Widgets Magazine
06:29 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Jornadas de violentas protestas en Argentina ante la propuesta de reforma jubilatoria discutida en el Congreso Nacional, Buenos Aires, 18 de diciembre de 2017

    Arde Argentina: similitudes y diferencias del caos de 2001 y 2017 (fotos)

    © AP Photo / Victor R. Caivano
    Política
    URL corto
    6142
    Síguenos en

    Tras las manifestaciones y la represión del 18 de diciembre por la reforma jubilatoria en Argentina, Sputnik compara lo ocurrido con otro hito en la historia del país: la crisis de 2001.

    La polémica reforma jubilatoria votada en el Congreso argentino el 18 de diciembre generó revueltas populares en las calles de Buenos Aires, donde fueron reprimidos miles de  manifestantes. Se registraron al menos 81 heridos y 48 detenidos. Además el Sistema de Atención Médica de Emergencias de Buenos Aires (SAME) informó que atendió a un total de 162 pacientes, 74 ciudadanos y 88 policías.

    A raíz de estos hechos Sputnik contactó a un referente político y un académico para trazar diferencias y similitudes con el quiebre institucional que sufrió el país hace 16 años, conocido también como el "Argentinazo".

    "Creo que el 2001 está en la conciencia colectiva de la gente. La movilización que se está empezando a dar no parte de cero sino de la experiencia de lo que sucedió en aquel entonces. Hay conciencia social y una sociedad polarizada y dividida, como la había a principios de siglo", dijo a Sputnik Alejandro Bodart, exlegisaldor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

    Sin embargo Julio Burdman, politólogo y profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA), opinó que si bien las imágenes del 18 de diciembre en las calles porteñas se asemejan desde lo estético, la situación es distinta a la de 2001.

    Sepa más: Todo lo que debes saber de la polémica sobre las jubilaciones en Argentina

    "Lo que hay en común es el enojo de un sector con algunas medidas del Gobierno, pero el contexto es bastante diferente. Hace 16 años los hechos se produjeron con un Gobierno que había perdido las elecciones, acá el Gobierno viene de ganarlas. Además a principios de siglo XXI la situación política y económica era muy diferente. Había una desarticulación del oficialismo y una quiebra de las cuentas públicas que en este momento no están", explicó a este medio.

    Destacó además que el macrismo viene de elecciones donde demostró que tiene el apoyo de una gran parte de la sociedad, y que tiene acuerdos con muchos gobernadores de la oposición. Aclaró que lo que perdió el oficialismo es "una relación con la ciudadanía".

    "Tras su victoria electoral [en las elecciones legislativas de octubre] el Gobierno se sentía fuerte para realizar ajustes económicos pero la realidad le mostró que eso no era tan sencillo. Queda por ver cómo va a seguir con medidas impopulares después de esto", señaló Burdman.

    La crisis de diciembre de 2001 en Argentina fue un quiebre político, económico, social e institucional que derivó en revueltas populares generalizadas bajo el lema "que se vayan todos". Dichas movilizaciones causaron la renuncia del presidente Fernando de la Rúa.

    Además: Extrema tensión en Argentina por voto de polémica reforma jubilatoria (fotos)

    Tras su salida, Argentina entró en un período de inestabilidad con cinco presidentes en 11 días. En los días álgidos de hace 16 años hubo 39 personas asesinadas por las fuerzas de seguridad. La reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri fue aprobada por la Cámara de Diputados en la madrugada del 19 de diciembre, tras 17 horas de debate.

    "Para el macrismo fue una suerte de triunfo amargo. Por un lado logró pasar una ley muy controvertida y por el otro, con su propuesta puso fin al entusiasmo postelectoral que favorecía al Gobierno", apuntó Burdman.

    En opinión de Bodart, a partir de los hechos del 18 de diciembre se dio "un quiebre en la situación política". "Se inició un proceso de resistencia muy grande que si bien no nos pone ante la inminencia de un nuevo Argentinazo, sí comienza un camino que muy posiblemente termine de la misma manera", sostuvo.

    Desde su perspectiva las medidas del Ejecutivo argentino son "tremendamente regresivas" ya que se busca achicar el déficit optando por ajustar a los que menos tienen. Recordó que de modo similar comenzó el proceso que terminó destituyendo al presidente de la Rúa, cuando se intentó quitar el 13% a los jubilados.

    El Gobierno actual tiene "un plan global que sigue las órdenes de los organismos internacionales" con el fin de "garantizar ganancias a los grandes grupos económicos", aseguró.

    Agregó que en la medida que el Gobierno "meta la mano en el bolsillo a sus votantes, porque recordemos que los jubilados fueron uno de los sectores que más votó por Macri, se va a ir creando una mayoría social que tiene la experiencia política de estos últimos años". Para Bodart, el proceso que se está gestando en la actualidad puede ser "superior" al que se produjo a principios del siglo XXI.

    Vea más: La violencia se impone en las protestas de Argentina

    Por el contrario, para Burdman, a partir de esta reforma el Gobierno tiene una ventana de oportunidad corta para pasar medidas impopulares. "Es posible que desde el segundo semestre de 2018 a Macri se le acorten las posibilidades de hacer negociaciones con el peronismo", que va a iniciar sus propias elecciones internas. y en ese momento "los gobernadores no van a poder cooperar con una Administración que promueva medidas que impliquen elevados costos políticos", concluyó.

    Además:

    Congreso de Argentina aprueba polémica y combatida reforma previsional
    Central sindical de Argentina pide consulta popular para polémica reforma previsional
    Tensión y expectativa sobre votación de reforma previsional en Argentina
    Etiquetas:
    represión, protestas, polémica, Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik