En directo
    Política
    URL corto
    240
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, aseguró que no renunciará a su cargo a pesar de las tensiones registradas al interior del Gobierno, que confirman un distanciamiento entre el funcionario y el presidente Lenín Moreno.

    "No, nunca (renunciaré); yo fui elegido para cuatro años (y) cumpliré mi mandato", dijo Glas en una entrevista con el portal de noticias Ecuadorinmediato al ser cuestionado sobre si ha considerado dimitir tras las críticas que realizara contra Moreno.

    En el texto, el vicepresidente realizó observaciones a la labor del mandatario y se alineó con las críticas que hiciera el mismo día desde Bélgica el expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien insinuó además que se desafilaría del partido gobernante Alianza País en caso de que Moreno no se rectifique.

    Sin embargo, Glas sostiene que no ha "atacado al presidente" y que tiene "la tranquilidad de haber tratado estos temas con él en reuniones privadas y en (el) buró político".

    Más aquí: Ecuador alista presupuesto anual austero para ajustar el déficit fiscal

    Los asuntos que causaron fricciones tienen que ver con un supuesto pacto al que habría llegado el jefe de Estado con partidos de la oposición y con la aparente entrega "a la derecha" de los medios de comunicación públicos.

    Asimismo, Glas criticó las revelaciones que hiciera Moreno días atrás sobre la deuda pública, que ascendería a más de 41 mil millones de dólares debido al "desmesurado" manejo económico de la administración de Correa.

    A decir del vicepresidente, estos cálculos serían falsos y no tendrían ningún sustento técnico, por lo que enfatizó en que lo único que pide es la verdad.

    "No se pueden manosear las cifras nacionales, eso produce inestabilidad y yo sí voy a defender la década ganada de Rafael Correa Delgado", aseguró.

    Glas está consciente de que el enfrentamiento con Moreno podría traerle consecuencias, y dijo que "a lo mejor" lo retiran de su cargo.

    "No lo sé", reconoció.

    Lea también: Vicepresidente de Ecuador declara ante fiscalía por caso Odebrecht

    Además, habló de su retiro político y anunció que este se concretará en el 2021, cuando termine sus funciones, porque aclaró que está en el cargo "por pedido de Lenín".

    Asimismo, adelantó que va a recibir "ataques" que se estarían fraguando desde la Contraloría del Estado a partir una auditoría que esta institución hará de la deuda pública durante la época de Correa, que podría derivar en señalamientos a exfuncionarios y colaboradores del expresidente.

    Hasta el momento, el jefe de Estado no se ha pronunciado sobre su relación con Glas ni las decisiones que tomará al respecto, especialmente después de que saliera a la luz un audio de un delator de Odebrecht que vincula al vicepresidente con la red de sobornos, pero que el propio Glas ha desestimado.

    Según el funcionario, la delación hecha por José Conceição Santos Filho, quien fue directivo de Odebrecht en Ecuador, tiene el único afán de incriminarle.

    Además:

    Oposición ecuatoriana pide juicio político para vicepresidente por caso Odebrecht
    Vicepresidente de Ecuador: Odebrecht no ofreció coimas
    Ecuatorianos preocupados por situación económica y corrupción en el país
    Etiquetas:
    gobierno, tensión, Jorge Glas, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook