En directo
    Política
    URL corto
    130
    Síguenos en

    GINEBRA (Sputnik) — El representante permanente de Moscú ante la ONU en Ginebra, Alexéi Borodavkin, expresó su preocupación por el formato y los participantes de la octava ronda de las negociaciones sirias en Ginebra.

    "Mantenemos ciertas dudas al respecto, porque no está claro cuál será el valor añadido de estas reuniones y tenemos dudas respecto al formato y los participantes", dijo.

    Borodavkin subrayó que hay formatos que funcionan bien como el Grupo Internacional de Apoyo para Siria, y los grupos de trabajo sobre cuestiones humanitarias y sobre el cese de los combates.

    Además recordó el formato de Lausana que se reunía a nivel de ministros de Exteriores y que "dio una contribución positiva al debate sobre las perspectivas de la resolución siria".

    Respecto a la declaración de la oposición aprobada la semana pasada en Riad subrayó que se trata de un documento "muy contradictorio".

    "Por un lado habla de que la oposición no pone condiciones previas, mientras por el otro exige la salida del presidente (sirio, Bashar) Asad en el comienzo del período de transición", dijo.

    Otra exigencia irreal, dijo, es la salida de Siria de la policía iraní.

    El diplomático dudó de que semejantes exigencias contribuyan al "diálogo constructivo en Ginebra".

    En este sentido, señaló Borodavkin, Rusia solicitó a la ONU y las delegaciones de países occidentales que influyan en la oposición para que revise su postura hacia "un diálogo más constructivo con la delegación gubernamental.

    Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que Rusia considera fundamentales las consultas sirias en Ginebra y pide que sean inclusivas al máximo para hallar una resolución política a la crisis en el país árabe.

    "Creemos que, por supuesto, el proceso de Ginebra —fundamental para una resolución política— debe ser inclusivo al máximo", constató Peskov.

    Agregó que la inclusión es "una garantía de la viabilidad de los acuerdos que se puedan lograr".

    Lea también: Oposición siria establece un umbral del 70% de votos para tomar decisiones en Ginebra

    Al mismo tiempo, el portavoz de la presidencia rusa indicó que se trata de un proceso "muy difícil, minucioso, por eso todos observamos y esperamos".

    La octava ronda de negociaciones de Ginebra, dedicada a la solución del conflicto en Siria, se celebra a partir del 28 de noviembre.

    Por ahora está en vilo la participación en las consultas de la delegación gubernamental, que aún no ha llegado a Ginebra.

    Sin embargo el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, declaró este 28 de noviembre que espera la llegada de la delegación de Damasco a Ginebra para el 29 de noviembre.

    El 27 de noviembre fuentes diplomáticas citadas por el periódico Al Watan, informaron que la delegación de Damasco suspendió por tiempo indefinido su viaje a Ginebra alegando que el Gobierno sirio estaba molesto por la declaración que hizo la oposición tras reunirse en Riad la semana pasada.

    Le puede interesar: Delegación opositora siria a Ginebra, dispuesta a negociar solución política de la crisis

    Pese a que Damasco se mostró favorable a dialogar sin condiciones previas, la oposición volvió a exigir la salida del presidente sirio Bashar Asad.

    Además:

    Entra en vigor el alto el fuego en Guta Oriental siria
    Trump y Macron coinciden en que foro de Ginebra es el único para solución de crisis siria
    De Mistura se reúne con miembros del Consejo de Seguridad de la ONU
    Enviado de la ONU para Siria quiere discutir el antiterrorismo y la gobernanza en Ginebra
    Etiquetas:
    formatos, preocupación, negociaciones, Suiza, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik