Widgets Magazine
En directo
    El canciller ucraniano, Pavlo Klimkin

    ¿Ladrador o mordedor?: Kiev amenaza con "atrapar" a las empresas alemanas que operan en Crimea

    © AFP 2019 / OZAN KOSE
    Política
    URL corto
    3010

    El canciller de Ucrania, Pavlo Klimkin, amenazó con "respuestas políticas y jurídicas" a las empresas alemanas que siguen operando en Crimea a pesar del régimen de sanciones vigente contra la península, reunificada con Rusia.

    El diplomático ucraniano hizo estas declaraciones durante la visita del ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, al país.

    Klimkin considera que "el 'engaño de Rusia' con el suministro de turbinas de Siemens que debían acabar en una central eléctrica en Crimea ha sido una triste lección para el negocio alemán".

    En este sentido, el ministro ucraniano prometió "atrapar sin duda alguna" a aquellos fabricantes alemanes e internacionales que "permitan a sus filiales considerar Crimea territorio ruso", aplicando para eso "medidas políticas y jurídicas".

    Más aquí: Alemania se lleva la peor parte por las sanciones a Rusia

    El ministro de Exteriores de Ucrania ha elaborado una lista de supuestos 'infractores' del régimen vigente de sanciones que implica a empresas alemanes como Volkswagen, Mercedes-Benz, Audi y BMW.

    Se supone que las filiales de estas marcas ofrecen "todos los servicios de venta y mantenimiento" para los habitantes locales, afirman desde el ministerio de Exteriores.

    Le puede interesar: Las consecuencias del escándalo 'Siemens vs. Crimea' para las empresas de la UE

    Además de las sanciones contra toda Rusia, en concreto Crimea está sometida a un régimen especial de restricciones que prohíbe a las empresas de la UE establecer sus negocios en la península o financiar proyectos locales, entre otras limitaciones.

    No obstante, el ejemplo del ministro ucraniano no es muy significativo, ya que a pesar del litigio vigente sobre el destino de las turbinas —el tribunal ruso rechazó la demanda de Siemens de devolver los equipos—, Siemens ya anunció que no tiene planes de reducir su actividad en Rusia por tener muchísimos proyectos en el país.

    Rusia, a su vez, defiende la legitimidad del suministro porque las turbinas fueron adquiridas en el mercado de segunda mano y las empresas rusas las modificaron en gran medida, por lo que la reclamación de Siemens carece de fundamento.

    Lea toda la historia: Las turbinas de la discordia: Siemens, Crimea y las sanciones

    Además:

    Irlanda invertirá 100 millones de euros en Crimea
    Crimea revela las fuentes de sus inversiones
    EEUU mantendrá sanciones a Rusia hasta que Crimea se reincorpore a Ucrania
    Etiquetas:
    Audi, BMW, Siemens, Volkswagen, Mercedes-Benz, Pavló Klimkin, Crimea, Ucrania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik