03:35 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, y la hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong

    Corea del Norte pone a EEUU entre la espada y la pared

    © REUTERS / Yonhap
    Política
    URL corto
    5280
    Síguenos en

    El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, declaró que Washington está listo para mantener conversaciones con Corea del Norte, pero por ahora seguirá con su presión. Así la parte estadounidense "muestra su 'actitud tradicional' hacia la diplomacia", declaró a Sputnik el experto Serguéi Mijáilov.

    "Yo diría que estas declaraciones son una muestra clásica de la actitud estadounidense hacia la diplomacia. Se dirigen a la diplomacia desde una posición de fuerza, es decir, cuando Estados Unidos trata de obligar a su contraparte a hacer ciertas concesiones a través de [diferentes tipos de] presión: psicológica, coercitiva etcétera", declaró el experto.

    En la situación actual con Corea del Norte Estados Unidos se encuentra en una posición que en el ajedrez se llama 'zugzwang', o sea, cualquier paso empeorará la situación para Estados Unidos, explicó Mijáilov.

    "Si Washington hace caso omiso al desarrollo del programa nuclear norcoreano, la reputación de EEUU en la escena internacional como un país capaz de dictar las reglas del juego sufrirá mucho", expuso.

    "Si Estados Unidos se atreve a solucionar el problema vía conflicto militar, esto resultará en consecuencias catastróficas, sobre todo, para su aliado más importante, Corea del Sur. Afectará a la imagen de EEUU y a su política", añadió.

    Más aquí: "Kim Jong-un no es tan ingenuo como para no entender el complot de Occidente"

    Estados Unidos no tiene otra opción, "excepto ingeniárselas para conseguir un resultado" al utilizar ciertos métodos diplomáticos, explicó.

    "En este caso usan su enfoque clásico, pero el único problema es que Corea del Norte de ningún modo hará concesiones", concluyó Mijáilov.

    Washington seguirá ejerciendo presión sobre Corea del Norte, pero está listo para las negociaciones, declaró el vicemandatario estadounidense, Mike Pence.

    La posición oficial de Estados Unidos sostiene que Pyongyang primero debe rechazar su programa nuclear y misilístico, y solo después, Washington aceptará las negociaciones.

    Rusia y China habían propuesto a Pyongyang suspender las pruebas nucleares y de misiles, mientras Corea del Sur y Estados Unidos deberían abstenerse de maniobras en la región para estabilizar la situación en la península. Sin embargo, la iniciativa fue ignorada.

    Además:

    ¡No abran la Caja de Pandora! Seis sólidas razones para no bombardear Corea del Norte
    El acercamiento entre las Coreas, ¿un juguete en las manos de Washington?
    Un alto oficial de la CIA 'rompe filas' y revela la pasmosa verdad sobre Kim Jong-un
    Etiquetas:
    negociaciones, programa nuclear, Mike Pence, EEUU, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik