En directo
    Política
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), al que pertenece el líder independentista Carles Puigdemont, rechazó la propuesta de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) de crear una presidencia simbólica y otra ejecutiva para la Generalitat (Ejecutivo catalán).

    "Una presidencia simbólica no sé qué significa o qué puede significar, pero insisto en que el candidato a ser investido es Puigdemont", dijo Neus Munté, presidenta en funciones del PDeCAT en una entrevista con la televisión pública catalana en la noche del jueves.

    El PDeCAT es la fuerza sobre la que se articula la coalición independentista Junts Per Catalunya, que con Carles Puigdemont como candidato fue la más votada entre las opciones soberanistas que consiguieron la mayoría de escaños el pasado 21 de diciembre.

    Puigdemont fue propuesto de manera oficial para la investidura por el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, aunque finalmente su debate de investidura fue pospuesto de manera indefinida por la "falta de garantías" sobre la viabilidad de la candidatura.

    El líder independentista se encuentra en Bruselas desde principios de noviembre para huir de la justicia española, que instruye una causa donde es investigado por delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos, prevaricación y desobediencia.

    Le puede interesar: La investidura del Gobierno catalán, un callejón sin salida

    El Tribunal Constitucional de España decidió la semana pasada suspender la investidura de Puigdemont en el supuesto de que este no se presentara físicamente en el Parlamento catalán, lo que cerró la puerta a una investidura telemática.

    Además, según el TC, tampoco podrá procederse a la investidura de Puigdemont "sin la pertinente autorización judicial aunque comparezca personalmente en la Cámara", lo que previsiblemente le obligaría a comparecer ante el Tribunal Supremo antes del debate de investidura, con el consiguiente riesgo de ser enviado a prisión.

    El 1 de febrero, el líder de ERC —segunda fuerza más importante dentro del independentismo—, Oriol Junqueras, manifestó sus dudas de que, dadas las circunstancias actuales, Puigdemont pueda ejercer una presidencia efectiva aunque sea investido.

    Por ello, Junqueras, que se encuentra en prisión desde el 2 de noviembre, propuso combinar una presidencia simbólica con otra ejecutiva, encargada de gobernar en el día a día.

    Lea más: El PP advierte de una expansión del independentismo a otras zonas de habla catalana

    Neus Munté destacó que, en su opinión, el independentismo tiene que "hacer la investidura" y luego "seguir los pasos con la máxima normalidad".

    Desde que el pasado 30 de enero se aplazara el debate de investidura de Puigdemont, los partidos independentistas centraron la discusión en la búsqueda de fórmulas para permitir que éste acceda a la presidencia de la Generalitat.

    Sin embargo, algunas voces se muestran dispuestas a prescindir de Puigdemont bajo la convicción de que la formación de un Gobierno independentista es prioritaria ante la posibilidad de restaurar al Ejecutivo que fue cesado desde Madrid en octubre.

    Además:

    El partido de Puigdemont pide que el pleno de investidura se convoque cuanto antes
    Puigdemont: "Me han hecho mucho daño, con calumnias, rumores y mentiras"
    Policías españoles efectuaron registros en territorio francés buscando a Puigdemont
    Ciudadanos: investidura de Puigdemont es una "huida hacia adelante"
    Etiquetas:
    presidencia, investidura, Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), Carles Puigdemont, España, Cataluña
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook