11:22 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Expresidente de Ecuador, Rafael Correa el actual presidente Lenin Moreno

    Claves para entender las fracturas en el oficialismo de Ecuador

    © REUTERS / Mariana Bazo
    Política
    URL corto
    822
    Síguenos en

    Las tensiones entre el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el exmandatario Rafael Correa amenazan con fracturar a la oficialista Alianza País, la fuerza política al mando desde 2007. Sputnik te explica qué consecuencias puede tener este enfrentamiento.

    Durante la campaña electoral de 2016, ambos dirigentes se mostraron muy unidos. Pero a poco de asumir Moreno el 24 de mayo como nuevo presidente, las diferencias se empezaron a mostrar.

    Correa, residente en Bélgica, llegó a afirmar que en seis meses, su sucesor retrasó en 20 años el país. Ahora volverá a Quito con motivo de la convención de Alianza País convocada para el 3 de diciembre en Esmeraldas, decidido a expulsar al presidente de la formación política.

    Una división sin motivos ideológicos

    Según explicó a Sputnik el analista Byron Villacís, doctor por la Universidad de California en Berkeley, "hay muchísima incertidumbre política". Pero en el contexto de América Latina, Ecuador se diferencia de otros casos como Venezuela, donde "se ha consolidado una posición ideológica como oposición".

    "En Ecuador curiosamente sucede algo muy distinto. La misma estructura del partido de Gobierno se divide en dos posiciones que parten de una visión de centroizquierda, por motivos que no son ideológicos", opinó Villacís, director del Instituto Nacional de Estadística y Censos del país entre 2007 y 2012.

    ¿Quién gana y quién pierde con una división de Alianza País?

    "Cuando un partido político muy grande como Alianza País se divide en dos, lo lógico y lo obvio es que otras fuerzas más susceptibles a ser populistas o a adoptar discursos convenientes a lo que dicte la coyuntura del momento aprovechen esa instancia", comentó Villacís.

    Si se diera una división, no solo pierden ambos bandos, sino que otras formaciones "amorfas ideológicamente o de centroderecha" aparecerán y aprovecharán "una energía que queda en el medio".

    El experto consideró que "ninguno de los dos sectores" ve con claridad este panorama porque piensan que en un escenario de fractura, uno de los lados heredará el poder.

    "Hay políticos que están fomentando esta división y no van a dudar en aprovechar ese espacio para poder restaurar y reformar esta corriente conservadora que también existe en la región", resaltó el analista.

    ¿Qué harán Correa y Moreno?

    Según Villacís, "el escenario es más favorable al presidente Moreno", quien ganó con el 51 por ciento de los votos. Este poco margen, dijo, lo obligaba "oxigenar sus decisiones políticas" y tomar distancia de la agenda del Gobierno de Correa.

    El mandatario quiere impulsar una consulta popular para derogar algunas medidas tomadas por su antecesor, como la reelección indefinida. También se suman las acciones por presuntos casos de corrupción, como el juicio al vicemandatario Jorge Glas, afín al expresidente. Según la Fiscalía ecuatoriana, Glas habría recibido sobornos por al menos 13,5 millones de dólares de la constructora Odebrecht.

    En cuanto a las declaraciones de Correa contra su sucesor, Villacís consideró que "hubiese sido estratégico tomar otro camino".

    ¿Qué ha cambiado con Moreno?

    Según indicó a Sputnik el periodista del diario El Telégrafo Luis Rosero, Moreno no ha marcado un cambio de rumbo al que había definido Correa en política económica o social.

    "En cuanto al área económica, recordemos que el año pasado Ecuador tuvo un decrecimiento. El Gobierno ha trazado un plan de seguir con lo anterior: mantener un alto gasto público para dinamizar la economía, pero tiene un alto déficit fiscal que está siendo financiado con deuda", dijo Rosero.

    ​En materia social, se ha ampliado la cobertura, con incrementos en el bono de desarrollo humano, más pensiones no contributivas para la tercera edad y programas de vivienda para los más pobres.

    Además:

    Presidente ecuatoriano Moreno demuestra que "no es un títere" de Correa
    Correa defiende a vicepresidente ecuatoriano imputado por corrupción
    Etiquetas:
    partido político, izquierda, división, Alianza País, Lenín Moreno, Rafael Correa, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik