En directo
    Política
    URL corto
    120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La creación de las zonas de distensión en Siria beneficia el proceso negociador, declaró el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, al reunirse con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

    "La cooperación entre Rusia, Turquía e Irán permitió crear las zonas de distensión que ejercen una influencia beneficiosa sobre la situación en el terreno y, probablemente, por primera vez en la historia del conflicto sirio, permitió sentar a la mesa de negociaciones las delegaciones del Gobierno y de la oposición", dijo Lavrov.

    Un acontecimiento significativo: Putin se reúne con Erdogan y Rohaní
    © Sputnik / Russian Presidential Press Office/Mikhail Metzel/POOL
    Agregó que la declaración final de la reunión de los líderes de Rusia, Turquía e Irán celebrada en Sochi coincide con la declaración aprobada tras el encuentro del presidente ruso, Vladímir Putin, y su par estadounidense, Donald Trump, en la cumbre de APEC en Vietnam.

    Según Lavrov, ambos documentos "subrayan la prioridad de la resolución 2254 y del proceso de Ginebra".

    A su vez, De Mistura declaró que ve avances en el proceso de implementación de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU para encontrar una solución política al conflicto en Siria.

    Asimismo, el canciller ruso declaró que Rusia contribuye activamente a los esfuerzos saudíes para aglutinar la oposición siria.

    "Contribuimos de manera activa a los esfuerzos que realiza con nuestro apoyo Arabia Saudí, encaminados a unir a la oposición en todos sus ámbitos, en todas sus variantes", dijo.

    De Mistura por su parte expresó su esperanza en que la oposición en Riad logre formar una delegación única para participar en las negociaciones de Ginebra.

    Casi 150 opositores sirios de distintos grupos y plataformas participan desde el pasado miércoles en un encuentro en Riad, que contó con la presencia del enviado especial de la ONU.

    El 23 de noviembre se informó que 11 personas formarían parte de una delegación única de los grupos opositores sirios en las próximas negociaciones en Ginebra.

    "Un momento importante consiste en que los procesos que tienen lugar en Riad no compliquen la preparación para los de Ginebra, que no presenten condiciones previas", subrayó el representante de Naciones Unidas.

    Agregó que la declaración final de la reunión de los líderes de Rusia, Turquía e Irán coincide con la declaración aprobada tras el encuentro del presidente ruso, Vladímir Putin, y su par estadounidense, Donald Trump, en la cumbre de APEC en Vietnam.

    Según Lavrov, ambos documentos "subrayan la prioridad de la resolución 2254 y del proceso de Ginebra".

    A su vez, De Mistura declaró que ve avances en el proceso de implementación de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU para encontrar una solución política al conflicto en Siria.

    Lea más: Países garantes aseguran que zonas de distensión en Siria contribuyen a rebajar la violencia

    El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, afirmó que el Congreso del Diálogo Nacional Sirio podría servir de una plataforma para un diálogo sin condiciones previas.

    "Estamos convencidos de que un hito muy importante para lanzar un verdadero diálogo inclusivo sirio (…) lo puede ser el Congreso del Diálogo Nacional Sirio, la idea del cual fue apoyada y aprobada ayer por los presidentes de Rusia, Turquía e Irán", dijo Lavrov en una reunión con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. 

    El 22 de noviembre los líderes de Rusia, Turquía e Irán, Vladímir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Hasán Rohani, en la reunión realizada en la ciudad rusa de Sochi discutieron la celebración del Congreso del Diálogo Nacional Sirio.

    Este Congreso, que es una iniciativa de Vladímir Putin, iba a celebrarse el 18 de noviembre en Sochi, sin embargo el evento fue aplazado a una fecha sin definir.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que el Congreso del Diálogo Nacional Sirio se convocará próximamente.

    A su vez Staffan de Mistura anunció que la próxima ronda de las negociaciones de Ginebra sobre el conflicto sirio se centrará en la nueva Constitución del país árabe.

    "Respecto a las negociaciones de Ginebra, tenemos previsto centrarnos en dos aspectos: en la Constitución y en las elecciones, para avanzar en el cumplimiento de la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo De Mistura.

    El representante de la ONU añadió también que "se está llevando a cabo una preparación para la octava ronda de las negociaciones sirias en Ginebra que espero que empiece el 28 de noviembre y también se planea convocar la segunda parte en diciembre".

    Lea también: Estados Mayores de Rusia, Turquía e Irán incrementarán la coordinación en Siria

    En general Rusia está agradecida al enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, por el apoyo que había expresado al proceso de Astaná sobre Siria, declaró el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Estamos agradecidos a usted personalmente y a todo su equipo, al secretario general de la ONU que hubieran apoyado al proceso de Astaná, encaminado a sacar la resolución del conflicto sirio del callejón sin salida después de que nuestros socios estadounidenses del equipo de (el expresidente de EEUU Barack) Obama no lograsen cumplir con los acuerdos de 2016 sobre la separación de la oposición siria" de los terroristas, dijo en las negociaciones con De Mistura en Moscú.

    A principios de mayo pasado, los tres países garantes, Rusia, Turquía e Irán, firmaron un memorando para crear en Siria cuatro zonas de distensión con el objetivo de poner cese a los enfrentamientos armados entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio vigente desde el 30 de diciembre y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

    Lea más: "Las medidas adoptadas por Putin y Rohaní contribuirán al arreglo en Siria"

    Las negociaciones de Astaná, copatrocinadas por Rusia, Turquía e Irán, comenzaron en enero de 2017 y buscan consolidar el armisticio y allanar el camino a una solución política del conflicto en Siria.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    Las hostilidades, según datos de altos cargos de la ONU, han dejado hasta la fecha unos 400.000 muertos. 

    Además:

    Erdogan: la región siria de Afrín debe quedar libre de las milicias kurdas
    Congreso de Diálogo Nacional busca ampliar el número de participantes del arreglo sirio
    Etiquetas:
    zonas de distensión en Siria, zonas de seguridad, Serguéi Lavrov, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook