En directo
    Política
    URL corto
    226
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La postura del presidente de EEUU, Donald Trump, respecto a Cuba coincide con la que tenía el expresidente Barack Obama (2009-2017),en lo único en lo que se diferencian es en el método que utilizan, dijo a Sputnik el investigador panameño asociado del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA), Marco A. Gandásegui (hijo).

    "Trump y Obama coinciden en señalar que hay que destruir la Revolución Cubana, difieren en el método", afirmó Gandásegui a raíz de la crisis diplomática desatada con la retirada de funcionarios de las respectivas embajadas.

    El martes, el presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó la expulsión de 15 diplomáticos de la embajada de Cuba en Washington, además de ordenar la pasada semana que regresara al país el 60% de los empleados que trabajaban en la embajada de EEUU en La Habana por haber sido afectados por unos supuestos ataques sónicos a los que Gandásegui caracterizó como un "show".

    Además, Trump canceló la emisión de visados en su embajada por tiempo indeterminado y emitió una alerta para que los ciudadanos estadounidenses no viajen a la isla caribeña.

    Lea más: El 'sacrificio cubano': ¿qué busca Trump deteriorando las relaciones con La Habana?

    "Obama creía viable darle el abrazo mortal a Cuba, Trump, en cambio, simpatiza con una política agresiva de contención; esto parte del supuesto (falso) que la Revolución cubana está dedicada a subvertir el orden político en el hemisferio, en el fondo quiere un enemigo a 100 kilómetros de sus costas a quien puede amenazar (igual que Corea, Irán, Siria) para incrementar los gastos militares de EEUU", sostuvo el catedrático.

    El profesor de Sociología de la Universidad de Panamá piensa que las medidas tomadas por el Gobierno estadounidense respecto a Cuba tendrán, a corto plazo, pocas repercusiones para los ciudadanos de ambos países.

    "A largo plazo significa mantener un estado de guerra entre ambos países, una situación asimétrica donde EEUU tiene el sartén por el mango, la heroica resistencia cubana de 57 años se tendrá que extender aún más", concluyó.

    Gandásegui, quien también es el coordinador del grupo de trabajo "Estudios sobre EEUU" del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), aseguró que Trump pretende "neutralizar (contener al estilo de la Guerra Fría) a Cuba y concentrar sus esfuerzos desestabilizadores en Venezuela".

    El pasado martes un alto funcionario del Departamento de Estado dijo a la prensa en Washington que la decisión de expulsar a los 15 diplomáticos no es una señal de cambio en la política entre ese país y La Habana.

    La decisión de Estados Unidos fue calificada como "infundada e inaceptable" por La Habana, y se instó a las autoridades competentes de EEUU a no continuar politizando este asunto.

    "Trump consolida, con lo actuado con Cuba, su imagen impulsiva y consistente, quiere dejar claramente expuesto a quienes considera amigos y enemigos en el escenario mundial, no busca negociaciones políticas; hay espacio, sin embargo, para tratos comerciales (business)", aseguró el especialista.

    Hasta el momento, los gobiernos de ambos países han afirmado que siguen investigando el origen del presunto ataque sónico que generó complicaciones de salud en los diplomáticos norteamericanos y que sirvió de argumento a la Casa Blanca para expulsar a funcionarios cubanos de Washington.

    Además:

    Crisis diplomática entre Cuba y EEUU
    Científico: EEUU construye expediente falso sobre Cuba por debilidades internas
    Medidas de EEUU respecto a Cuba son nefastas para la cultura
    Etiquetas:
    Donald Trump, Barack Obama, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik