En directo
    Los candidatos presidenciales de Costa Rica en un debate el 1 de febrero de 2018

    Cuatro claves para entender las imprevisibles elecciones en Costa Rica

    © REUTERS / Juan Carlos Ulate
    Política
    URL corto
    101

    Un estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR) reveló que a lo largo de la campaña electoral, seis de cada 10 personas cambiaron su candidato preferido. Es "un panorama inédito" debido a la volatilidad del voto y la altísima tasa de indecisos, explicó a Sputnik el académico Ronald Alfaro.

    A pocas horas de los comicios, es difícil aventurarse y definir los candidatos que pasarán a la segunda ronda. Con una alta tasa de abstención —el voto es obligatorio pero su incumplimiento no se penaliza—, cualquier combinación entre los cinco candidatos que lideran las encuestas es viable.

    Además del tercio del padrón electoral que no acudirá a emitir el sufragio, hay una enorme masa de indecisos. Normalmente, las personas que no decidieron su voto disminuye a medida que se acercan los comicios, explicó a Sputnik Alfaro, coordinador de la Unidad de Opinión Pública del Centro de Investigación y Estudios Políticos de la UCR (CIEP).

    Pero en Costa Rica, según ha relevado el CIEP, ante la cita del 4 de febrero se da todo lo contrario: "En vez de disminuir, la indecisión más bien va en aumento", aseveró el politólogo en base al estudio, realizado sobre una muestra de 1.800 personas entrevistadas por teléfono cada mes a partir de octubre.

    1. Un electorado volátil

    "Ese escenario de indecisión provoca una enorme volatilidad en las preferencias de la gente. Algunos de ellos han tomado una decisión, pero no están plenamente convencidos. Entonces cambian, se mueven entre candidatos, pasan de estar decididos por uno a volver a ser indecisos", dijo el académico.

    Esto redunda en "un escenario complicado, incierto", muy lejano de una competencia entre dos candidatos. Al cierre de la campaña, "cuatro o cinco" políticos tienen alguna posibilidad de aspirar a la presidencia. Además de alrededor de un millón de indefinidos (casi un 40% del padrón), seis de cada 10 electores cambiaron su opción en algún momento de la campaña.

    ​"No hemos tenido un escenario como este desde que tenemos datos electorales confiables o desde que somos democracia madura", precisó Alfaro.

    Este panorama posiblemente "se mantenga" o incluso "puede aumentar un poco" en la víspera del acto eleccionario. Cuánto, es imposible saberlo, "pero hay algunas señales que apuntan a esa dirección", comentó el analista.

    "En el caso de Costa Rica, la mayor parte de personas que está en el padrón nació y ha vivido toda su vida en democracia. Por eso todavía tienen una fuerte creencia en el voto. Se sienten incómodos al no tener una decisión sobre quién votar, siendo que están totalmente decididos de participar", esbozó el académico.

    2. Partidos con identidades débiles

    Parte de este panorama es el "debilitamiento de las identidades partidarias". En los años posteriores a la guerra civil de 1948, la gente se adscribía de manera "fuerte" a diferentes corrientes, como el liberacionismo, el calderonismo o el comunismo. Con el tiempo, estas identidades se fueron debilitando, ya que "no ha habido otros eventos que las refuercen o las prolonguen en el tiempo".

    Hoy en día, las personas con un vínculo sólido con una fuerza política son en su mayoría de edad avanzada. El núcleo duro de votantes no fluctúa tanto con los debates o los planes de gobierno. Los nuevos, en cambio, nacieron en un escenario diferente que desemboca en el fenómeno de indefinición.

    "Las bases electorales de cualquiera de los partidos políticos, sean los viejos o los nuevos, son muy pequeñas. En este momento están muy debilitadas y no son suficientes. Por eso deja a la gente ante una enorme incertidumbre de qué hacer. Es algo a lo que los costarricenses no están acostumbrados", dijo el coordinador del CEIP.

    3. El 'fenómeno' Fabricio Alvarado y el fallo de la Corte Interamericana

    El debate entre las distintas fuerzas partidarias estuvo marcado por la dificultad de los candidatos de "reencauzar y redirigir" la atención a temas que preocupan a la población, como la infraestructura, la economía y el déficit fiscal, la educación o la salud. La corrupción ha atravesado la campaña pero con el involucramiento de varios partidos más allá del oficialismo.

    En este panorama se propició "la aparición de 'outsiders' que venían a redefinir la contienda". Fabricio Alvarado, del partido Restauración Nacional, es una de estas figuras emergentes. Un predicador evangélico con un pasado periodístico, al inicio de la campaña se ubicaba en "cifras de menos del 5%".

    En el medio, un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos cambió el rumbo de las encuestas y lo llevó a encabezar las preferencias populares con casi un 20%.

    Le puede interesar: Costa Rica mantiene estatus de país más feliz de América Latina

    El organismo internacional emitió una opinión consultiva a pedido de Costa Rica sobre si en el país —y el resto de naciones latinoamericanas— se debía proceder a "la ampliación de los derechos de las personas sexualmente diversas".

    Fabricio Alvarado anunció que de ganar las elecciones, no llevaría adelante las recomendaciones del fallo no vinculante. Ante esto, los demás partidos "han tenido que reaccionar en sus temas" y secundaron la postura del evangélico.

    4. Porcentajes muy reñidos

    Aunque Fabricio Alvarado va primero en las encuestas, la indecisión y la volatilidad pueden cambiar el podio: las diferencias del religioso por sobre sus contrincantes como Antonio Álvarez Desanti (Liberación Nacional) o Carlos Alvarado (Partido de Acción Ciudadana).

    "No se necesita el efecto de un viento huracanado para que esos porcentajes se muevan, sino que se necesita un vientito que para que empuje y haga meterse a uno en la segunda vuelta", ilustró el académico.

    ​Las fluctuaciones pueden seguir hasta el domingo. Por eso, los politólogos del CIEP han sido "muy cautelosos": han hecho saber a los candidatos que con los datos previos "no pueden lanzar campanas al aire" y cantar victoria antes de tiempo. Serán las urnas las que darán el veredicto definitivo.

    Además:

    Así Costa Rica se convirtió en el laboratorio verde del mundo
    Costa Rica avanza hacia un sistema de "transporte limpio"
    Varios muertos tras caer un avión en Costa Rica
    Etiquetas:
    todo lo que tienes que saber, elecciones, Universidad de Costa Rica, Fabricio Alvarado, Costa Rica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik