02:10 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Kim Yong-nam, presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo de Corea del Norte

    El acercamiento entre las Coreas, ¿un juguete en las manos de Washington?

    © AP Photo / David Guttenfelder
    Política
    URL corto
    1120
    Síguenos en

    El presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo de Corea del Norte, Kim Yong-nam, asistirá a la inauguración de los Juegos Olímpicos y se reunirá con el mandatario surcoreano. En una entrevista en exclusiva con Sputnik, el especialista en Corea y director de la consultora Korea Risk Group, Andréi Lankov, compartió sus impresiones sobre esta visita.

    "Kim Yong-nam es una figura simbólica que no tiene ninguna relación con la toma de decisiones en Corea del Norte. Es un 'presidente ceremonial', nada más. Teniendo en cuenta su edad y posición, en gran medida, es el jefe simbólico del 'Parlamento simbólico' norcoreano", explicó.

    De acuerdo con Lankov, es posible que Seúl y Pyongyang alcancen ciertos acuerdos secretos, pero no hay que esperar mucho del próximo encuentro entre Kim y Moon.

    Manos atadas

    "Es obvio que el jugador principal no es Pyongyang [en las relaciones entre las dos Coreas], sino Washington. En esta situación, Corea del Sur tiene mayormente las manos atadas", señaló.

    Seúl entiende que cualquier intento de mejorar la cooperación económica con Pyongyang y tratar de hacer "algo más allá de intercambios deportivos y culturales" causaría una profunda indignación de Washington, añadió el analista.

    "El Gobierno surcoreano está conformado actualmente por personas con una visión más negativa que positiva de Estados Unidos; sin embargo, ellos entienden que en la situación actual no pueden permitirse arruinar las relaciones con Washington", expuso.

    Corea del Sur tiene relaciones bastante tensas con China y Japón de allí que el declive de la alianza con Estados Unidos debilitaría las posiciones de Seúl en los posibles conflictos con sus vecinos, destacó Lankov.

    Víctima de chantaje

    Al mismo tiempo, Corea del Sur teme que el descontento de Estados Unidos por sus acciones políticas respecto al Norte o con una posible actitud favorable hacia Pyongyang lleve a que Washington reconsidere su Tratado bilateral de Libre Comercio (TLC KORUS, por sus siglas), indicó el entrevistado.

    El mandatario estadounidense, Donald Trump, en numerosas ocasiones ha declarado que este acuerdo es más provechoso para Seúl, que para Washington, recordó el experto.

    Lea más: ¿Reunificación a la vista? Pyongyang propone a Seúl unirse contra Washington

    "El Gobierno surcoreano lo rechaza, pero lo más probable es que Trump tenga razón, por tanto la salida de Estados Unidos del acuerdo causaría serios problemas económicos al país asiático", sostuvo.

    Según Lankov, el tratado en cierta medida es desigual y esto beneficia a Corea del Sur. Seúl evidentemente no quiere perder este privilegio ya que depende fuertemente del comercio con Estados Unidos. En otras palabras, el vecino del sur no quiere perder este mercado, agregó.

    "La reacción de Washington hacia cualquier acuerdo [entre Seúl y Pyongyang] será extremadamente negativa. Corea del Sur no se arriesgaría a entrar en un conflicto contra Washington. Esto no tiene nada que ver con hipotéticas simpatías ideológicas del Gobierno surcoreano hacia Estados Unidos, sino se debe a la realidad política objetiva", concluyó.

    Además:

    ¡No abran la Caja de Pandora! Seis sólidas razones para no bombardear Corea del Norte
    Un alto oficial de la CIA 'rompe filas' y revela la pasmosa verdad sobre Kim Jong-un
    El alto precio de la reunificación de las dos Coreas
    Etiquetas:
    visita, relaciones bilaterales, Kim Yong-nam, EEUU, Corea del Sur, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik