08:01 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Shiraz, Irán (imagen referencial)

    Las opciones bélicas de EEUU contra Irán, ¿cuáles hay?

    CC BY 2.0 / reibai / Qor'an Gate
    Política
    URL corto
    8142
    Síguenos en

    EEUU está decidido a salirse del acuerdo nuclear con Irán a pesar de que Irán esté cumpliendo con sus compromisos. Los que critican el acuerdo arguyen que EEUU se debe concentrar en 'cambiar de régimen' en Teherán.

    El politólogo Robert Farley analiza en The National Interest las implicaciones de un posible enfrentamiento entre EEUU y el país oriental.

    Los mismos críticos defienden que mientras el régimen vigente de Teherán exista, Irán "seguirá intentando minar la estabilidad y el orden en Oriente Medio" abierta o clandestinamente "independientemente de lo limitado que esté por acuerdos bilaterales y multilaterales", escribe Farley.

    Ese deseo de cambiar el Gobierno de Irán no solo se comparte en Estados Unidos. Israel, que ha aplaudido la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de salirse del acuerdo, coincide en la visión de un derrocamiento del poder actual en Teherán. Arabia Saudí, su rival geopolítico, tampoco se opondría a este paso, enumera el autor.

    Pero al mismo tiempo, incluso los arduos oponentes de Teherán apenas llaman a una campaña militar que "promete pocos éxitos" y garantiza ser muy costosa. ¿Qué se juega Estados Unidos en una posible guerra contra el país persa?

    Invadir Irán

    "Una forma de cambiar de régimen sí sería conseguir invadir Irán y dictarle los términos y condiciones", reconoce Farley.

    Pero para ello Estados Unidos debería derrocarlo por la fuerza de las armas, algo para lo que se hacen necesarias bases militares regionales de las que Washington carece en la zona. "El Ejército de Estados Unidos podría desplegarlas en Irak, pero eso implicaría cambiar por la fuerza el actual Gobierno de Bagdad".

    Los estadounidenses podrían también irrumpir en Irán por medios anfibios, pero eso "dejaría a las fuerzas estadounidenses en una posición muy vulnerable" frente al arsenal de misiles balísticos de Teherán.

    La 'asfixia' por las sanciones

    "Una de las principales críticas al acuerdo nuclear con Irán de los partidarios de un cambio de Gobierno es el argumento de que el régimen de sanciones instaurado por Estados Unidos podría haber conducido, con el tiempo, al colapso de la República Islámica. Ese ahogamiento habría generado el descontento popular suficiente y necesario", explica Farley.

    Estados Unidos podría inducir a ese colapso, así, mediante una política de estrangulación no solo militar, sino también económica.

    "Durante las primeras etapas de la campaña, [EEUU] se concentraría en atacar la infraestructura militar de Irán. Los ataques causarían daños considerables a pesar de las defensas aéreas del país, que también serían atacadas. Las fuerzas navales y aéreas también sufrirían lo suyo. Llegados a este punto, EEUU podría pasar a atacar la economía iraní, lo que incluye las instalaciones petrolíferas y las infraestructuras de transporte. Esos ataques acabarían por destruir la economía petrolera de Irán", explica el analista.

    Sin embargo, esos ataques pondrían en tela de juicio la política exterior y el Derecho internacional, alerta Farley. "EEUU podría defenderse diciendo que la infraestructura que hace posible la economía de Irán representa una amenaza legítima […] pero les sería difícil vender eso [a la comunidad internacional], especialmente por las bajas civiles".

    Lea más: China deja en 'papel mojado' las sanciones de EEUU contra Irán

    Paralelamente, EEUU podría financiar, armar y entrenar a la oposición interna del país persa, incluidos los combatientes reclutados en Kurdistán, teoriza el autor.

    La respuesta de Irán

    Pero Irán no se quedaría de brazos cruzados, advierte. "Podría responder con los esfuerzos destinados a desestabilizar Irak y Afganistán usando el poder que sigue manteniendo en esos territorios". A través de los grupos que controla fuera del país, Irán podría atacar a los aliados estadounidenses o, sin ir más lejos, utilizar su extenso repertorio de misiles balísticos para atacar bases, barcos e instalaciones militares de los aliados estadounidenses.

    "Sin embargo, lo más probable es que Irán simplemente esperase bajo la lógica de que la opinión internacional en contra de la campaña de Estados Unidos [contra ellos] acabase con su beligerancia", reflexiona.

    Así las cosas, argumenta Farley, parece poco probable que acabe bien un cambio de régimen y más probable que los intentos por cambiarlo causen más problemas que los que, en principio, se quieren resolver. Y es que cualquier ataque contra Irán haría que Estados Unidos careciese del apoyo internacional necesario para una campaña de derrocamiento. La incertidumbre sobre la intervención militar tampoco juega a su favor, y Estados Unidos carece, a día de hoy, de ese apoyo internacional.

    Lea más: Irán envía un mensaje claro a EEUU

    "La simpatía de la comunidad internacional hacia Irán ante este panorama no haría más que aumentar con el tiempo, un hecho que los líderes iraníes, seguramente, ya están tanteando", concluye.

    Además:

    Tillerson: EEUU cumple acuerdo nuclear con Irán y llama a Teherán a hacer lo mismo
    Rusia y EEUU rechazan la petición israelí de mantener a Irán lejos de la frontera siria
    Etiquetas:
    iraní, Estados Unidos, gobierno, invasión, Robert Farley, Irán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik