En directo
    Política
    URL corto
    Jerusalén, una capital en disputa (247)
    140
    Síguenos en

    El Día Internacional de la Neutralidad, observado por la ONU, se celebra por primera vez en la historia en medio de una grave crisis diplomática por la política adoptada desde Washington respecto al conflicto palestino-israelí.

    La neutralidad es "una de las piedras nodales sobre las que se ha erigido el sistema internacional" a partir de la Segunda Guerra Mundial y es un concepto que ha buscado guiar los vínculos entre los Estados, con un "rol central" de la Organización de las Unidas (ONU), explicó a Sputnik Esteban Actis, doctor en Relaciones Internacionales y docente de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina).

    "La Asamblea General de la ONU declaró este año, a pedido de Turkmenistán, el 12 de diciembre como Día Internacional de la Neutralidad, en un contexto político relevante y como una señal para llamar la atención de que este principio rector de las relaciones internacionales hoy en día no se está cumpliendo a rajatabla", dijo el experto.

    En su sitio web, la ONU indica que es una ocasión para reafirmar los principios de "soberanía e igualdad soberana de los Estados", así como la "integridad territorial", la "libre determinación y no intervención en asuntos internos". La neutralidad, de acuerdo con la organización "contribuye a fortalecer la paz y la seguridad".

    La casualidad quiso que la fecha se conmemorase por primera vez el día que el movimiento palestino Hamás llamó a la tercera intifada, a raíz de la resolución de la administración de Donald Trump para trasladar la embajada de EEUU desde Tel Aviv a Jerusalén.

    Las autoridades palestinas han leído esta medida como un apoyo de Washington a Israel que pone en juego su papel como mediador en el conflicto. El estatus de Jerusalén, una ciudad sagrada para el judaísmo, el islam y el cristianismo, ha sido desde la partición de Palestina uno de los puntos más vidriosos del conflicto árabe-israelí.

    Sepa más: Todo lo que hay que saber sobre el conflicto palestino-israelí

    Los palestinos denuncian la ocupación del sector oriental de la ciudad desde la Guerra de los Seis Días (1967), por lo que la comunidad internacional no reconoce a Jerusalén "completa y unida" como capital de Israel, tal como reivindica el Gobierno de ese país en una ley aprobada en 1980.

    Actis recordó que la decisión de Trump rompe "no solo con la política estadounidense" sino con los llamamientos de la comunidad internacional respecto de la ciudad milenaria como sitio "en disputa de soberanía". A pesar de que EEUU "nunca se declaró como un actor involucrado en el conflicto a favor de uno de los dos intervinientes", con esta medida la balanza se inclina para el lado israelí, consideró el analista.

    "Medio Oriente está atravesado por múltiples clivajes y conflictos. En esta situación, muy compleja y bien difícil, la paz puede estar en juego. La administración Trump ha sido bastante osada en este momento al alterar el statu quo de la región, con la posibilidad de que esto comience una nueva intifada o incluso una nueva guerra árabe-israelí", opinó el experto.

    Nuevos desafíos para la neutralidad

    Para Actis, en el actual contexto internacional, las amenazas a los asuntos internos de los Estados por parte de actores externos no se dan tanto "a la vieja usanza", con intervenciones militares o sanciones diplomáticas, sino de una manera más "sutil". El académico dijo que hoy en día, las potencias centrales pueden intervenir a través de "ciberataques", "empresas multinacionales" o del "sistema financiero internacional".

    El multilateralismo y la solidez de la comunidad internacional están en una situación complicada, según el experto, ya que crecen los movimientos nacionalistas en varios países del mundo y los "liderazgos en las potencias centrales".

    "Vamos a un sistema más frágil y más fragmentado. Desde las Relaciones Internacionales va a primar una visión más realista que institucionalista, es decir una visión en la que las pujas por el poder se desarrollen y manifiesten frente a un intento de buscar soluciones institucionales a los problemas", afirmó.

    ​El sistema multilateral y las Naciones Unidas han estado "cuestionados" porque han demostrado "cierta ineficacia para resolver asuntos complejos vinculados a la violencia y a la amenaza de conflictos internacionales".

    "Ha llegado a un descrédito y una falta de apoyo económico, político y simbólico que la deja en una situación de fragilidad y que atenta contra una idea de diálogo y soluciones negociadas de los conflictos. Vamos a un escenario de mucha inestabilidad. La idea de neutralidad y de no injerencia en los asuntos internos del Estado está cada vez más atacada y puesta en duda", opinó Actis.

    Tema:
    Jerusalén, una capital en disputa (247)

    Además:

    Polonia no reconocerá a Jerusalén como capital de Israel
    Turquía ve insuficiente la reacción de varios países a la decisión de EEUU sobre Jerusalén
    La UE reitera su apoyo al consenso internacional sobre el estatus de Jerusalén
    Etiquetas:
    diplomacia, intifada, neutralidad, Gobierno de Israel, OLP, Hamás, ONU, Israel, Palestina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook