En directo
    Henry Bolton, líder de UKIP

    "Ya es hora de drenar la ciénaga": líder del UKIP arremete contra los que piden su dimisión

    © REUTERS / Hannah McKay
    Política
    URL corto
    0 01

    LONDRES (Sputnik) — Henry Bolton, líder de UKIP, desafió a la directiva y otros colegas de la formación nacionalista y antieuropea británica que piden su dimisión debido a un escándalo doméstico con ramificaciones racistas.

    "No voy a dimitir como líder del UKIP", reiteró ante las cámaras de televisión que aguardaban su comparecencia en Folkestone, al sureste de Inglaterra.

    Una cadena de dimisiones se produjo a lo largo de la jornada de europarlamentarios y miembros destacados de UKIP en protesta por la negativa del veterano soldado a renunciar al liderazgo político.

    Bolton, que lleva cuatro meses en el cargo, perdió una moción de confianza en una acción de la ejecutiva de la formación ultra probrexit.

    Directivos y mandos políticos del UKIP exigen su cabeza por un enredo marital y unos mensajes racistas de su amante sobre Meghan Markle, la prometida del príncipe Enrique.

    Lea más: UKIP pierde a su único diputado en Westminster

    El escándalo saltó cuando se conoció que Bolton había abandonado a su mujer e hijos de corta edad en la Navidad atraído por una afiliada del UKIP 25 años más joven, Jo Marney.

    La situación se agravó al destaparse los comentarios de la veinteañera que el propio Bolton ha reconocido como improcedentes y que, según su versión, le llevaron a cortar la relación sentimental con su amante.

    Una vez más, Bolton ha dado a la sartén y, en vez de dimitir del liderazgo, ha desafiado a la directiva y vieja guardia del UKIP.

    "Ya es hora de drenar la ciénaga", dijo en alusión a la limpia que propone hacer en la junta directiva.

    "El NEC (comité ejecutivo nacional) requiere una reforma urgente y fundamental y, para este fin, durante las próximas semanas, propondré una nueva constitución para el partido", retó el todavía líder ante las cámaras.

    Bolton cree tener el apoyo de la afiliación en su cruzada para transformar una organización que ha perdido su rumbo desde la victoria del brexit en el referéndum de junio 2016.

    Nigel Farage dio por ganada la partida y cedió las riendas del movimiento que controlaba desde 2010.

    Desde entonces el UKIP ha tenido cinco líderes, incluidos el propio Farage y Bolton, quien inesperadamente batió a sus contrincantes en septiembre de 2017.

    Le puede interesar: El líder de UKIP se manifiesta por la amistad del Reino Unido y la UE

    El futuro de la formación sigue incierto y algunos anticipan su ocaso definitivo, incluido Alan Sked, el académico y político que reivindica su creación en los años noventa del siglo pasado.

    "Como su fundador solo puedo sugerir que debe disolverse…UKIP carece ahora de credibilidad política, provoca risas más que simpatías y ya es hora de que desaparezca", ha publicado Sked en la edición digital de The Guardian.

    Bolton, por el contrario, ha plantado la batalla contra la directiva de UKIP e insta a los afiliados a movilizarse para asegurar la "independencia completa de la Unión Europea" en la negociación del brexit que dirige el Gobierno conservador de Theresa May.

    Además:

    UKIP propone a la OSCE para mediar entre Madrid y Barcelona
    UKIP aboga por profundizar las relaciones con Rusia
    UKIP condena el "precipitado" ataque de EEUU en Siria
    Etiquetas:
    partido político, racismo, UKIP, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik