19:51 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Elecciones en México (archivo)

    Democracia 2.0: los partidos virtuales se abren camino en América Latina

    © REUTERS / Edgard Garrido
    Política
    URL corto
    0 10

    En el Día Internacional de la Democracia, Sputnik acerca a sus lectores un movimiento que pretende superar el tradicional modelo de participación representativa. Hablamos con representantes del Partido Digital en Uruguay.

    Según Naciones Unidas, el 15 de septiembre es una fecha que debe ser considerada como una oportunidad para examinar el estado de la democracia en el mundo. Este sistema promueve los valores de libertad y respeto a los derechos humanos. Estos ideales se garantizan mediante elecciones periódicas, genuinas y universales.

    Guilherme Canela (Unesco), al centro, y Gabriel Delpiazzo (Agesic), a la derecha, en los estudios de Sputnik en Montevideo.
    © Sputnik / Oleg Vyazmitinov
    Según el Índice de Democracia del diario británico The Economist, el país latinoamericano que mejor se posiciona respecto al cumplimiento de esos ideales es Uruguay, que aparece en el puesto 19 del ránking global.

    Sputnik se contactó con Justin Graside, co-fundador del Partido Digital de Uruguay, quien explicó la necesidad de renovar el tradicional sistema de democracia representativa por uno "más inclusivo". El modelo de sociedad al que apunta el Partido Digital es aquel donde haya un "mayor compromiso ciudadano".

    "Buscamos que se invierta la relación actual donde los políticos tienen el control sobre los ciudadanos. El poder es de la gente. Queremos que todos tengan la posibilidad para votar en los temas que más les interese", dijo Graside.

    El Partido Digital toma como antecedente al Partido de la Red en Buenos Aires, que en 2013 se presentó para la legislatura porteña. Desde esta fuerza proponían que cada uno de sus representantes votaran de acuerdo a lo que se eligiera en la plataforma online. Finalmente no lograron obtener representación pero sembraron una semilla en el país vecino.

    En 2015, en Uruguay Graside y su equipo de colaboradores, técnicos y expertos comenzaron a discutir y evaluar esta nueva forma de participación. Hoy aseguran estar en carrera para la campaña electoral de 2019. Su objetivo es obtener representación en un Parlamento donde hay 99 diputados y 30 senadores. Para obtener un escaño en Diputados necesitan 30.000 votos. Desde el partido aseguran que esa meta, según los sondeos que manejan, es algo viable.

    "Hay una gran crisis de representatividad. En la actualidad votamos a representantes cada cinco años, después no hay vínculo entre los electores y los políticos. Eso genera una distancia muy grande. Internet es una herramienta que permite que la gente participe con más asiduidad, solo hay que diseñar un sistema que lo viabilice", explicó.

    Uruguay parece ser un país propicio para una plataforma electoral de estas características. La República Oriental es el país con mejor conexión en la región, en el que más del 80% de su población tiene acceso a la red.

    Los principales valores del partido que busca ser parte de la vida institucional del país son participación y transparencia. Por eso diseñaron un sistema en donde las ideas de gobierno se deciden de forma colaborativa y abierta en internet.

    Para presentar propuestas al partido se requieren ciertos requisitos. Cualquier uruguayo habilitado para votar puede proponer iniciativas, éstas deben enmarcarse en lo que se entiende por política pública. Luego pasan a votación.

    Las más populares pasan a formar la plataforma de gobierno del partido. "Nuestro esquema se diferencia del partido tradicional que ya viene con ideas predefinidas. Acá empezamos al revés", destacó Graside.

    Para definir posiciones específicas del partido sobre ciertos temas hay que ser un afiliado. Para ello hay que registrarse en la página web y contribuir con una colaboración sugerida de 200 pesos (siete dólares). Esto aporta a la aspiración del partido de obtener financiamiento por medio de pequeñas donaciones, "en vez de recibir enormes sumas de dinero como sucede con otras fuerzas".

    Lea más: ¿Hay más corrupción hoy que antes en América Latina?

    Sin embargo, para penetrar en el ideario político uruguayo aún quedan barreras por superar. El mayor desafío que encuentran es "convencer a la gente de que tienen el poder de cambiar las cosas de la realidad que no les gustan".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    América Latina 2016: año de duros desafíos para los objetivos de desarrollo y democracia
    Diputado boliviano pide respetar la voluntad popular para preservar las democracias
    Cerca de 3.000 expertos analizan en Uruguay la situación de la democracia latinoamericana
    Etiquetas:
    parlamento, Internet, elecciones, democracia, Uruguay