Widgets Magazine
En directo
    Carles Puigdemont, el presidente catalán

    Puigdemont exige la retirada de Cataluña de los cuerpos policiales del Estado

    © REUTERS / Albert Gea
    Política
    URL corto
    Cataluña, tras el referéndum (253)
    342

    BARCELONA (Sputnik) — El presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, pidió a las fuerzas policiales españolas "que abandonen Cataluña".

    "El Gobierno llegó a un acuerdo para exigir la retirada de todos los efectivos policiales desplazados a Cataluña", dijo el líder catalán en una comparecencia ante la prensa. 

    Puigdemont afirmó que, después de lo ocurrido el 1 de octubre, se ven en la situación de "exigir la retirada de la Policia Nacional y la Guardia Civil del territorio catalán".

    El presidente del Gobierno catalán aseguró que los resultados del referéndum de autodeterminación son vinculantes y por tanto se deberán tomar "decisiones políticas" en base a ellos.

    "Este es un resultado vinculante y ante él tenemos el deber de tomar decisiones políticas", subrayó.

    En el referéndum soberanista participaron 2.262.424 personas, de las que un 90% votó a favor de la independencia.

    Ante esta situación, el presidente informó que trasladará en los próximos días al Parlamento de Cataluña "los resultados de la jornada de este domingo para la aplicación del acuerdo con lo contemplado en la ley del referéndum".

    La ley contemplaba que, si ganaba el sí, el Parlamento podría declarar la independencia esta misma semana.

    Sin embargo, este 2 de septiembre afirmó que no quieren "una ruptura traumática" y descarta la convocatoria de elecciones.

    Lea más: España: una declaración de independencia en Cataluña "no tendrá ningún efecto"

    "La única convocatoria electoral prevista es la de las elecciones constituyentes", que serían después de la declaración de independencia.

    El presidente del Gobierno catalán hizo un emplazamiento a la instauración de una mediación internacional entre Cataluña y España para "restituir la normalidad institucional".

    "El momento demanda mediación y esta debe de ser internacional para que ser eficaz, se ha de restituir la normalidad institucional alterada por decisiones desproporcionadas del Gobierno español", dijo el líder catalán en una comparecencia ante la prensa.

    Según explicó Puigdemont, lo ocurrido en Cataluña en los últimos días no es "un asunto doméstico", por lo que "la mediación es irrenunciable al igual que antes lo era el diálogo".

    El presidente catalán explicó que desde hace tiempo varios actores internacionales mostraron su disposición a participar en la mediación, pero evitó revelar quienes son esos actores porque el Gobierno también debe estar de acuerdo con la designación de los mediadores.

    Asimismo, el Gobierno catalán creará una comisión especial para investigar la violación de derechos fundamentales durante el 1-O, subrayó.

    "El Govern ha decidido la creación de una comisión especial de investigación de la violación de derechos fundamentales que se hayan cometido", declaró Puigdemont en una conferencia de prensa.

    Vídeo: La Policía carga contra un grupo de bomberos en Cataluña

    Según Pugidemont, la comisión "estará formada por expertos y miembros del equipo jurídico del Gobierno".

    "Ayer, 893 personas fueron atendidas por los servicios de emergencias, hay cuatro personas hospitalizadas, dos de ellas con pronóstico reservado", aseguró Puigdemont.

    Además, "nos constan 73 denuncias y se espera que vayan a más en los próximos días".

    El presidente del Gobierno catalán realizó un llamamiento a la Unión Europea a "dejar de mirar para otro lado" y apadrinar una misión de mediación internacional entre Cataluña y España ante la "violación de derechos" que está ocurriendo "en su propio espacio".

    "Este rol de mediación la Unión Europea no lo puede hacer, pero es evidente que lo debe apadrinar, es evidente que se ha de interesar y que ha dejar de mirar para otro lado con las violaciones de derechos que se están produciendo en su propio espacio", dijo el líder catalán.

    "Bruselas considera que esto es un asunto interno de España. Pues bien, nosotros somos una parte interna de la Unión Europea, somos ciudadanos europeos", dijo Puigdemont.

    En ese sentido, el líder catalán afirmó que la Unión Europea no puede mirar para otro lado en lo referente a las vulneraciones que, a su modo de ver, está sufriendo Cataluña a manos de España porque es algo que va en contra de la Carta de Derechos a la que se deben atener todos los integrantes del club comunitario.

    "Expreso mi decepción como ciudadano europeo", insistió Puigdemont, para quien Cataluña se ha "ganado el derecho a ser escuchados e interpelados directamente por las instituciones europeas".

    Carles Puigdemont valoró de manera positiva la posibilidad de celebrar una huelga general el 2 de octubre en Cataluña, tal y como pidieron algunas organizaciones políticas y sindicales.

    "Es un paro que ayuda a reforzar lo que hicimos el domingo y lo que haremos en los próximos días, además de enseñar nuestra cara cívica", dijo.

    Puigdemont se suma a los principales sectores soberanistas y sindicatos, que llamaron a participar este martes 3 de octubre en un "paro de país", una huelga con la que se pretende protestar por la respuesta de la Guardia Civil y la Policía Nacional durante la votación del referéndum.

    El Gobierno catalán fijó unos servicios mínimos del 50% en las horas punta, pero en el resto de horas el servicio será del 25% en metro, autobús o tren.

    Este mismo lunes, los sindicatos mayoritarios, Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) animaron a los trabajadores a sumarse al "paro general" pactando con las empresas.

    Ambos aclararon que "no se trata de una huelga general porque no hay detrás un conflicto laboral", sino que es "una gran movilización" ante la "desproporción" de la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

    Desde otras entidades sindicales, como Confederación General del Trabajo (CGT), se amplía las jornadas de huelga hasta el 13 de octubre.

    Unos 2,2 millones de catalanes, lo que supondría un 42% del censo, participaron el 1 de octubre en un referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional de España.

    Un 90% de los votantes dijeron sí a una Cataluña soberana en forma de república, lo que podría derivar en una proclamación unilateral de la independencia en los próximos días.

     Lea también: Referéndum 1-O: "Es una mezcla de sentimientos entre la alegría y la indignación" 

    La jornada electoral se saldó con 893 personas atendidas por los médicos, según el Departamento de Salud catalán; por su parte, el Ministerio del Interior de España mencionó que hay 33 agentes heridos.

    El Gobierno central insiste en que no ha habido referéndum, pero ha invitado a todos los partidos políticos a iniciar el diálogo.

    Tema:
    Cataluña, tras el referéndum (253)

    Además:

    HRW llama a Madrid a abstenerse del uso excesivo de la fuerza en Cataluña
    Un hombre, en estado crítico por la actuación policial en Cataluña
    Diputado suizo: la violencia policial en Cataluña es "una vergüenza"
    Pablo Iglesias dice sentir repugnancia ante la operación policial en Cataluña
    Denuncian el uso de gases lacrimógenos en Cataluña por parte de la Guardia Civil
    Agentes de la Policía española le rompen los dedos a una votante en Cataluña (vídeo)
    Etiquetas:
    referéndum, independencia, Policía de España, Carles Puigdemont, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik