En directo
    Manifestantes con la bandera de Honduras

    Honduras: "EEUU dio su visto bueno a una reelección inconstitucional"

    © REUTERS / Jorge Cabrera
    Política
    URL corto
    Incertidumbre en torno a las presidenciales en Honduras (101)
    350

    En 2009 EEUU dio el visto bueno al golpe de Estado a Manuel Zelaya por intentar buscar la reelección. Hoy se muestra ambiguo ante una situación similar que puede favorecer sus intereses. Sputnik dialogó con el exlegislador hondureño Efraín Díaz Arrivillaga; e Ismael Moreno, director de Radio Progreso, sobre la situación del país centroamericano.

    El pueblo de Honduras continúa a la espera de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ponga en marcha el proceso de recuento de votos de la elección del 26 de noviembre, con el fin de establecer a qué candidato favorecen los resultados electorales. "Mientras no se dé ese paso la situación va a seguir siendo tensa y los reclamos en las calles, firmes", dijo a Sputnik Ismael Moreno, director de Radio Progreso.

    Por su parte Efraín Díaz Arrivillaga, exlegislador hondureño y candidato a presidente en 1989, y que hoy se desempeña como profesor de la Universidad Nacional Autónoma en la facultad de Ciencias Económicas, dijo a este medio que "las movilizaciones continuarán hasta que se realice un conteo completo que garantice que el resultado electoral refleja la verdadera voluntad del pueblo".

    El 4 de diciembre un sector de la Policía nacional se rebeló contra el Gobierno. Argumentaron que no pueden seguir reprimiendo a la población que protesta porque los políticos no se ponen de acuerdo. Afirmaron además que no van a permitir que el Gobierno los utilice para sofocar las movilizaciones cuando ellos, al igual que la ciudadanía, demandan un conteo voto por voto para establecer la transparencia y el respeto a los comicios.

    A su vez, el general Romeo Vásquez Velásquez, político y exjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras involucrado en la crisis política de 2009, "advirtió que de no encontrar una solución alguien deberá tomar el liderazgo del país. Eso da a entender que pueden darse condiciones para un golpe de Estado. Sería el retorno de los militares después de 25 años de procesos electorales en Honduras", señaló Moreno.

    Por su parte, el candidato opositor Salvador Nasralla exigió el conteo, pero el presidente Juan Orlando Hernández (JOH) no se ha pronunciado al respecto, aunque aseguró que trabaja para promover la paz y proteger la ley.

    "Son declaraciones bastante alejadas al modo en que actúa. Ha sido la persona que más ha violado la ley siendo presidente de la República, y el que más ha provocado disturbios. Ha lanzado a la Policía y al Ejército a las calles para reprimir", explicó el director de la radio.

    En este escenario de convulsión social, donde la Policía ha mostrado reticencia a actuar en contra del pueblo, "será muy difícil que el presidente mantenga la gobernabilidad. Hay mucha insatisfacción", apuntó Arrivillaga.

    En 2009 hubo un golpe de Estado en Honduras. El presidente de entonces, Manuel Zelaya, fue destituido por poner en marcha un proceso para habilitar la reelección. En 2017, ocho años después, el presidente Juan Orlando Hernández se lanza a una reelección sin proponer una consulta, sino a través de la Suprema Corte de Justicia.

    "Lo más dramático es que esa ilegalidad contó con el aval de la embajada de EEUU, los países europeos, la OEA y la ONU. Toda la comunidad internacional dio su visto bueno a una reelección inconstitucional", indicó el director de Radio Progreso.

    El 4 de diciembre el Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) concluyó el recuento de votos de la elección presidencial del 26 de noviembre, aunque sin proclamar oficialmente al ganador. Juan Orlando Hernández, aspirante a la reelección por el gobernante Partido Nacional, contabilizó 1.375.568 votos contra 1.324.308 de Nasralla. La diferencia entre ambos es de 51.260 (1,61%) votos. Todavía falta la declaratoria oficial, que puede tardar 22 días, debido a las impugnaciones que deben revisarse.

    Durante el conteo de votos el máximo candidato opositor, Nasralla, llevaba la delantera. Pero un apagón informático obligó a interrumpir el escrutinio. Al reiniciarse, Hernández pasó al frente y su rival denunció fraude electoral y exigió un recuento. Esto desató una ola de violencia.

    Moreno aseguró que el actual proceso electoral es fraudulento en dos líneas: "Primero porque se manipularon los votos de la ciudadanía, y segundo porque la candidatura del presidente de la República era ilegal".

    Para Moreno esta maniobra es posible porque al actual presidente hondureño lo apoya "la elite empresarial" del país en unión con el "capital multinacional" y "su propio partido, la extrema derecha".

    Lea más: Candidato opositor hondureño: la OEA está "parcializada" en favor del oficialismo

    "Los mismos grupos que avalaron, impulsaron y financiaron el golpe de Estado de 2009 son quienes ahora respaldan la reelección del actual presidente de la república. JOH es el que más garantías da al sector oligárquico y transnacional para las inversiones. Los que antes vieron una violación al Estado de derecho son los que hoy lo quebrantan por los mismos motivos que denunciaron: la reelección del presidente de la República", concluyó Moreno.

    Tema:
    Incertidumbre en torno a las presidenciales en Honduras (101)

    Además:

    Tribunal Electoral de Honduras anuncia que cotejará actas con partido opositor
    Candidata opositora a vicepresidencia de Honduras pide nuevas elecciones
    Honduras: el escándalo electoral continúa
    Etiquetas:
    votación, controversia, elecciones, Manuel Zelaya, Honduras
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik