En directo
    Política
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    GINEBRA (Sputnik) — El coordinador humanitario de la ONU para Siria, Jan Egeland, propuso establecer un mecanismo para prevenir bombardeos a la infraestructura humanitaria en el país árabe.

    "Nos urge un sistema de notificación viable para las localidades protegidas que los actores armados respeten", señaló Egeland en una rueda de prensa.

    El funcionario remarcó que debate este asunto desde hace cierto tiempo con Estados Unidos, Rusia y las organizaciones no gubernamentales que operan en el territorio sirio.

    No obstante, el también asesor del enviado especial de la ONU para Siria admitió que algunas agencias humanitarias serían reacias a compartir su localización con los bandos enfrentados.

    Egeland llamó a la coalición estadounidense, al Gobierno sirio y a Rusia a evitar los ataques a las instalaciones civiles.

    A principios de agosto los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos bombardearon un hospital en Al Raqa con fósforo blanco, una sustancia prohibida por la Convención de Armas Químicas.

    Lea más: La coalición internacional ataca con fósforo blanco en la región de Deir Ezzor

    Los cazas de la coalición lanzaron también más de 20 proyectiles sobre ambulancias y generadores eléctricos, según lo denunció la Media Luna Roja.

    En cuanto a los ataques que se produjeron la semana pasada en Hama e Idlib y que dejaron tres empleados médicos muertos, Egeland dijo que la ONU no dispone de información que apunte a los responsables de esos hechos.

    "Debe ser uno de los bandos que realizan bombardeos en Idlib (…) El ataque está relacionado estrechamente con las acciones armadas que Al Nusra lleva a cabo en la zona", puntualizó.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a facciones armadas de la oposición y grupos terroristas como Daesh (autoproclamado Estado Islámico) y el Frente al Nusra (ambos prohibidos en Rusia y otros países).

    Las hostilidades han causado más de 400.000 muertos, conforme a datos de altos cargos de la ONU.

    Además:

    The Times 'se enreda' con el papel de Rusia en Oriente Medio
    La ONU: el número de sirios en zonas sin acceso se reduce a la mitad en 2017
    La ONU llama a plantearse el establecimiento de pausas humanitarias en Al Raqa
    La ONU preocupada por miles de civiles atrapados en Al Raqa
    Etiquetas:
    ayuda humanitaria, ONU, Jan Egeland, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook