En directo
    Política
    URL corto
    121
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú asegura que Washington tratará de intervenir en las elecciones presidenciales rusas en 2018, declaró el viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov.

    "Claro, intervendrá, no hay duda", dijo en una entrevista concedida a medios chinos y japoneses cuando se le preguntó si creía que EEUU podría empezar a injerir en las elecciones presidenciales rusas.

    El vicecanciller subrayó que los rusos ya están "acostumbrados a la intervención estadounidense, vivimos con ella, es lo mismo que las escuchas telefónicas por los servicios secretos estadounidenses".

    Según explicó que para no darse cuenta habría que ser "un completo ingenuo, vivir en otro planeta y no entender nada".

    Destacó que Rusia no considera que exista la obligatoriedad de responder a las sanciones de EEUU.

    "No nos guiamos por una lógica falsa de medidas y contramedidas", dijo en una entrevista con los medios de comunicación de China y Japón.

    El alto diplomático apuntó a que no "es nuestro estilo" responder solo porque "Rusia sufra la presión de fuerzas hostiles" o porque "queden dañados nuestros intereses".

    Barras de oro
    © AP Photo / Michael Probst
    Riabkov indicó que unas 400 empresas y 200 ciudadanos rusos se vieron afectados por las ilegítimas sanciones de EEUU.

    Aunque señaló que Rusia "podría aplicar cualquier medida contra EEUU" porque el derecho internacional ampara el derecho a responder simétricamente pero hacerlo no sería beneficioso para Moscú.

    "Somos conscientes también de que dar estos pasos, sobre todo si son asimétricos, dañarían la seguridad regional y global", explicó.

    Riabkov señaló que incluso en un contexto de sanciones Rusia aún ve posible mejorar las relaciones con EEUU.

    "Seguimos considerando que con la llegada de la Administración (del presidente Donald) Trump hay posibilidades para una cierta mejora de las relaciones ruso-estadounidenses", dijo.

    Al mismo tiempo catalogó de "moderada" la respuesta del país a las sanciones unilaterales de Estados Unidos, en alusión a la reducción del personal diplomático norteamericano.

    "Ha sido una reacción moderada, modesta, a lo que hizo Estados Unidos para socavar los intereses económicos y políticos de Rusia", dijo Riabkov.

    El Gobierno estadounidense encabezado entonces por Barack Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos a contados días del Año Nuevo y clausuró dos propiedades de la embajada.

    Riabkov constató que Moscú no realiza negociaciones con Washington para la devolución de los dos establecimientos.

    "De hecho, es casi nula la posibilidad de recuperar estos bienes sin una decisión del Congreso estadounidense, por eso no mantenemos conversaciones sobre este tema", indicó.

    Según el viceministro, el equipo del Gobierno de Obama y varios políticos crearon nuevas circunstancias en las relaciones entre los dos países que tendrán un impacto negativo durante mucho tiempo.

    "Por eso no auguro conversaciones sobre este problema", remarcó.

    Lea también: ¿Cómo logró Moscú evitar el colapso económico pese a las sanciones?

    Riabkov cuestionó también la decisión de Estados Unidos de limitar la entrega de visados a los ciudadanos rusos.

    "Si (Washington) considera que los contactos con los ciudadanos rusos son tan tóxicos como para impedirlo, entonces debería decirlo", señaló.

    La embajada estadounidense suspendió temporalmente desde este 23 de agosto la entrega de visados de no inmigrantes en sus secciones consulares en Moscú, San Petersburgo, Ekaterimburgo y Vladivostok.

    La tramitación se reanudará el 1 de septiembre únicamente en Moscú.

    "La decisión de la embajada y del Departamento de Estado de restringir la concesión de los visados es precisamente un reflejo de esa política", apostilló.

    El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, calificó como "locura colectiva" las incesantes acusaciones que EEUU dirige a Rusia.

    Le puede interesar: La injerencia en las elecciones de EEUU podría venir… de EEUU

    Recordó, en particular, que Washington imputa a Moscú la injerencia en los comicios presidenciales estadounidenses.

    "No hemos oído ni una explicación clara de eso, solo se habla de contactos rusos de varias personas, de las que algunas ni participaron en la campaña electoral de los Partidos Demócrata y Republicano y otras no son funcionarios de la nueva Administración", dijo Riabkov en una entrevista con medios chinos y japoneses.

    Moscú seguirá observando "este fenómeno político-social bastante interesante, el de locura colectiva", agregó.

    Asimismo, Riabkov afirmó que Rusia y EEUU no están en una nueva guerra fría.

    "No considero que estemos en una nueva guerra fría, pues no hay motivos para una guerra fría en el sentido antiguo, es decir una confrontación de los sistemas e ideologías, una lucha por triunfo de conceptos, no existe tal cosa", dijo.

    No obstante, el vicecanciller indico que Washington busca "dictar su voluntad" a Moscú para cambiar el rumbo político de Rusia, "en particular con el uso de métodos prohibidos".

    Riabkov agregó que Rusia está dispuesta a dialogar con EEUU sobre estabilidad estratégica.

    "Estamos dispuestos a negociar cuestiones de estabilidad estratégica porque Rusia es absolutamente consciente de su parte de responsabilidad por la situación en este ámbito", dijo en una entrevista concedida a medios chinos y japoneses.

     

    El 21 de agosto, la Embajada de EEUU en Rusia informó que desde el 23 de agosto suspende todos los trámites de visados de no inmigrantes.

    Esos trámites se reanudarán a partir del 1 de septiembre, pero solo en el consulado en Moscú, mientras que en el resto de las oficinas consulares estadounidenses en Rusia se mantendrán suspendidos de manera indefinida.

    La Embajada afirmó que la decisión se debe a la reducción del personal diplomático de EEUU en Rusia, impuesta por el Gobierno ruso.

    A finales de julio, la Cancillería rusa exigió al Gobierno estadounidense recortar a 455 personas la plantilla de sus legaciones diplomáticas y consulares en el país para el próximo 1 de septiembre.

    Esa decisión significa que Washington tiene que despedir a 755 personas.

    Moscú, que se abstuvo de responder en diciembre pasado a la expulsión de 35 diplomáticos rusos de EEUU, impuso la restricción en represalia a un nuevo paquete de sanciones contra Rusia.

    Lea más: Moscú vigila la actitud de Washington en cuanto a la propiedad diplomática rusa en EEUU

    La ley fue promulgada por el presidente estadounidense Donald Trump el 2 de agosto e incluye nuevas restricciones a altos cargos rusos por la supuesta interferencia en las elecciones estadounidenses de 2016, acusación que el Gobierno ruso desmintió en reiteradas ocasiones.

    El diálogo sobre Siria

    Rusia y EEUU progresaron en el diálogo sobre el conflicto en Siria, declaró el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov.

    "Últimamente se observan importantes avances en el diálogo con EEUU sobre Siria", puntualizó el vicecanciller.

    Subrayó que la iniciativa de crear zonas de distensión en Siria demostró su eficacia.

    "Ahora vemos que EEUU se implica más en el proceso para estabilizar la situación en las regiones de Siria basándose en las zonas de distensión (…) esta participación la consideramos muy productiva", afirmó Riabkov.

    A principios de mayo Rusia, Turquía e Irán anunciaron la creación de cuatro zonas de distensión en Siria para cesar los enfrentamientos armados entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio vigente desde el 30 de diciembre y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

    Para la fecha, en Siria funcionan tres zonas de distensión, en las provincias de Al Quneitra, Suwaida y Deraa, en Guta Oriental y al norte de la ciudad de Homs.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    Lea más: EEUU no logrará derrotar a Rusia en Siria

    Las hostilidades causaron entre 300.000 y 400.000 muertos, según estimaciones de la ONU. 

    Sistemas Aegis Ashore en Japón

    Rusia está preocupada por los planes de Japón de emplazar en su territorio un sistema Aegis Ashore, la versión terrestre del sistema antiaéreo estadounidense Aegis, declaró el viceministro ruso de Exteriores.

    "Tenemos una seria preocupación al respecto y la trasladamos a nuestros colegas japoneses", manifestó el vicecanciller ruso en una entrevista con medios chinos y japoneses.

    En Japón hay ya desplegados buques equipados con un sistema Aegis y con misiles SM-3 capaces de interceptar misiles en el espacio.

    El país asiático cuenta además con lanzaderas Patriot PAC-3 destinadas a interceptar misiles en la atmósfera.

    Además: Nuevo canciller de Japón pide un enfoque flexible en relaciones con Rusia

    Sin embargo, debido al desarrollo de las tecnologías de misiles en Corea del Norte, Japón está considerando adquirir también un sistema Aegis Ashore, de base terrestre.

    Sanciones contra Corea del Norte

    Las sanciones contra Corea del Norte no pueden ser aprobadas hasta el infinito, por si solas, sin un diálogo, no llevarán a resultado alguno, expresó Serguéi Riabkov.

    "No pueden ser impuestas hasta el infinito, porque el objetivo de las sanciones debe ser alcanzar resultados bien concretos, en este caso que Pyongyang cambie su conducta en la esfera nuclear y de misiles", apuntó.

    El alto diplomático señaló que "observamos en que en esta línea de trabajo del Consejo de Seguridad (de la ONU) falta un ingrediente clave, específicamente el ingrediente del diálogo y la política, ya que por sí solas las sanciones no conducen al resultado buscado".

    "Ellas no pueden por sí mismas cambiar la realidad, como no pudieron cambiar la realidad, en particular, en el caso del programa nuclear iraní", añadió.

    Según Riabkov, la ONU debería dedicarse de un modo más activo a la solución política de la situación en torno a Corea del Norte.

    "Lo que es necesario hacer ahora para que surjan las premisas para un consenso político, incluyendo entre Pyongyang y Washington, es un tema aparte, y el Consejo de Seguridad evidentemente no está cumpliendo con su trabajo en esta esfera", subrayó.

    En los últimos meses se han incrementado considerablemente las tensiones en la península de Corea, tras la perseverancia de Corea del Norte en desarrollar armas nucleares y misiles balísticos, el emplazamiento del sistema de defensa antimisil estadounidense THAAD en Corea del Sur y las periódicas maniobras militares de Seúl y Washington en la región.

    A mediados de este mes, Corea del Norte amenazó con disparar sus misiles hacia la isla estadounidense de Guam, aunque el líder norcoreano dio a entender más tarde que el plan de ataque se pospone a la espera de que EEUU dé pasos hacia la distensión.

    Lea más: Corea del Norte revela cuándo desarrollará su plan para atacar Guam

    Por su parte, Trump, quien en un principio amagó con "fuego y furia" a Pyongyang y advirtió que las opciones militares ya están preparadas, calificó de sabia la decisión del dirigente norcoreano.

    En lo que va de año, Corea del Norte llevó a cabo 11 pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de dos supuestos misiles intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de EEUU.

    Lea más: La verdad oculta sobre la Flota submarina de Corea del Norte

    En 2016, Pyongyang realizó más de 20 ensayos de misiles balísticos, además de la cuarta y la quinta pruebas nucleares, pese a las prohibiciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Además:

    Moscú tilda de escandalosas las nuevas sanciones de EEUU
    Rusia empieza a elaborar las medidas de respuesta a nuevas sanciones de EEUU
    Los sistemas de defensa antimisiles a lo largo del mundo
    Etiquetas:
    injerencia, elecciones, sanciones, Serguéi Riabkov, Corea del Norte, Siria, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook