02:03 GMT +324 Octubre 2018
En directo
    El memorial de Jedwabne, el pueblo donde los habitantes polacos masacraron en 1941 a sus vecinos judíos.

    Comunidad judía de Argentina: ley polaca del Holocausto afirma "un negacionismo que no aporta al diálogo"

    CC BY-SA 3.0 / Fczarnowski / Jedwabne Z-pomnik
    Política
    URL corto
    665

    La ley de Polonia que prohíbe adjudicar a ese país responsabilidades del Holocausto tiene en la mira al diario argentino Página/12, que ha publicado artículos sobre las masacres ocurridas durante la Segunda Guerra Mundial. Tanto la publicación como la colectividad judía del país han manifestado su preocupación por los hechos.

    La norma, que entró en vigor el 1 de marzo, podría aplicarse por primera vez contra el periódico argentino. La denuncia de la organización polaca Reducto del Buen Nombre (RDI, por sus siglas en polaco), también conocida como la Liga Polaca contra la Difamación, fue respaldada por el viceministro de Justicia, Michal Wojcik.

    "La organización tiene del derecho de elevar una demanda. Si la corte decide que la queja es admisible —cosa que debería hacer—, entonces habrá un proceso", dijo Wojcik en declaraciones a la radio Zet.

    Sin embargo, hasta el momento a la redacción del periódico no ha llegado ninguna notificación oficial de la denuncia más allá de los trascendidos de prensa, dijo a Sputnik Raúl Kollmann, periodista de Página/12.

    "Es una demanda apoyada públicamente por el viceministro de Justicia de Polonia, es decir que tiene un respaldo institucional. No tenemos claro todavía las características, pero suponemos que es una denuncia penal", precisó Kollmann.

    Le puede interesar: Polonia intenta cambiar su historia a golpe de decreto

    Aunque no se tiene certeza aún quién es objeto de la demanda, en la redacción se supone que recaerá sobre el director periodístico del diario, Ernesto Tiffenberg, y sobre el autor de la nota que encendió la polémica, Federico Pavlovsky, señaló el entrevistado.

    El artículo, titulado 'Rostros familiares', fue publicado en diciembre de 2017, y abordaba la masacre de Jedwabne, una aldea en el este de Polonia, escenario en 1941 de una masacre perpetrada contra la población judía, aproximadamente la mitad del total.

    En la nota, el periodista argentino recuerda que no fue la ocupación alemana la que se encargó de quemar a los judíos y someterlos a múltiples vejaciones, sino sus mismos vecinos polacos. El historiador polaco naturalizado estadounidense Jan Gross publicó en 2001 'Vecinos', una investigación que dio cuenta del hecho a través del testimonio de los sobrevivientes.

    Lea también: Putin insta a atajar los intentos de negar el Holocausto

    El motivo de la demanda a Página/12 es la fotografía utilizada para ilustrar el artículo de Pavlovsky, en la que aparecen los cadáveres de combatientes polacos de la clandestinidad anticomunista, los llamados 'soldados malditos'. Según la RDI, el vínculo entre Jedwabne y la lucha independentista "es una manipulación, una acción contra el pueblo polaco y una difamación de los soldados polacos".

    Página/12 ya había publicado otros reportajes al respecto, entre ellos una entrevista a la filósofa argentina Laura Klein, cuya madre logró sobrevivir a Jedwabne. En 2001, a 60 años de la masacre, Polonia pidió disculpas a las víctimas en una ceremonia no exenta de polémicas, resistida por buena parte del espectro político —incluido el exponente de Solidaridad, Lech Walesa— y la Iglesia católica. Klein es la única representante de su país en una comitiva de unos 25 sobrevivientes y familiares de víctimas.

    "Las víctimas ya dieron sus testimonios con sus huesos, los cabellos, los zapatos, la ocupación de sus casas, el saqueo financiero, entonces que ahora hablen de los victimarios. Fui a Polonia a decirles que no hablen de nosotros, porque cada vez que lo hagan van a justificar la masacre de alguna manera", dijo a Página/12 la filósofa, tras participar del acto de disculpas en el que, afirmó, no se dio lugar a las víctimas a hablar.

    No es la primera vez que este asunto genera polémicas. En 2011, el monumento recordatorio de la tragedia, inaugurado en la ceremonia a la que asistió Klein, fue vandalizado. De la noche a la mañana, grafitis con esvásticas y mensajes insultantes hacia las personas que fueron asesinadas.

    Le puede interesar: Historiadora polaca: "La liberación de Auschwitz supuso la victoria de la paz sobre la guerra"

    Kollmann —hijo de sobrevivientes polacos del Holocausto— afirmó que "gran parte" de quienes vivían en Polonia durante la guerra fueron víctimas del nazismo, "pero tampoco se puede ocultar que una parte de la población fue cómplice y que existía una fuerte discriminación contra gays, gitanos y opositores antes de que llegara el nazismo" en septiembre de 1939.

    El periodista consideró que la existencia de esta ley y el crecimiento del peso político de fuerzas "que son muy violentas contra los extranjeros" en Polonia —pero también en Hungría o Italia— es "muy preocupante".

    Sputnik consultó también sobre la denuncia a Ariel Cohen Sabbán, presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (DAIA), una ONG que federa y representa políticamente a todas las entidades judías del país. A criterio del referente, la polémica "nos obliga a reflexionar sobre varios aspectos de la relación judeo-polaca".

    Lea además: Rabinos piden a Polonia estudiar el papel de sus ciudadanos en el Holocausto

    Si bien el representante de la colectividad argentina reconoce la investigación de Jan Gross, subraya que "no fue lo usual en la Polonia ocupada" que ocurrieran hechos de esta índole y destaca el papel de todos los ciudadanos de aquel país que "arriesgaron su vida para salvar judíos y que hoy son 'justos entre las naciones'".

    Según la DAIA, la foto cuestionada "realmente no está vinculada con el relato de Jedwabne" pero es "irrelevante, ya que "poco 'daño' hace a la imagen de Polonia frente al cruel relato" de la masacre, "donde los vecinos polacos asesinaron a sus vecinos judíos".

    Pero más allá de este tipo de acciones —en la que se incluyen también saqueos de propiedades de judíos enviados a los campos de concentración nazis—, "la complejidad de la relación entre judíos y polacos no permite simplificaciones y reduccionismos, que fomentan el extremismo".

    Le puede interesar: Tillerson — EEUU está decepcionado por la ley sobre el Holocausto en Polonia

    "El abordaje del tema no pasa por una cuestión de imagen como lo plantea el Gobierno polaco actual, sino de asumir y procesar una verdad histórica. Una verdad histórica que nos interpela, nos incomoda y nos obliga a dialogar y reflexionar", afirmó el presidente de la DAIA en sus declaraciones.

    La ley aprobada por el Parlamento polaco fue "motorizada y apoyada por visiones extremas que quieren, a través de la construcción de un relato, ocultar lo inocultable", según la DAIA. Se trata de "un estilo de negacionismo que nada aporta al diálogo". Pero al mismo tiempo "equiparar los crímenes nazis contra los judíos con los crímenes polacos contra los judíos es una visión extrema que no coincide con la realidad y tampoco aporta al diálogo".

    "Estoy persuadido de que la moderación y la historicidad son la única forma de subsanar el daño que la nueva ley polaca ha hecho a la relación judeo-polaca. Relación que con reconocimiento y diálogo hemos estado procesando y reconstruyendo en los últimos años", concluyó el presidente de la DAIA.

    ​Kollmann, quien tiene dos abuelos exterminados en Auschwitz en 1944, afirmó que mantener viva la memoria de lo ocurrido en esos años "es una batalla" que se libra desde 1945. La generación que vivió en carne propia la barbarie nazi y logró contarlo está muriendo, pero quedan quienes los sucedieron.

    "De alguna manera también heredamos los sufrimientos, porque aquello transformó todas nuestras vidas. Por supuesto, mucho más las vidas de nuestros padres, pero también las nuestras", concluyó el periodista.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Embajada israelí en Polonia denuncia invectivas antisemitas en su contra
    Etiquetas:
    Holocausto, Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina, Página 12, Raúl Kollman, Israel, Polonia