En directo
    Pilotos rusos en la base aérea de Hmeymim en Siria

    "Bases rusas en Siria sirven para hacer contrapeso a la OTAN en el Mediterráneo"

    © Sputnik / Dmitry Vinogradov
    Política
    URL corto
    1120

    TEL AVIV (Sputnik) — Las instalaciones militares que Rusia mantiene en Siria sirven más de contrapeso a las fuerzas de EEUU y la OTAN en el Mediterráneo que para realizar operaciones militares, declaró a Sputnik el exjefe del servicio secreto israelí Nativ, Yakov Kedmi.

    "Está claro que estas instalaciones serán reconstruidas, se convertirán en las bases estratégicas para la Fuerza Aeroespacial y la Armada de Rusia para hacer frente a las bases de la Sexta Flota de EEUU y la OTAN que amenazan a Rusia desde el sur, se recuperará la escuadra mediterránea, es decir la presencia constante de las fuerzas navales rusas en el Mediterráneo, y la base aérea Hmeymim protegerá desde aire a los buques, proporcionará reconocimiento, más todo los relacionado con la posibilidad de atacar desde el aire", opinó.

    La presencia militar rusa, subrayó, tiene como objetivo "cumplir tareas globales no relacionadas con Siria".

    Kedmi calificó de plenamente justificada la decisión del presidente Putin de retirar la mayor parte del contingente ruso de Siria por la situación operativa y descartó que esta medida tenga algo que ver con las próximas elecciones presidenciales en Rusia en las que participará el actual mandatario ruso.

    "Desde el punto de vista puramente militar no tiene ningún sentido mantener aquello que era necesario para una fase más intensa de la guerra, ello no tiene nada que ver con las elecciones, nadie pretendió hacer coincidir la derrota de Daesh (grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países) con las elecciones", dijo.

    El experto expresó que la guerra en Siria está casi terminada y la aviación de Siria es capaz de hacer frente al enemigo sin necesidad de aviación rusa adicional.

    "Si se necesita algo con urgencia, aviones rusos Tu-22 siempre estarán prestos a volar y hacer lo necesario", afirmó.

    El 11 de diciembre, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó un recorte del contingente emplazado en Siria, pero dejó claro que Moscú mantendrá su presencia en la base aérea de Hmeymim y en el puerto de Tartus y podrá enviar refuerzos si los terroristas "vuelven a levantar la cabeza".

    Lea más: Rusia, el "caballero humilde" que ayudó a liberar Siria del yugo yihadista

    Además:

    Fue Putin quien personalmente dirigió las misiones de la aviación en Siria
    La ayuda militar de Rusia impidió la caída del gobierno de Siria
    La visita de Putin a Siria es "un choque para Occidente"
    Dos años de lucha contra el 'califato': la operación de las Fuerzas Aeroespaciales rusas en Siria
    Etiquetas:
    puerto Tartus, aeródromo de Hmeymim, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik