22:17 GMT +317 Diciembre 2018
En directo
    Un tren se va

    Trump ha perdido el tren: las dos Coreas se unen contra EEUU

    CC0 / Pixabay
    Política
    URL corto
    Corea del Norte y del Sur retoman el diálogo (54)
    261000

    Ha habido un avance en las negociaciones entre la RPDC y Corea del Sur: las partes discutieron no solo la seguridad en los próximos Juegos Olímpicos en febrero, sino también el problema de reunir a familias separadas e incluso la posibilidad de reanudar el diálogo entre los militares.

    Aunque formalmente Estados Unidos apoya el proceso de paz, en realidad, dudosamente les interesa, cree el columnista de Sputnik Vladímir Ardáyev.

    Los atletas de Corea del Norte y Corea del Sur pueden pasar en columna única durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang. Por lo menos es lo que ofrecen los representantes de Seúl, que llegaron para negociar con la delegación de Pyongyang.

    La vez anterior, Corea del Sur fue sede de los Juegos Olímpicos de verano hace tres décadas, en 1988. Entonces, Corea del Norte los boicoteó e incluso trató de interrumpir el evento.

    El último argumento que convenció a Kim Jong-un de participar en las negociaciones de paz fue la abolición de los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur frente a las costas de la RPDC durante el período de los Juegos Olímpicos, opina Anatoli Koshkin, profesor del Instituto de Estudios Orientales moscovita.

    Lea también: Seúl estudiaría suspender las sanciones a Pyongyang por los JJOO de Invierno

    Una mejora en las relaciones coreanas perjudicaría a EEUU
    © Sputnik /
    Una mejora en las relaciones coreanas perjudicaría a EEUU

    Seúl mostró perseverancia y, a través de una declaración, obligó a Washington a dar ese paso. En realidad, el cese de estos provocativos ejercicios fue y sigue siendo el requisito básico de la RPDC, que Corea del Sur finalmente cumplió, enfatiza el científico.

    Al mismo tiempo, el descenso de la tensión en la península de Corea no corresponde a los planes a largo plazo de Estados Unidos, señala.

    "La creciente tensión en esta región es una excusa para que Estados Unidos desarrolle allí su presencia militar, estratégicamente dirigida contra China y Rusia. Mientras que el alivio lo impide", dice Koshkin.

    Si el proceso de negociaciones pacíficas va bien, la doctrina de la disuasión de la RPDC efectuada por Donald Trump dejará de ser eficaz, sigue Ardáyev. Si el diálogo da lugar a la reanudación de los proyectos económicos conjuntos de Corea, el efecto de las sanciones internacionales puede reducirse significativamente. Se podrá hablar de la restauración del tráfico ferroviario en toda la península, la construcción de oleoductos y gasoductos, la reanudación del proyecto del complejo industrial de Kaesong, etc.

    A juicio de Koshkin, Estados Unidos puede seguir aumentando la presión sobre Seúl, pero es poco probable que lleven a cabo medidas más radicales para frustrar el proceso de paz, al menos hasta el final de los Juegos Olímpicos.

    Le puede interesar: Rusia celebra decisión de Seúl y Washington de suspender ejercicios militares durante JJOO

    "El inicio de las negociaciones de paz entre las Coreas es muy beneficioso para China. Rusia también puede aprovecharlas, aunque en menor medida que China. Sin embargo, EEUU ya ha perdido el tren. Trump ha vociferado amenazas falsas durante demasiado tiempo sin efectuar ninguna medida real. Hoy, los papeles se invierten y el agresor puede ser el que intenta impedir las iniciativas de paz", afirma el director general del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia Andréi Kortunov.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Corea del Norte y del Sur retoman el diálogo (54)

    Además:

    Las negociaciones entre las dos Coreas es un "paso en la dirección acertada"
    Las dos Coreas "lograron sus objetivos principales" en las negociaciones
    Japón saluda el diálogo entre las dos Coreas pero promete aumentar la presión a Pyongyang
    Etiquetas:
    opinión, negociaciones, paz, península de Corea, EEUU