08:34 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Serguéi Lavrov, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia durante su visita a Arabia Saudí

    Los temas clave del encuentro entre los cancilleres de Rusia y Arabia Saudí

    © AP Photo / Saudi Press Agency
    Política
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    YIDA, ARABIA SAUDÍ (Sputnik) — El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y su homólogo de Arabia Saudí, Adel Jubeir, se reunieron en Yida, donde abordaron temas clave de la política internacional y de la cooperación energética.

    Cooperación energética entre Rusia y Arabia Saudí

    El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo que Moscú quisiera llevar a cabo proyectos conjuntos con Riad en el sector de la energía y otros campos prometedores.

    "Las entidades económicas rusas, y lo hemos reiterado a nuestros colegas, tienen interés y están dispuestas a participar en proyectos conjuntos con Riad en el ámbito energético, industrial, agropecuario, de infraestructuras y otros campos prometedores, tanto en Rusia como aquí, en Arabia Saudí", declaró el jefe de la diplomacia rusa tras reunirse en Yida con su homólogo saudí Adel Jubeir.

    Lea también: ¿Qué puede esperar Moscú del nuevo heredero saudí?

    Lavrov se encuentra de visita en Arabia Saudí y, antes de celebrar un encuentro con Al Jubeir, fue recibido por el rey Salman bin Abdulaziz Saud, quien planea visitar Rusia a principios de octubre. 

    En octubre de 2016, los ministros de Energía de Arabia Saudí y Rusia acordaron fomentar la cooperación en tecnología energética incluyendo la creación de empresas mixtas, suministros de equipos, intercambio de tecnología y formación de especialistas en el sector de la energía eléctrica.

    Proceso de paz entre Palestina e Israel

    El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia afirmó, que una de las causas del estancamiento del proceso de paz entre Palestina e Israel consiste en la ausencia de una postura por parte de EEUU.

    "Hay otra causa que debemos nombrar, por el momento EEUU no ha formulado su postura ante el problema palestino-israelí, a pesar del envío de un representante oficial, que ya visitó unas dos veces la región", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    Según Lavrov, el proceso de negociaciones de paz entre Israel y Palestina actualmente se encuentra en un "callejón sin salida".

    El canciller ruso resaltó que Moscú mantiene contactos con todas las partes del conflicto y con el representante especial de Washington y con Tel Aviv, e insiste en la importancia de solucionar el conflicto. 

    Para el diplomático, resulta sumamente importante que el cuarteto de intermediarios en el proceso de negociaciones palestino-israelíes, compuesto por EEUU, la UE, Rusia y la ONU, continúe con su labor.

    "Rusia, en calidad de uno de los integrantes del cuarteto, está interesada en que ese mecanismo no desaparezca, pues la labor del cuarteto se basa en las decisiones de la ONU, reconocidas por todos, y los principios formulados en la iniciativa de paz árabe, que ya mencionamos hoy", subrayó Lavrov.

    El titular de Relaciones Exteriores ruso considera que "apartarse de ese consenso" de la comunidad internacional resultaría "contraproducente y erróneo". 

    Crisis catarí

    El jefe de la diplomacia Saudí, Adel al Jubeir, dijo que su país espera de Catar una postura clara y seria para normalizar las relaciones.

    "Catar es perfectamente consciente de lo que tiene que hacer. Queremos que asuma una postura clara y seria para buscar solución a esta crisis a fin de implementar los principios universalmente reconocidos, a saber, no financiar a los terroristas, no apoyar el extremismo y no inmiscuirse en los asuntos internos", subrayó Al Jubeir.

    El 5 de junio, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos rompieron relaciones diplomáticas con Catar y suspendieron todas las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas con la pequeña monarquía del golfo Pérsico, a la que acusaron de patrocinar el terrorismo.

    Al bloqueo diplomático se sumaron posteriormente varios países más, aliados del cuarteto liderado por Arabia Saudí.

    Para normalizar las relaciones, los promotores del boicot presentaron a Catar 13 condiciones, entre ellas, el cierre de la cadena de televisión Al Jazeera, la ruptura de los vínculos con Irán y con el movimiento de los Hermanos Musulmanes, así como el desmantelamiento de una base militar turca.

    Lea más: Misterios de la crisis de Catar

    El Gobierno de Catar calificó de injustificado el bloqueo diplomático y de inviables las condiciones para levantarlo.

    Situación en Siria

    Rusia y Arabia Saudí coinciden en que creación de zonas de seguridad en Siria es un paso de avance en aras de resolver problemas humanitarios, declaró el ministro de Relaciones Exteriores ruso.

    "Somos solidarios en que la creación de esas zonas de distensión representa un importante paso de avance que ayudará a fortalecer el régimen de cese de los enfrentamientos y a resolver de manera más eficaz los problemas humanitarios de los civiles, creando las condiciones para promover el proceso político, de acuerdo con la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2254", dijo el canciller ruso.

    El jefe de la diplomacia rusa subrayó que Rusia "apoya activamente los esfuerzos de los colegas saudíes encaminados a unir los diferentes grupos opositores sirios" con el objetivo de crear un equipo único de negociaciones, y aseguró que confía en que los grupos opositores "de Moscú, de Riad y de EL Cairo" se unan finalmente para debatir con el Gobierno de Siria en la plataforma de Ginebra. 

    Además el ministro de Exteriores ruso afirmó que las zonas de distensión creadas en Siria son una medida provisional.

    "Se trata de una medida provisional. Ninguno de los países implicados en el acuerdo sobre estas zonas tiene la intención de perpetuarlas, creando por mucho años una especie de enclaves en el territorio de Siria", dijo Lavrov.

    El ministro añadió que la intención es mantener dichas zonas durante un período de seis meses.

    Rusia, Turquía e Irán —países garantes del llamado proceso de Astaná— firmaron a principios de mayo un memorando para establecer en Siria zonas de distensión que buscan poner fin a los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio vigente desde el 30 de diciembre y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

    El pasado 9 de julio se activó la primera zona de distensión en las provincias de Al Quneitra, Suwaida y Deraa, en el suroeste de Siria, fruto de un acuerdo entre EEUU, Rusia y Jordania que se comprometieron a utilizar su influencia en las partes en conflicto para frenar la violencia.

    La primera zona de distensión, fruto de un acuerdo entre EEUU, Rusia y Jordania, entró en vigor el pasado 9 de julio en Al Quneitra, Suwaida y Deraa, suroeste de Siria. La segunda empezó a funcionar el 22 de julio en Guta Oriental, y la tercera, el 3 de agosto en el norte de Homs.

    Lea también: Cómo cayeron los yihadistas en la trampa preparada por Rusia en Siria

    La cuarta zona de distensión debe establecerse en la provincia de Idlib.

    La sexta ronda de consultas internacionales sobre Siria, que debe celebrarse en Astaná el 14 y 15 de septiembre, podría derivar en la delimitación de las zonas de distensión en Guta Oriental, Homs e Idlib, anunció a principios de este septiembre el Ministerio de Exteriores de Kazajistán.

    Además:

    Cuatro países árabes apoyan la posición de Trump sobre la crisis en torno a Catar
    Nace un nuevo 'Ejército Nacional' en Siria
    La oposición armada siria en Idlib y Alepo, dispuesta a dialogar con Rusia sobre la zona de distensión
    Etiquetas:
    encuentro, Adel al-Jubeir, Serguéi Lavrov, Arabia Saudí, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik