En directo
    Política
    URL corto
    La controversia acerca de las nuevas sanciones antirrusas de EEUU (111)
    103
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Jack Matlock, embajador de EEUU en la Unión Soviética entre 1987 y 1991, no descartó que el Gobierno de su país exija la disminución del personal ruso en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

    En una entrevista concedida al periódico Nezavisimaya Gazeta, el exembajador subrayó que la cantidad de empleados es directamente proporcional a los contactos que se planean mantener entre los dos países.

    "Se necesitan diplomáticos si avanza la cooperación en el sector del comercio, la actividad empresarial, la colaboración entre las fuerzas de seguridad y el intercambio estudiantil y cultural", señaló al destacar que no hace falta personal si no se planea ninguna cooperación.

    Además sostuvo que la labor de la misión diplomática dependerá de los próximos sucesos.

    "Si los empleados pueden trabajar como contratistas sería una salida fácil pero si eso está prohibido, dañará seriamente las posiciones de Rusia en Estados Unidos y, por consiguiente, alterará los acuerdos bilaterales", sostuvo.

    Matlock recordó que durante la Guerra Fría la presencia de la delegación soviética en la ONU irritaba a Washington porque sospechaban que espiaba.

    En diciembre de 2016, el Gobierno encabezado entonces por Barack Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos con el argumento de que estaban vinculados al espionaje y embargó dos propiedades rusas en territorio estadounidense.

    Lea más: ¿Están EEUU y Rusia al borde de una guerra de visados?

    Casi siete meses después Moscú respondió con la clausura de un chalé y unos depósitos que usaban los diplomáticos estadounidenses.

    Además la Cancillería rusa exigió al Gobierno estadounidense recortar a 455 personas la plantilla de sus legaciones diplomáticas y consulares en el país para el próximo 1 de septiembre.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, confirmó el 30 de julio que como resultado Washington tendrá que despedir a 755 personas.

    El Congreso de EEUU aprobó la semana pasada un controvertido proyecto de ley que contempla un nuevo paquete de restricciones contra Rusia por su presunta intromisión en las elecciones presidenciales de 2016, una acusación que Moscú desmintió en reiteradas ocasiones.

    El presidente norteamericano, Donald Trump, tiene plazo hasta la próxima semana para promulgar o vetar la polémica iniciativa.

    La normativa deja la puerta abierta a las sanciones contra las compañías europeas por colaborar con las empresas rusas en el sector energético, en concreto en el proyecto Nord Stream 2 que prevé el tendido de dos tuberías de gas con capacidad para 55.000 millones de metros cúbicos anuales desde la costa rusa hasta Alemania por el fondo del mar Báltico.

    En la mira estarían los cinco gigantes energéticos europeos ENGIE, OMV, Shell, Uniper y Wintershall que a finales de abril firmaron sendos acuerdos con la compañía rusa Gazprom para financiar el 50% de la infraestructura, evaluada en 9.500 millones de euros.

    Tema:
    La controversia acerca de las nuevas sanciones antirrusas de EEUU (111)

    Además:

    "La ONU discute resolución sobre consecuencias de sanciones"
    Moscú espera que Trump aclare su posición respecto a las sanciones antirrusas
    "Será un error fatal": advierten a EEUU sobre la aplicación de más sanciones antirrusas
    "Sanciones antirrusas confirman que EEUU trata a sus aliados como vasallos"
    Etiquetas:
    relaciones diplomáticas, sanciones, ONU, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook