Widgets Magazine
En directo
    Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores ruso

    Lavrov: las sanciones de EEUU buscan impedir que Rusia afiance posiciones en el mercado de armas

    © Sputnik / Grigory Sysoev
    Política
    URL corto
    0 50

    Las sanciones de EEUU buscan impedir que Rusia afiance posiciones en el mercado de armas, declaró Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores ruso.

    El canciller ruso declaró que el Gobierno de Donald Trump tiene miedo a la competencia internacional en varios ámbitos.

    "En las acciones de la administración se percibe un temor a la competencia honesta en toda una serie de esferas: la energía o los suministros de gas a Europa", constató el canciller ruso.

    Lavrov también citó las sanciones contra las exportaciones del complejo industrial militar, al señalar que se busca "evitar el fortalecimiento de nuestras posiciones en detrimento de las posiciones de EEUU".

    "Es una aspiración comprensible, pero hay que competir honestamente en vez de simplemente prohibirle a los países del tercer mundo comprar mercancías rusas bajo la amenaza de aplicar sanciones contra ellos", señaló.

    El canciller ruso se refirió a los medios de prensa, al indicar que "eso también es una limitación de la competencia, ya sea la actitud respecto a RT, Sputnik, en EEUU o Francia, la expulsión de nuestros periodistas y el cierre de nuestros canales en Moldavia, Ucrania, Letonia y otros países".

    Lavrov puso como ejemplo de estos temores la actitud respecto a Rusia de cara a las Olimpiadas, ya que si bien es cierto que hubieron casos de dopaje, no es justo castigar a toda la delegación nacional.

    "Nunca se aplicó en casos similares un castigo colectivo y aparte de la intención de dañar de algún modo a Rusia, veo en esto el temor a una competencia honesta", concluyó.

    Subrayó que Rusia se ve obligada a responder a las acciones hostiles de EEUU, pero rehúsa actuar conforme al principio del 'ojo por ojo' en las relaciones con EEUU.

    Al ofrecer una amplia rueda de prensa dedicada a los resultados del año 2017, Lavrov dijo que EEUU "demoniza a Rusia y hace así la principal contribución" al deterioro de las relaciones bilaterales.

    Rusia, añadió el canciller, "no puede dejar de responder a las acciones hostiles".

    "Siempre procuramos hacerlo con cuidado, sin precipitarnos en el ojo por ojo y diente por diente, pero tampoco podemos tolerar, dejar sin respuesta las acciones que son absolutamente ilegales, por no mencionar ya un caso sin precedentes de la ocupación de inmuebles diplomáticos", subrayó Lavrov.

    El titular ruso de Exteriores también cuestionó a Washington y sus aliados por usar el lenguaje de los ultimátums en la política exterior.

    "Lamentablemente los estadounidenses y sus aliados continúan recurriendo a la imposición de sus dictados y los ultimátums en las negociaciones", dijo Lavrov en una rueda de prensa con periodistas rusos y extranjeros.

    El diplomático constató que Washington se rehúsa escuchar el punto de vista de otros centros de la política mundial.

    "Los estadounidenses, de hecho, se niegan a reconocer la realidad de un mundo multipolar", puntualizó.

    El ministro destacó que Washington intenta ayudar a los que buscan cambiar el Gobierno en Siria en lugar de favorecer el proceso de solución.

    Añadió que los planes de apoyar las zonas de seguridad fronteriza muestran que EEUU no pretende mantener la integridad territorial de Siria al respaldar el establecimiento de áreas de seguridad en las fronteras de ese país.

    "Las acciones que observamos a día de hoy muestran que Estados Unidos no busca mantener la integridad territorial de Siria", dijo Lavrov al referirse a los planes de Washington de apoyar la creación de zonas de seguridad en las fronteras del país árabe.

    El diplomático expresó la preocupación del Gobierno ruso por los propósitos de Estados Unidos.

    "Precisamente el domingo fue anunciado que Estados Unidos buscaba ayudar a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) a crear ciertas áreas de seguridad en la frontera siria", indicó Lavrov.

    El ministro subrayó que "esto, de hecho, significa la separación de un vasto territorio a lo largo de la frontera con Turquía e Irak y al este del río Éufrates".

    "El anuncio de que esta área será controlada por los grupos dirigidos por Estados Unidos genera inquietud y es que se teme que se ponga en marcha un plan para dividir a Siria", advirtió.

    Todo esto, dijo, se hace sin mandato alguno del Consejo de Seguridad de la ONU.

    "Rusia, Turquía, Irán y, creo que otros países, esperan que los estadounidenses den una explicación", remarcó Lavrov.

    Lea más: Tres pasos para acabar con "el fracaso estratégico de EEUU en Oriente Medio"

    El jefe de la diplomacia rusa advirtió que el nuevo proyecto de Washington no favorecerá la distensión en Afrin (norte de Siria), una localidad controlada por las milicias kurdas y donde el Ejército turco prometió lanzar una operación en los próximos días.

    "Este nuevo ultimátum unilateral (de Estados Unidos) no aportará tranquilidad a la situación en torno a Afrin", subrayó.

    El diplomático constató que Turquía ha criticado ya la nueva iniciativa norteamericana.

    El 14 de enero trascendió que la coalición estadounidense busca crear una fuerza de 30.000 combatientes kurdoárabes para supuestamente proteger la frontera con Turquía.

    El Gobierno turco condenó estos planes y criticó que Washington continúe cooperando con las fuerzas de autodefensa de los kurdos sirios (YPG), que integran las FDS.

    Ankara vincula a YPG con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), proscrito como organización terrorista en Turquía. 

    Más aquí: Los oscuros planes de EEUU en el norte de Siria

    Al comparar la Administración Trump y la de su predecesor Barack Obama Lavrov constató que "no hay diferencias radicales".

    "Por desgracia en ambos casos no observamos el deseo ayudar a poner fin al conflicto cuanto antes, sino ayudar a los que quieran dar pasos prácticos para cambiar el régimen en la República Árabe Siria", dijo el canciller ruso durante su amplia rueda de prensa dedicada a los resultados del año 2017.

    Asimismo declaró que Rusia rechazará los intentos de Estados Unidos de enmendar el acuerdo nuclear iraní y espera que los países europeos también mantengan el compromiso estrictamente a los términos del pacto.

    "Ahora lo que trata de hacer EEUU es de hecho cambiar el texto del pacto e incluir cosas absolutamente inaceptables para Irán, y no las respaldaremos", dijo Lavrov en su rueda de prensa anual.

    El ministro expresó la esperanza de que "nuestros socios europeos, a los que EEUU intentará atraer a su lado, se atengan sin reservas a lo que está plasmado en el Plan de Acción Integral aprobado por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y vinculante para todos".

    No se lo pierda: Rohaní: Trump fracasó en el intento de minar el acuerdo nuclear con Irán

    Es lamentable, añadió el ministro, que EEUU con sus declaraciones sobre el acuerdo nuclear iraní "una vez más de motivos para dudar de su competencia como parte en un acuerdo".

    Aseguró también que EEUU y Occidente pierden su liderazgo.

    "A medida que EEUU y todo el Occidente histórico van perdiendo el dominio absoluto del que gozaron al menos 500 años, mientras que en el curso natural de la historia van surgiendo nuevos centros de desarrollo económico, de potencia financiera y de influencia política y se ve la necesidad de adaptar el sistema internacional para involucrar esos centros en el diálogo igualitario, desgraciadamente, EEUU recurre a métodos ilegítimos a través de los cuales intenta frenar la disminución de su papel relativo en la política mundial", dijo Lavrov.

    Competencia entre los medios de comunicación

    EEUU, Francia y otros países, al impedir la labor de los medios de comunicación rusos, limitan la competencia en este ámbito, declaró el ministro de Exteriores de Rusia.

    "Se trata de la limitación de competencia, sea la actitud hacia RT, Sputnik en EEUU y Francia, o la expulsión de nuestros corresponsales y el cierre de nuestras cadenas de televisión en Moldavia, Ucrania, Letonia y otros países", dijo.

    El 10 de enero se dio a conocer que el Departamento de Justicia de EEUU había obligado a la compañía socio de la agencia y radio Sputnik, RIA Global LLC, a registrarse como agente extranjero alegando "a sus actividades políticas en Estados Unidos".

    El 13 de noviembre el Departamento de Justicia de EEUU incluyó a la edición de la cadena rusa RT America en su lista de "agentes extranjeros" alegando una polémica ley del año 1938 conocida como FARA.

    Dos semanas después el Congreso estadounidense retiró la acreditación a los periodistas de RT America lo que les impide ejercer su labor periodística en esa institución.

    Rusia respondió a la presión estadounidense aprobando una ley que permite catalogar como agentes extranjeros a determinados medios de comunicación.

    Lea también: Directora de Sputnik a EEUU: "Gracias por no acusar a RIA Global LLC de racismo o acoso"

    EEUU no es el único países donde los representantes de medios de comunicación rusos sufren el acoso.

    Varios países entre ellos Francia, Ucrania, Moldavia, Letonia impiden el trabajo de los medios rusos.

    En enero los corresponsales de la cadena rusa VGTRK Olga Kurláeva y Anatoli Kurlaev fueron expulsados de Letonia bajo la acusación de poner en peligro la seguridad nacional de Letonia.

    En diciembre el Elíseo denegó a un corresponsal de RIA Novosti el acceso al acto de entrega de las credenciales del embajador ruso Alexéi Meshkov al presidente de Francia, Emmanuel Macron, pese a que el periodista cumplía con los requisitos para estar acreditado.

    A finales de noviembre las autoridades moldavas impidieron entrar al país a Alexéi Samoliótov de la cadena televisiva Zvezda y a Marina Safrónova de VGTRK, ambos informadores fueron retenidos al llegar al aeropuerto de Chisinau.

    Le puede interesar: La ley rusa de agentes extranjeros afectará a blogueros financiados por otros gobiernos

    Ucrania también ha restringido en más de una ocasión el trabajo de los medios rusos en su territorio y ha prohibido la entrada a numerosos periodistas, entre ellos varios corresponsales de la agencia Rossiya Segodnya, de la que forma parte Sputnik.

    Además:

    Rusia rechaza intentos de EEUU de justificar el uso de la fuerza contra Siria
    Rusia critica la iniciativa de EEUU y Canadá de celebrar una reunión sobre Corea del Norte
    Asociación de periodistas cierra filas ante los llamados a revocar licencia a RT France
    El veto del Congreso de EEUU a RT es "una censura encubierta"
    Etiquetas:
    sanciones, Serguéi Lavrov, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik