En directo
    Política
    URL corto
    142
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El Gobierno de Theresa May ha adoptado una postura de calma ante el nuevo ensayo balístico de Corea del Norte al tiempo que llamó a consultas al Embajador en Reino Unido del país asiático, Hak Bong Hyon.

    Exteriores británico aboga por un periodo de espera que permita analizar el impacto de la última ronda de sanciones contra el régimen de Kim Jong-un.

    Estas restricciones fueron aprobadas por unanimidad por los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el pasado setiembre y son las "más duras y estrictas" jamás impuestas.

    Esta última ampliación de las sanciones internacionales afecta a las importaciones de petróleo y bloquea el comercio de productos textiles y de gas natural, entre otras medidas.

    Aun así el Ejecutivo conservador se sumó a la marea de severas protestas por el nuevo ensayo de un sistema de misil balístico intercontinental efectuado por Pyongyang.

    "Corea del Norte afirma que quiere aportar seguridad y prosperidad a su pueblo pero sus acciones únicamente están creando inseguridad y profundizando su aislamiento",  denunció el secretario de Estado en el Foreign Office, Mark Field.

    Corea del Norte lanzó un misil balístico intercontinental Hwasong 15 el 28 de noviembre, que alcanzó una altura en torno a los 4.500 kilómetros y logró cubrir una distancia de 960 kilómetros antes de caer en la costa japonesa, según los expertos.

    Más aquí: El misil norcoreano Hwasong-15, capaz de alcanzar "cualquier punto en el territorio de EEUU"

    Además:

    "Las sanciones contra Corea del Norte aumentarán la tensión en la península"
    Trump anuncia que impondrá nuevas y "grandes" sanciones contra Corea del Norte
    ¿Qué pasaría exactamente si EEUU atacara a Pyongyang con armas nucleares?
    Etiquetas:
    amenaza nuclear, lanzamiento, Hwasong-15, Corea del Norte, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik