fue fabricada en Rusia.

    Valiéndose de esta acusación el Reino Unido y otros 28 países, así como la OTAN, expulsaron en total a 153 diplomáticos rusos.

    Rusia, que considera infundadas estas acusaciones, hasta ahora respondió de manera simétrica a 26 países, al ordenar la expulsión de su territorio de 143 diplomáticos extranjeros.

    Tema:
    La expulsión masiva de los diplomáticos rusos por el caso Skripal (237)

    Además:

    Kremlin: ya se entiende lo absurdo de la acusación contra Rusia por el caso Skripal
    Británicos no consiguen demostrar que Skripal fue envenenado con Novichok de fabricación rusa
    China llama a renunciar a la mentalidad de Guerra Fría en el caso Skripal
    Mentira y desinformación: el último reducto de Occidente
    Etiquetas:
    envenenamiento, Serguéi Skripal, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik