En directo
    Banderas de los países de América Latina

    Estos son los parlamentos con más y menos mujeres en América

    © AFP 2019 / Hoang Dinh Nam
    Política
    URL corto
    0 12

    En una sesión calificada como "histórica", la Cámara de Diputados de Argentina aprobó la Ley de paridad de género que establece un 50% de hombres y 50% de mujeres para las listas de las elecciones legislativas. Este logro representa un paradigma para muchas diputadas latinoamericanas, que tras un período de retroceso vuelven a la carga.

    La proporción de escaños ocupados por mujeres en los parlamentos de Latinoamérica podría  aumentar considerablemente en 2019, en parte gracias a la recién aprobada Ley de paridad de género de Argentina. Después de la destitución de Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil en 2016, el panorama parecía desolador para la representación femenina en la escala política.

    Un informe de octubre de 2017 de la Unión Interparlamentaria reveló los siguientes porcentajes de la presencia de las mujeres en la cámara baja y senado a nivel global: Bolivia (53,1%), Cuba (48,9%), Nicaragua (45,7%), México (42,6%), Argentina (38%), Costa Rica (35,1%), República Dominicana (26,8%) y Uruguay (20,2%). Estados Unidos (19,4%), Colombia (18,7%) y Brasil (10,7%) son los países latinoamericanos con menor porcentaje en dicho listado.

    Según datos de este organismo internacional, al 1 de enero de 2017 las mujeres ocupaban un 19,01% de los cargos parlamentarios del mundo, lo cual representa un aumento de casi tres puntos si se compara con la situación de 2015.

    Sin embargo la aprobación de una Ley de Paridad continúa siendo una quimera para muchos países de la región. Sputnik conversó con Gloria Rodríguez, diputada del Partido Nacional en Uruguay, quien reveló los principales obstáculos para tener una ley con este sentido en su país.

    Lea también: Uruguaya sobreviviente: ninguna mujer que sufre violencia "tiene la culpa"

    "Hemos trabajado muchísimo en este tema y consideramos necesario contar con una Ley de paridad en Uruguay, avanzamos pero no lo necesario para posicionar a las mujeres en el ámbito político partidario tanto en cargos legislativos como ejecutivos" aseguró Rodríguez.

    "Acá no contamos con los votos suficientes, pues hay compañeros y compañeras que opinan que dicha ley no es necesaria. Tampoco podemos olvidar que en nuestra Constitución reza que todos somos iguales ante la ley, que llegamos por nuestros propios méritos, cosa que para las mujeres siempre ha resultado sumamente difícil", afirmó la diputada.

    Rodríguez aseguró que el mayor obstáculo en Uruguay es "no contar con al aprobación de los señores y señoras que podrían llevar adelante dicho proyecto, y estamos hablando de todos los partidos políticos. Aunque algunos legisladores acompañan la paridad, el resto consideran que esta ley no puede ser instalada en nuestro país" puntualizó.

    El 10 de junio de 2016  fue aprobada en Uruguay la Ley de Participación Política Paritaria de Personas de Ambos Sexos que establece una fórmula de dos-uno para los diputados y senadores al parlamento nacional.

    "Lo más visible es que en esta ley que hemos aprobado son dos y uno, y generalmente el uno es para la mujer, cuando la ley no reza eso, ya que pueden ser dos mujeres y un hombre, pero la cultura lleva a que se dice: el tercer lugar es para ellas" denunció la diputada.

    Sin embargo, esta relación ha sido burlada con estrategias que terminaban favoreciendo a los hombres suplentes de la única mujer elegida que terminaba desapareciendo del escenario con alguna justificación preestablecida.

    La aprobación de la Ley en Argentina resultó una sorpresa para varios diputados ya que su discusión no estaba incluida en el orden del día. Fue la diputada Victoria Donda del Movimiento Libres del Sur quien impulsó la votación inmediata del temario al final de la jornada del 23 de noviembre.

    Donda declaró a Sputnik que "encontré una forma de plantearlo en un momento donde faltaban diputados que iban a estar en contra", reveló.

    La participación de las mujeres en las listas a legisladoras nacionales y provinciales en Argentina estaba garantizada por la Ley de Cupo que data de la década del 90, que daba a las mujeres un 30% de representación.

    La Ley de Paridad fija la obligatoriedad de intercalar sucesivamente candidatos y candidatas en las listas de legisladores nacionales.

    Lea más: La violencia contra la mujer aumentó en el último año en Colombia

    En la última década el movimiento de la mujer en América Latina ha perseguido reformas legislativas para ocupar cargos con autoridad de adoptar decisiones.

    En 2012, Nicaragua modificó su ley electoral de modo que los partidos políticos debían incluir el mismo número de candidatas y candidatos en sus listas electorales. Luego en 2016 las nicaragüenses fueron elegidas  en más del 45% de los escaños de la legislatura.

    En Jamaica, un número récord de mujeres se presentaron a las elecciones entre ellas la anterior Primera Ministra Portia Simpson-Miller. Tras las votaciones, 11 de las 26 candidatas fueron elegidas, lo que supone una cifra sin precedentes en la cámara baja en la historia de ese país caribeño.

    Por su parte en Estados Unidos, la derrota de Hillary Clinton fue una señal del difícil reto que afrontan las mujeres para alcanzar el cargo de dirigente más codiciado en esa nación. Durante la campaña electoral, los debates incluyeron slogans degradantes y hasta insinuaciones sexuales, siendo descrito por la prensa como una de los momentos más desagradables de la historia de ese país.

    Además:

    Presidenta de Chile recibe a haitiano que salvó a una mujer de morir
    OMC: ¿Cómo impactan en la mujer los acuerdos de libre comercio?
    Otra mujer aspira a la presidencia de Rusia (foto)
    Etiquetas:
    mujeres, leyes, parlamento, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik