En directo
    Política
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — EEUU está militarizando el Noreste asiático para hacerse con mayores posibilidades de realizar operaciones contra los países de la región, denunció en una entrevista con Sputnik el embajador de Rusia en Corea del Sur, Alexandr Timonin.

    "Es evidente que al hacer avanzar sus instalaciones de defensa estratégica en el Noreste asiático, EEUU paso a paso incrementa las posibilidades de realizar operaciones militares contra los países de la región", dijo.

    Subrayó que el "flexionar de músculos" de EEUU y sus aliados en la región "disminuye considerablemente las posibilidades de lograr una distensión en la península de Corea y de encontrar vías de solución política y diplomática del conjunto de problemas coreanos".

    Corea del Sur y Estados Unidos reaccionaron a las provocaciones de Pyongyang con la celebración de maniobras militares conjuntas en la región y el despliegue del escudo antimisiles norteamericano THAAD en el territorio surcoreano.

    Lea más: Exjefe del Pentágono descarta que Corea del Norte sea la primera en lanzar ataque nuclear

    Avión de ataque a tierra Su-25 (imagen referencial)
    © REUTERS / Eduard Korniyenko
    Tanto Seúl como Washington afirmaron reiteradamente que el THAAD solo pretende contrarrestar la amenaza norcoreana, pero Pekín y Moscú sospechan que en el fondo EEUU busca aumentar su presencia en la zona y monitorear sus defensas.

    Japón, al contrario, expresó su apoyo a esa iniciativa, alegando que la misma garantizaría una mayor estabilidad en la zona.

    El sistema THAAD (por las siglas en inglés de Defensa Terminal de Área a Gran Altura) está diseñado para detectar misiles balísticos con radar terrestre e interceptarlos a una altitud de entre 40 y 150 kilómetros.

    Alternativa a las sanciones

    Celebrar negociaciones a seis bandas basadas en la hoja de ruta ruso-china representaría una alternativa a reforzar las sanciones y la presión contra Corea del Norte, declaró el embajador ruso en Seúl, Alexandr Timonin.

    "Estoy convencido de que una alternativa verdadera al reforzamiento de las sanciones y de la presión militar contra Corea del Norte consistiría en iniciar negociaciones a seis bandas con base en la hoja de ruta ruso-china de tres etapas encaminada a solucionar los problemas de la península de Corea", dijo.

    Según el embajador, la diplomacia rusa considera como su tarea más importante en la península contribuir a este proceso.

    En 2017 Corea del Norte llevó a cabo una quincena de pruebas de misiles balísticos y su sexto ensayo nuclear, pese a las numerosas sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

    El 11 de septiembre pasado el Consejo aprobó por unanimidad la resolución 2375 que impone nuevas restricciones contra Pyongyang, reduciendo sustancialmente sus posibilidades en exportaciones e importaciones.

    Le puede interesar: ¿Guerra o acuerdo en la península coreana?

    A finales de diciembre de 2017 fue aprobada la resolución 2379 que amplió el embargo comercial a Pyongyang y redujo aún más sus oportunidades de financiación desde el extranjero.

    Rusia y China sugirieron a Estados Unidos y Corea del Norte un plan de tres etapas para disminuir la tensión.

    La primera fase supone el cese de los ejercicios militares de Washington en la región y de los ensayos balísticos y nucleares de Pyongyang.

    La segunda etapa establece el diálogo directo entre los Gobiernos estadounidense y norcoreano.

    Por último, el inicio de las negociaciones multilaterales para crear un mecanismo de paz y seguridad en el nordeste asiático.

    Las relaciones entre las dos Corea

    Las relaciones entre Seúl y Pyongyang se mantienen en un nivel muy bajo, declaró Alexandr Timonin.

    "Desgraciadamente, pese a los indicios positivos de los últimos tiempos en los contactos coreanos, las relaciones entre la República de Corea y la República Popular Democrática de Corea permanecen en un nivel extremamente bajo", señaló el embajador ruso.

    Corea del Norte confirmó previamente que su delegación nacional en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang estará encabezada por el presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo (jefe de Estado honorífico), Kim Yong-nam.

    El pasado 9 de enero, las delegaciones de las dos Coreas mantuvieron sus primeras conversaciones directas en los últimos dos años y acordaron la participación de deportistas norcoreanos en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, que se celebrarán entre el 9 y el 25 de este mes.

    Lea también: El deporte disipa las nubes de guerra en Corea

    También llegaron a un acuerdo respecto a la reanudación de los diálogos para disminuir la tensión en la península y la celebración de consultas de alto nivel en varios ámbitos para mejorar las relaciones bilaterales.

    El 17 de enero, Pyongyang y Seúl acordaron que los atletas de ambas Coreas desfilarán juntos bajo la bandera de la unificación coreana en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.

    Además, se acordó la creación de una selección conjunta de hockey sobre hielo femenino.

    Cooperación trilateral

    Proyectos económicos entre Seúl, Pyongyang y Moscú contribuirían a la normalización en la península coreana, indicó el embajador de Rusia en Corea del Sur.

    "Considero que la implementación de proyectos económicos tripartitos con participación de Rusia, de la República de Corea y la República Popular Democrática de Corea abre enormes oportunidades para la normalización coreana", realzó Timonin en la entrevista a Sputnik.

    Subrayó que proyectos como el enlazamiento de los ferrocarriles Transiberiano y Transcoreano, la construcción de líneas de transmisión eléctrica y el tendido de un gasoducto entre Rusia y Corea del Sur "son capaces de cambiar de manera fundamental la situación en la región, contribuir a la normalización de las relaciones coreanas y a la solución del problema nuclear de la península de Corea".

    Reconoció sin embargo que pese a los recientes pequeños avances positivos, es temprano hablar de una reanudación del proyecto de construcción de un gasoducto entre Rusia y Corea del Sur a través del territorio norcoreano.

    Asimismo, el embajador ruso recalcó que la colaboración energética entre Moscú y Seúl podría contribuir a reforzar la estabilidad en la península de Corea.

    "Parece prometedor el desarrollo de la cooperación energética (…) además de dar beneficios económicos podría contribuir a reforzar la estabilidad en la península de Corea", afirmó.

    Subrayó que se trata en particular de exportar energía eléctrica rusa a la península, "un trabajo complejo y de gran envergadura que debe tomar en consideración varios aspectos políticos y técnicos".

    A la vez, el embajador recordó que se está debatiendo una futura adhesión de Seúl al Consejo del Ártico y la participación de las empresas surcoreanas en la exploración de la Ruta Marítima del Norte.

    Además: ¿Por qué Corea del Norte no teme el embargo petrolero?

    Durante su intervención en el Foro Económico Oriental, celebrado en Vladivostok en septiembre pasado, el presidente surcoreano, Moon Jae-in propuso a Rusia tender "nueve puentes" de cooperación en una serie de ámbitos, incluidos la energía y el transporte.

    Según el mandatario, los nueve puentes significan "el puente del gas, la vía férrea, la ruta marítima norte, la fabricación naval, la creación de grupos de trabajo, la agricultura y otros tipos de cooperación".

    Más tarde, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, expresó el interés de Rusia por esa iniciativa. 

    En septiembre de 2011 la empresa rusa Gazprom y la surcoreana Kogas firmaron una hoja de ruta sobre un proyecto de envíos de gas ruso a Corea del Sur.

    La ruta más corta, de 1.100 kilómetros, supone atravesar 700 kilómetros del territorio norcoreano y costaría, según los cálculos de Kogas, 2.500 millones de dólares. 

    Además:

    Tillerson: la presión a Corea del Norte seguirá hasta que acepte eliminar armas nucleares
    China llama a solucionar conflicto coreano en conversaciones a seis bandas
    EEUU desplegará más recursos estratégicos en Corea del Sur para presionar a Pyongyang
    ¿Cuántas ojivas nucleares tiene Corea del Norte?
    Nueva estrategia de defensa de EEUU prioriza preparación para la guerra
    Tic, tac: el director de la CIA advierte de la inminencia de un ataque de Corea del Norte
    Etiquetas:
    operación militar, crisis, Rusia, Corea del Sur, EEUU, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook