Widgets Magazine
En directo
    El lanzamiento de misiles balísticos por Corea del Norte

    "EEUU puede acabar diciendo 'hasta la vista, Seúl'"

    © REUTERS / KCNA
    Política
    URL corto
    31461

    Moscú y Pekín coincidieron en la cumbre de los BRICS en coordinar sus pasos en la crisis norcoreana para no permitir que el caos asole la península. Konstantín Asmólov, politólogo del Instituto del Lejano Este y experto en las dos Coreas, cree que las sanciones no son efectivas y llama a EEUU y a Corea del Sur a dejar de provocar a Pyongyang.

    No solo Putin y Xi Jinping coincidieron en cómo se debe lidiar con la situación en la península coreana. El líder ruso conversó por teléfono con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y ambos resolvieron encontrar una solución política y diplomática a la cuestión de Corea del Norte, algo que es cada vez más difícil mediante sanciones, comenta a Sputnik Asmólov.

    "A las acciones [de Corea del Norte] hay que responder con severas sanciones. Pero ya hemos llegado a un punto en el que solo se pueden imponer clásicos embargos comerciales dirigidos no a limitar las acciones de Pyongyang, sino a provocar una crisis económica en Corea del Norte y a un cambio en su régimen, que es, en última instancia, el objetivo de Estados Unidos".

    En esa dirección no irán ni China ni Rusia, asegura Asmólov, y subraya que los ensayos nucleares norcoreanos coinciden con una seria crisis en la relación entre Rusia y EEUU y entre China y EEUU, algo que reduce las posibilidades de que las potencias coordinen sus acciones.

    Los ensayos nucleares de Corea del Norte, incluyendo el sexto y último, no solo están coincidiendo con el empeoramiento de las relaciones entre Estados, sino también en el tiempo con las maniobras militares entre Estados Unidos, Japón y Corea del Sur cerca de la frontera norcoreana; la principal razón por la que Pyongyang se siente amenazado, subraya Asmólov, y advierte de que EEUU irá hasta el final cueste lo que cueste.

    "Si [los estadounidenses] se ven obligados a escoger entre la perspectiva de un ataque norcoreano en su territorio continental y el futuro de Seúl, pueden acabar diciendo 'hasta la vista, Seúl'", alerta.

    Lea más: Corea del Sur estudia emplazar en su territorio las más poderosas armas tácticas de EEUU

    El Kremlin de Moscú
    © Sputnik / Alexei Druzhinin/Anton Denisov/Russian President Press Service
    La posibilidad de que Estados Unidos termine instalando armas nucleares en Corea del Sur si continúan los ensayos de Pyongyang está sobre la mesa tanto para intimidar a Corea del Norte como para evitar que  Japón y Corea del Sur desarrollen las suyas propias.

    De tratarse del segundo caso, la existencia de armamento nuclear norteamericano en la península podría desestabilizar todavía más la región, opina Lü Chao, experto en las dos Coreas de la Academia de Ciencias Sociales de Liaoning.

    "China podría acabar protestando. Y diría que no solo China. Rusia también podría contemplar la decisión con indiferencia. Que Estados Unidos y Corea del Sur sigan con sus provocaciones no solo hará que la situación se vuelva más violenta en la península coreana. También será una amenaza para todo el norte y este de Asia".

    Además:

    Senador ruso: una solución militar en Corea sería catastrófica
    Solo negocios: cómo la crisis en Corea ayuda a la industria armamentista de EEUU
    Corea del Sur, EEUU y Japón preparan "una respuesta eficaz" a Corea del Norte
    Seúl celebra maniobras con misiles balísticos tras prueba nuclear del Norte
    Pyongyang: Washington y Seúl juegan "con fuego sobre un polvorín nuclear"
    Etiquetas:
    guerra, armas nucleares, sanciones, Corea del Norte, Corea del Sur, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik