En directo
    Política
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    TOKIO (Sputnik) — EEUU retornó a Japón cuatro hectáreas o 0,8% del territorio que ocupa su base aérea en Okinawa, informa la agencia local Kyodo.

    La base Futenma con una extensión de 481 hectáreas se sitúa en el centro de la ciudad de Ginowan cerca de viviendas, colegios, hospitales y representa un peligro para la población.

    El acuerdo para la devolución de las tierras fue alcanzado en diciembre de 2016.

    Las autoridades de Ginowan prevén construir en esa franja devuelta de dos kilómetros una carretera en 2019 tras verificar que no esté contaminada.

    El Gobierno nipón llegó a un trato con los estadounidenses para reubicar la base Futenma en la localidad de Henoko donde se sitúa otra instalación militar o construir en este lugar una nueva pista de aterrizaje.

    Sin embargo, el gobernador de la prefectura de Okinawa, Takeshi Onaga, rechazó la propuesta e insiste en la retirada de la base aérea Futenma a otras regiones del país.

    La titular del Ministerio de Defensa de Japón, Tomomi Inada
    © Sputnik / Alexander Tcherbak ITAR TASS POOL

    Hace dos décadas el Ejecutivo japonés aprobó el cierre de las base militar estadounidense en Ginowan.

    Al principio se suponía trasladar la instalación fuera de la prefectura, pero luego se decidió moverla dentro de la isla y construir un nuevo recinto en Henoko.

    Onaga durante su campaña electoral prometió revocar los planes de su antecesor sobre la construcción de la base aérea.

    La prefectura de Okinawa ocupa el 0,6 por ciento del territorio de Japón, pero acoge el 74 por ciento de las instalaciones militares de EEUU en el país y más de la mitad de sus efectivos: 25.800 uniformados y 19.000 familiares y otros civiles.

    Además:

    Los habitantes de Okinawa protestan contra una nueva base de EEUU
    ¿Contra quién?: Washington derrocha dinero para expandir su influencia en Asia
    Etiquetas:
    Okinawa, Japón, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik